Una mujer solía dormir con su serpiente, lo que le dijo el veterinario es aterrador

La siguiente historia se publicó originalmente en el Facebook de Chris Planer. La veracidad de los acontecimientos está en duda, pero creemos posible que así haya sucedido, pues muchas personas suelen criar serpientes como si fueran perros, y estos animales poseen un instinto salvaje muy bien arraigado. De cualquier forma, obtendremos un valioso aprendizaje. Vale la pena seguir hasta el final.

Una mujer tenía una serpiente como mascota que simplemente adoraba.

serpiente fondo verde

La serpiente solía dormir con su dueña en la cama todas las noches, y yacía sobre todo el cuerpo de la mujer.

Hasta que cierto día, la serpiente dejó de alimentarse. Creyendo que algo andaba mal, la mujer llevó al animal con el veterinario.

“¿La serpiente ha pasado las noches con usted o se ha situado muy cerca, siempre estirándose bastante?”, preguntó el veterinario.

La mujer respondió que sí, que eso era cosa de todos los días. La serpiente se arrastraba encima de ella y se estiraba de la cabeza a los pies. Ella se lo permitía pues creía que hacía sentir bien al reptil.

piton descansa brazos mujer

Señora, su serpiente no está enferma, ¡se está preparando para comérsela a usted! Se ha medido todos estos días para ver si ya creció lo suficiente como para devorarla. El hecho de que ya no quiera alimentarse, es por qué está haciendo espacio para digerirla”, le explicó el veterinario.

 

Amigos, ¡qué miedo! Eviten dormir con serpientes. No parece nada seguro. Son animales y no tienen culpa alguna si recurren a sus instintos naturales.

Aunque podemos aprender un poco más de esta historia: debes aprender a reconocer las víboras que andan por ahí. Solo porque una persona se muestre cercana, afable y duerma en tu cama, no significa que sus intenciones sean buenas.

A veces, solo queremos hacer un bien y terminamos colocándonos muy estúpidamente en situaciones riesgosas, sin darnos cuenta. Dejamos que personas mal intencionadas se aproximen demasiado, pues pensamos que son de buen corazón y desean algo bueno para nosotros. Mantente atento a las serpientes que se te acercan todos los días, quizá se estén preparando para devorarte.

27 Reacciones

Hacer comentario