La siniestra historia que inspiró el cuento de Hansel y Gretel

La historia de Hansel y Gretel figura entre los cuentos de hadas más populares y queridos de todos los tiempos. Después de todo, la enseñanza para los pequeños es que no se debe confiar en los extraños y los peligros de consumir las golosinas que ofrecen. Sin embargo, ¿sabías qué esta historia infantil estuvo inspirada en un acontecimiento real y siniestro?

casa arquitectura alemana siglo xvii

Los hechos de la vida real, al igual que la fantasía, culminaron con una panadera quemándose en su propio horno tras ser empujada por Hansel, con la complicidad y ayuda de su hermana, Gretel. Sin embargo, hasta aquí llegan las similitudes. Conoce más sobre esta trágica historia de pasión, brujería, muerte y pan de jengibre que inspiró el famoso cuento de hadas de Hansel y Gretel.

Katharina Schraderin, una panadera exitosa.

A comienzos del siglo XVII, en la región montañosa de Alemania habitaba Katharina Schraderin, una mujer que había ganado fama y respeto en la región por preparar un pan exquisito. En cada feria y mercado que se instalaba en las inmediaciones de Núremberg, la panadera acudía a ofrecer sus productos. Aunque sus galletas y pasteles eran muy deseados en la región, su especialidad era el pan de jengibre. Muchos trataron de imitar su receta, pero Katharina supo guardar el secreto.

En 1618, en Núremberg, la afamada panadera conoció a un caballero llamado Hans Metzler. Hans, panadero de profesión, se dio cuenta que cada vez que Katharina iba a la ciudad a ofrecer su repostería, las ventas bajaban considerablemente. La gente prefería los productos horneados por la mujer, pues aseguraban que eran más sabrosos. Hans anhelaba descubrir las recetas e ideó un plan muy atrevido: cortejar a Katharina.

pan de gengibre
El pan de jengibre de Katharina Schraderin era muy buscado por los locales.

La llenó de cumplidos y la conquistó con pequeñas muestras de amor fingido, y al poco tiempo le propuso matrimonio. Hans creía que al desposar a Katharina, ésta por obligación tendría que compartir sus recetas. Sin embargo, la panadera no tenía un pelo de tonta. Cuando empezó a sospechar los verdaderos motivos tras el supuesto amor que le manifestaba, terminó definitivamente con Hans.

Hans Metzler y la bakkerhexe.

Hans no se quedaría de brazos cruzados, principalmente porque era un auténtico imbécil. Iracundo por el rechazo de Katharina, empezó divulgar rumores de que era una “bakkerhexe”, un término en alemán que podría traducirse como “bruja panadera”. En un intento por arruinar la reputación y el negocio de Katharina, dijo a los habitantes de Núremberg que sus deliciosos productos horneados se hacían a base de pócimas y brujería.

bruja volando sobre una escoba
La brujería era un crimen grave en el siglo XVII.

En aquella época, Katharina tenía todas las de perder pues ninguna autoridad le concedería algo semejante a una “orden de alejamiento” por el acoso de Hans. Por eso, se fue de Núremberg y dejó todo atrás, con excepción de sus recetas. Se instaló en una nueva residencia en los montes Spessart, cerca de Frankfurt.

Hans Metzler
Hans Metzler pretendía eliminar a su principal competencia en Núremberg.

A Hans no le bastó con correr a Katharina de la ciudad y arruinarle el negocio. Después de todo, no había conseguido las codiciadas recetas. En un intento por apoderarse de sus bienes, la denunció por brujería; sin embargo, tras el juicio se determinó que Katharina era inocente y quedó en libertad. Una vez resuelto el problema, la mujer salió otra vez de la ciudad sin intenciones de regresar. Pero, Hans era de esos malnacidos que no se rinden nunca cuando se trata de perjudicar al prójimo, por lo que, acompañado de su hermana Grete, siguió a la panadera hasta su aislada casa en los montes Spessart.

El horrendo crimen de los hermanos Metzler.

En total complicidad, los hermanos Metzler irrumpieron en la propiedad. Hans mató a Katharina. Después, ambos trasladaron el cadáver de la panadera a su propio horno y la incineraron. Buscaron en cada rincón de la propiedad las benditas recetas, pero no encontraron nada. Eso sí, se deleitaron con un pan de jengibre que Katharina acababa de hornear.

hansel y gretel empujan a la bruja
Los hermanos Grimm convirtieron a los asesinos en niños.

Hans y Grete Metzler fueron acusados por el asesinato de Katharina Schraderin. Básicamente, la defensa de Hans consistió en afirmar con vehemencia que Katharina era una bruja, que lo atacó e intentó comérselo. Por eso, la había asesinado en defensa propia. Grete respaldó esta versión. En esos tiempos, si más de una persona proporcionaba un testimonio sobre actos de brujería, había que creerles. El juez declaró la inocencia de los hermanos Metzler y Hans siguió con su mediocre carrera de panadero (claro, sin las recetas de Katharina).

La adaptación de la historia por los hermanos Grimm.

La historia de Hans y la bakkerhexe se transmitió oralmente entre diversas generaciones de Núremberg. Cuando los hermanos Grimm hicieron la primera compilación de cuentos populares, incluyeron su versión de la historia. En su trama, convirtieron a Katharina en una bruja malvada que se aprovechaba de la inocencia de los niños para secuestrarlos y hornearlos.

la historia de hansel y gretel

Hans y Grete Metzler fueron transformados en niños perspicaces. De hecho, Hansel significa, literalmente, “pequeño Hans” y Gretel “pequeña Grete”. La inocente Katharina fue convertida en la villana de la historia, y la pobre dama sufrió el acoso incluso después de su muerte.

Deja un comentario