Enigmas y misterios

Triángulo de Alaska, un lugar de numerosas desapariciones

El Triángulo de las Bermudas posee una siniestra fama debido a las múltiples desapariciones, aparentemente sin explicación, que ha provocado a lo largo de la historia. Sin embargo, existe otro triángulo en Alaska que también estaría relacionado a la desaparición de miles de personas.

Paisaje alaska

Esta zona se ha hecho popular como Triángulo de Alaska, una vasta extensión de tierra conformada por tres puntos que van desde Borrow al norte del estado, Anchorage en el oeste y Juneau en el litoral del sur. En esta zona geográfica es posible encontrar altas montañas rocosas cubiertas de nieve y hielo, enormes bosques y gigantescas áreas de tundra. Pero, aunque parece el lugar ideal para los amantes de la aventura, aquellos que han escuchado las historias sobre este sitio prefieren evitar el riesgo.

Misteriosas desapariciones en Alaska.

De acuerdo con los registros que lleva Alaska desde el año 1988, los casos de desapariciones en el triángulo ya suman más de 16,000 – un número bastante absurdo para un lugar tan relativamente desolado. Lo siniestro del tema es que a pesar de la cantidad de desapariciones, los equipos de rescate rara vez encuentran restos de los aviones.

Triángulo de alaska,

Y las personas que desaparecen en este lugar no sólo son aventureros mal equipados para hacer frente al traicionero Triángulo de Alaska. Varias aeronaves que sobrevolaban esta zona desaparecieron sin dejar rastro. El caso más horrendo fue el de un avión militar que transportaba a 44 pasajeros en 1950, simplemente desapareció del mapa y jamás lo volvieron a localizar. En la década de 1990 se suscitó el caso de un Cessna 340 que transportaba al piloto y otros cuatro pasajeros, tampoco los volvieron a ver.

Un caso muy popular en la región fue el de un político llamado Hale Boggs que en 1972 sobrevolaba la región en medio de una campaña electoral. Desapareció sin dejar rastro mientras iba de Anchorage a Juneau. En la operación de búsqueda, que se extendió a lo largo de 40 días, participaron 90 vehículos aéreos entre aviones militares y civiles. El equipo de rescate rastreó un área de más de 80 kilómetros cuadrados y jamás se encontró rastro alguno del Cessna donde viajaba Boggs.

Un terreno complicado.

Si te estás preguntando cómo es posible que aeronaves de este tamaño desaparezcan de esta manera, como si se las hubiera tragado la tierra, debes saber que una de las teorías se apoya en esta idea. Algunas personas argumentan que cuando un avión llega a caer en el Triángulo de Alaska, el accidentado terreno no sólo contribuye a que la aeronave se destruya por completo, sino que también, dependiendo del lugar del accidente, los impactos pueden desencadenar avalanchas que terminan sepultando los restos de las aeronaves y a las víctimas.

Anchorage

Paisaje al sur de Anchorage.

Por si fuera poco, la región presenta una enorme cantidad de zonas glaciares: extensiones de hielo repletas de fisuras y cámaras subterráneas que con toda facilidad podrían “tragar” cualquier cosa que cae sobre ellas. Sin embargo, estas teorías no pueden explicar las miles de desapariciones que aparentemente se han registrado en el área.

La leyenda de los Kushtakas.

Nutria en el agua

Otra explicación apunta a que los Kushtakas son los responsables del misterio – y, sin lugar a dudas, esta es la explicación más genial. De acuerdo con el folclor local, los Kushtakas serían el equivalente a sasquatch o el abominable hombre de las nieves.

Los pueblos indígenas describen a los Kushtakas como híbridos entre humanos y nutrias, de personalidad maligna y que suelen atraer a sus víctimas a los márgenes de un río para rasgar su carne y convertirlas en nuevos Kushtakas. Curiosamente, si se han suscitado 16,000 desapariciones en las últimas tres décadas en esta zona de Alaska, debería existir un ejército de hombres-nutria acechando en algún lugar. Como los Caminantes Blancos de Game of Thrones.

4 comentarios

Hacer comentario

Send this to a friend