Solomon Linda: la historia que “El rey león” no quiere que sepas

Hasta cierto punto, es lógico que un fanático celebre cuando una de sus películas favoritas termina recaudando una fortuna en taquilla. Un buen lucro no sólo es el reconocimiento de un trabajo bien hecho, también garantiza secuelas de la historia y/o nuevas sagas en los cines. ¿Imaginas lo diferente que hubieran sido las cosas si Iron Man: el hombre de hierro hubiera fracasado en 2007? El fracaso habría sido colosal y en Marvel habrían asimilado que el gran público aún no estaba preparado para sus superhéroes. Pero fue un éxito, y generó un efecto dominó que ha llegado hasta Infinity War y Endgame.

solomon linda

Sin embargo, es imposible negar que el nerd promedio se ha convertido en una especie de ente deslumbrado que trata a la cultura pop de una forma infantil y grotesca. Le parece ridículo que algún cineasta manifieste su inconformidad por la falta de espacios en la industria, y niega de todas las formas posibles que un estudio posea el monopolio del entretenimiento.

No ve problema alguno en el statu quo, incluso apoya el hecho de que Disney compre absolutamente todo lo que se le pone enfrente, hasta gracia le hace. Pero, se niega a analizar el argumento de un director de cine que muestra preocupación por este arte. Sin embargo, promover la reflexión en un ser que se pone colérico cuando alguien afirma que Capitana Marvel es más fuerte que Thor, sinceramente es pedir peras al olmo.

Pero, la cultura pop todavía conserva sueños, encanto, reflexión e inclusión, aunque un simple scroll en cualquier red social nos haga creer que no es más así. A muchos nos genera una profunda pena descubrir que un producto de este medio que nos ha dado tantas alegrías oculta historias terribles, revelando ese lado perturbador de la gran industria del entretenimiento. Eso es lo que muestra la octava entrega de Remastered, en un capítulo titulado “The Lion’s Share.

Solomon Linda.

El proyecto consiste de múltiples documentales de investigación presentados por Netflix donde se revelan las historias que la música no quiere contar, pero este episodio que aborda la historia de Solomon Linda es un uppercut directo a las gónadas de los que se pasan la vida defendiendo a las grandes corporaciones y los estudios monopólicos.

hijas de solomon linda

Solomon Linda fue un músico sudafricano que, como muchos otros artistas, pereció sin cosechar los frutos de su esfuerzo. Es el autor de la canción Mbube, la versión original de The Lion Sleeps Tonight que se hizo mundialmente famosa por ser la banda sonora de El rey león. El documental es una revelación sobre el hábito descarado que países como Estados Unidos tienen de tomar no sólo los recursos humanos y ambientales de África, sino también de apropiarse de elementos culturales.

La historia sobre cómo el arte de Solomon terminó en manos de las casas productoras gringas no es tan rara como parece: se aprovechan de los orígenes, le añaden una pisca de fetichismo blanco con el que lo hacen pasar por “subcultura” y entonces se olvidan de aquellos que merecían todo el reconocimiento. En algún punto del documental, una de las hijas de Solomon Linda dice: “es triste enterarse de que mientras El rey león ganaba millones con Mbube, las hijas del compositor no tenían ni para comer”.

Así se ve el lado siniestro de la cultura pop: en la cúspide asecha la gran industria que busca lucro por encima de todo y de todos. Nuestros sueños más nobles tienen dueños, y estos pueden hacer lo que se les antoje con ellos.

  • josepo Jun 3, 2019 Responder

    Lo mismo paso con COCO, disney fue a robarse la imagen de un puedo la altero le metio mas setimientos(experto en hacer eso) para que la gente chillara, le prometio algo (ni siquiera era dinero) a la señora de lacual saco a coco y luego, gano millones y luego los abandono, pero el problema no es ese, es la gente que le gusta consumir eso.

    • Trapizomba Jun 5, 2019 Responder

      ¿Tienes alguna fuente para espaldar tu comentario?
      Porque me pareció muy interesante

  • Tenoch Jun 4, 2019 Responder

    Malditos gringos, ¿cuando les vamos a echar de las tierras que nos pertenecen?

  • Dioscuervo Jun 4, 2019 Responder

    Este artículo está muy maleado. Si bien Disney no es nada ningun angelito, esta rola es famosísima desde la década de los 50’s, con la agrupación The Tokens. Que tiene que ver Disney ahí? Ellos usaron la traducción al inglés, y resulta que quien hace una versión de una canción en otro idioma (por ejemplo, esta canción está originalmente en zulú, y los Tokens la tradujeron al inglés), se vuelve el dueño de esa traducción. Así que no hay ninguna injusticia aquí.

    • Juan Carlos Morán García. Jun 7, 2019 Responder

      Es verdad, de hecho, no ubicó la canción en la pelicula, si hubo injusticia fue de parte de este grupo que no le dió crédito a su autor, ni compartió lo obtenido con el éxito de la canción, es probable que Disney haya compartido las regalías con quien poseía los derechos de la canción, sin saber que era un plagio. Un caso parecido fue el de Juventino Rosas, que su vals, Sobre las Olas, generó riqueza para otros, incluso, hubo europeos que se adjudicaron la autoría,

  • maquinangel Jun 7, 2019 Responder

    Sería interesante saber si Solomon hizo el papeleo para los derechos de autor, aunque lamentablemente para las grandes compañías, nada las detiene. Algo similar le paso a Armando Manzanero con su canción de «Somos novios», un gringo le puso letra y después lo demando, también esta interesante esa historia.

    No defiendo a nadie, pero tanto como apropiación cultural, se me hace muy aventurado. También México hace Hot dogs a su manera, hace tacos arabes a su manera y tantas otras cosas más, no creo que nos hayamos apropiado nada de manera injusta.

Comentar