Youtuber documenta crianza de lechón por 100 días, y al final se lo come

Durante 100 días, un youtuber japonés documentó el crecimiento de un lechón en docenas de videos que subió a la plataforma. Eventualmente lo sacrificó, cocinó y comió frente a la cámara. La escabrosa historia empieza en mayo de este año, cuando el japonés abrió un canal en YouTube titulado «Comiendo cerdo después de 100 días». El objetivo de este emprendimiento, como su nombre lo sugiere, era criar un lechón durante 100 días antes de cocinarlo y comerlo.

Comiendo cerdo después de 100 días(1)

Comiendo cerdo después de 100 días.

El concepto resultó lo suficientemente atractivo como para generar más de 100 mil suscriptores. Sin embargo, pocas personas creían que el hombre tras el proyecto realmente cumpliría su promesa. Después de todo, ¿qué clase de mente enferma mataría y comería a un adorable lechón que se ganó el corazón de tantas personas alrededor del mundo? En el transcurso de los últimos tres meses, el responsable de «Comiendo cerdo después de 100 días» subió a la plataforma de video más popular del planeta material abundante.

En estos videos se le observaba tratando a lechón como mascota: bañándolo, jugando con él, alimentándolo e incluso permitiendo que durmiera en su regazo. Aunado a esto, la adorable música de fondo hizo aún más difícil de creer que el youtuber pudiera matar y comer a un animal que crio con tanta dedicación durante 100 días. Cuando el plazo se cumplió, los suscriptores de «Comiendo cerdo después de 100 días» recibieron una perturbadora notificación.

Aquel tintineo alegre que adornó los videos en el pasado fue sustituido por una pista de piano que transmite mucha tristeza. En las escenas se observa al propietario llevando el lechón al matadero, de donde sale con una caja de cartón que contiene el cuerpo del animal. Peor aún, el hombre se da tiempo para sazonar la carne antes de asarla en una parrilla al aire libre y finalmente comerla.

Junto a la jaula de metal que solía contener al cerdo, el hombre encendió una vela en su memoria. Además, recordó a través de varios clips de video la peculiar alegría del animal. Evidentemente, la conclusión de la escabrosa historia enfureció a la mayoría de los suscriptores. Tras el polémico video, los visitantes llenaron el canal con comentarios negativos, acusaron al hombre de crueldad animal y solicitaron la intervención de las autoridades.

¿Experimento social o engaño?

Obviamente, una minoría apoyó las acciones del hombre argumentando que la gente mata y se alimenta de cerdos todo el tiempo. Además, no hacía más que cumplir con el plan original. Pero la polémica no termina allí. Después que el controversial video alcanzara las 3.4 millones de reproducciones en YouTube, el autor del canal subió nuevo material revelando que el lechón original estaba vivo. Aparentemente, se trataba de un montaje para que las personas reflexionaran sobre el destino de los animales que habitualmente usamos como alimento.

Sin embargo, la multitud enardecida no se tragó el cuento del final feliz. Muchos usuarios acusaron que el propietario del canal «Comiendo cerdo después de 100 días» sustituyó al lechón por otro tras la polémica. Como una forma de guardar las apariencias y evitarse mayores problemas. Aquí no emitiremos juicio alguno, pero sus seguidores parecen convencidos de que su lechón favorito sigue disfrutando de una buena vida en algún lugar de Japón.

Pese a esto, al hombre le llovieron críticas por el método tan inescrupuloso que empleó para llamar la atención. Aunque el tema genera mucha polémica, algunas escuelas emplean el concepto como un método doloroso para enseñar a sus pupilos el valor de los alimentos. Literalmente, obligan a los alumnos a criar animales y encariñarse con ellos, para después sacrificarlos y comerlos.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

7 comentarios en «Youtuber documenta crianza de lechón por 100 días, y al final se lo come»

  1. Vi los ultimos videos , antes del supuesto sacrifio y los que subio despues de la polémica, para tratar de identificar algun rasgo distintivo del cerdito y me da la impresion que si es el mismo (osea no lo mato) la seña mas identificable es una mancha cerca del ojo (parpado) izquierdo, claro, esto lo digo tras un “analisis” muy superficial y rapido, ahora bien en cuanto al tema y en caso de si haberlo sacrificado de verdad a mi me parece un acto de crueldad y muy poco humano, no me malinterpreten que a mi me encanta la carne , a lo que me refiero es que esto me es muy similar a si me comiera a mi perro , ya que el tipo tal cual tenia al cerdo como mascota y existe una clara diferencia entre animales mascota y animales destinados y criados desde el momento de su nacimiento para consumo humano, aunque claro aqui ya entran otros factores como la moralidad, afecto/apego emocional, vamos, la llamada humanización animal

    Responder
  2. es muy interesante como las personas pueden ofenderse por algo que pasa todos los dias, y que incluso forman parte, me recuerda al episodio de south park donde matan terneras y se preguntaban porque les dicen asi, y es que si les dijeran «vacas bebes» nadie las comeria xD, muchos de nosotros no comeriamos los animales si convivieramos con ellos

    Responder
    • Me parece que lo «inescrupuloso» o «cruel» no viene del propio hecho de haberlo matado y haberlo comido. Como bien dices, muchos disfrutamos la carne. El hecho que resulta reprobable hasta para muchos que comen carne, es precisamente que, habiendo hecho una primera distinción para cuidarlo y criarlo como mascota, se haya ido hasta el otro extremo para matarlo, cocinarlo y devorarlo.

      Cualquier persona con sus facultades mentales intactas puede ver la gran dicotomía que esto planeta, como bien mencionas, cualquier persona que conviviera y se encariñara con los animales que consume (y peor si tuvieran que matarlos ellos mismos) muy probablemente rechazarían consumirlos, pues ya no existe esa brecha que separa a los animales que serán nuestra comida de los animales que nos muestran inteligencia y ternura. A final de cuenta lo reprobable es que, muy probablemente, este japones es incapaz de sentir la más mínima empatía ni honor (porque si, hasta para esto existe un código de honor, nadie o casi nadie pone nombre a una res que sabes que está por morir), por lo tanto el japonés lo disfrutó, disfrutó criarlo y verlo como una mascota a su cuidado y luego disfrutó «violar» ese acuerdo tácito y matarlo y comerlo.

      Responder
  3. No veo la falta, crió un animal para comerlo, ¿Que hay de malo en eso? Criamos gallinas, chivos, vacas para consumirlos en un día especial. No le veo la controversia

    Responder
  4. El mensaje es claro.
    Los lechones, cerditos, puerquitos, cochinitos, chanchos son amigos, no comida, como diría Bruce en Buscando a Nemo.

    La única solución es el Canibalismo.

    Responder

Deja un comentario