Teoría: Toy Story 3 es una metáfora del Holocausto

Una popular teoría reinterpreta la trama de esta película infantil y traza paralelos entre la situación de los juguetes y la comunidad judía durante la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con esta teoría, elaborada por un grupo de fans en los foros de Reddit y que alcanzó a las redes sociales, Woody y compañía representan a los judíos.

toy story sosteniendose las manos

Apenas inicia esta película animada, los personajes se dan cuenta que su comunidad ha empezado a disminuir: algunos juguetes fueron donados, otros escaparon (los soldaditos de plástico) y, el resto, no tiene otra opción que esperar para conocer cuál será su destino. Lo mismo sucedió con la comunidad judía en Europa a medida que el nazismo adquiría fuerza y la represión aumentaba.

 

Un transporte infernal.

toy story 3 caja a sunnyside

Sin embargo, las semejanzas no terminan aquí. En la película, los juguetes son llevados a la guardería en una caja oscura y apretada – como los vagones en los trenes de carga que transportaban a las víctimas a los campos de exterminio dirigidos por los nazis. Durante el viaje, el comportamiento de los personajes también evoca al de los judíos en esa situación: Buzz está convencido de que lo importante es mantenerse unidos, Barbie llora desconsoladamente y Woody quiere escapar.

 

“El trabajo libera”.

sunnyside

La guardería es una alegoría a los campos de concentración: un ambiente cerrado, fuertemente vigilado, con reglas estrictas pero de una apariencia inicial benévola. De la misma forma que los judíos, Woody y compañía fueron obligados a realizar trabajos forzados y muchas veces tratados de forma violenta (por los niños del preescolar). Y, así como los guardias nazis elegían a sus “protegidos” (generalmente mujeres bellas), Ken empieza a “cuidar” a Barbie, evitándole ciertos sufrimientos.

 

El fin.

toy story 3 escena fuego

En el clímax de la película, Woody y el equipo por poco y son incinerados en un horno gigante – el método favorito de los siervos de Hitler para deshacerse de los cadáveres de los prisioneros asesinados.

Al final, los juguetes logran escapar y van a vivir a un nuevo hogar. Lo mismo que sucedió con la comunidad judía, pues tras el fin de la Segunda Guerra Mundial se establecieron en otros países, como Israel y los Estados Unidos.

21 Reacciones

Hacer comentario