¿Conoces el significado de la palabra “fascismo”?

El término “fascismo” es cada vez más socorrido en aquellas conversaciones sobre política. Sin embargo, pocos se detienen a investigar su origen y significado. En épocas de polarización política, resulta muy común que las personas se definan de izquierda o derecha. Pero nunca falta el sabihondo que decide molestar a otra persona acusándolo de “fascista”. ¿Es un término que tiene relevancia en nuestros tiempos, realmente saben estas personas el significado de la palabra?

Fascismo

El término “fascismo” se origina a partir de la palabra en italiano fascio, cuyo significado en español es “haz”. En la Antigua Roma, el fascio littorio era un hacha revestida por largas varas de madera que generalmente portaban los lictores, individuos encargados de proteger a los magistrados que ostentaban el poder.

Con el haz de lictores era posible ejecutar un castigo corporal, pero también funcionaba como símbolo de unión y autoridad: una sola vara podía romperse fácilmente, pero cuando formaban un haz resultaban mucho más fuertes.

 

Benito Mussolini y el símbolo del fascismo.

En los albores del siglo XX, el político italiano Benito Mussolini se apropió de este símbolo para su nuevo partido. Primero, en 1914, integraría un grupo denominado Fasci d’Azione Rivoluzionaria que, ocho años después, evolucionó al famoso Partido Nacional Fascista. Utilizar el fascio fue un acto muy simbólico y para nada casual. Desde su tardía unificación en 1870, Italia atravesaba una profunda crisis que se vio aún más agravada por las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.

Haz de lictores

A través del fascismo, Mussolini prometía llevar al país de vuelta a los tiempos dorados del Antiguo Imperio Romano.

En el año de 1919 se publicó una obra titulada Il manifesto dei fasci italiani di combattimento, escrita por Filippo Marinetti y Alceste de Ambris que actualmente es conocida como Manifiesto Fascista, donde se proponía una serie de medidas y acciones para solucionar la crisis de la época. En los años posteriores, el término “fascista” se empleó para designar las políticas que adoptó el régimen de Mussolini.

De forma oficial, Benito Mussolini instauró su régimen totalitario a partir de 1922, cuando asumió el cargo de Primer Ministro de Italia, una forma de gobierno que se caracterizó por un sistema político antidemocrático, nacionalista, imperialista y antiliberal. En el gobierno totalitario que instauró se dio prioridad a conceptos de nación y raza en detrimento de los valores individuales.

El sentido peyorativo de “fascista”.

En 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, el fascismo en Italia por poco llega a su fin cuando los Aliados invadieron el país. Sin embargo, la Alemania nazi decidió darle una segunda oportunidad a Mussolini recuperando Italia, rescatando al dictador y llevándolo al norte del país donde procuró reconstruir su gobierno. Al final, en 1945 los Aliados llegaron al norte de Italia y Mussolini fue capturado y fusilado por guerrilleros de la resistencia italiana. Su cadáver quedó expuesto en una plaza pública.

Simbolo del fascismo

Al caer Italia (y las fuerzas del Eje) en el conflicto, la palabra “fascista” adquirió un sentido peyorativo.

 

Significado ambiguo.

Sin embargo, ni siquiera los grandes expertos en el tema saben definir con precisión lo que fue el fascismo. No hay ninguna definición universalmente aceptada del fenómeno, ya sea sobre sus orígenes ideológicos, alcances o forma de acción que lo caracterice. Algunas de las características que frecuentemente se le atribuyen al fascismo italiano (racismo, corporativismo y nacionalismo) no están presentes en aquellos regímenes referidos como fascistas.

En un artículo de George Orwell escrito en 1944 y titulado “What Is Fascism?”, el escritor asegura que las definiciones más populares del término van de “demonismo puro” a “democracia pura”. El propio Orwell dice que es una palabra “casi completamente sin sentido”. Esta dificultad para definirla se debe, principalmente, al hecho de que el fascismo no tiene un marco teórico fuerte y que, en la práctica, fue definido por las actitudes de Mussolini.

Mussolini y hitler caminan a la par

En palabras del propio dictador: “no tenemos una doctrina terminada, nuestra doctrina es la acción”. Y es que otros movimientos resultan muy formales; por ejemplo, antes de que el marxismo sea una práctica política, primero es una doctrina cuya base teórica reside en los textos de Marx y Engels.

El nazismo, un movimiento más cercano al fascismo, está respaldado por el libro Mein Kampf, escrito en 1925 por Adolf Hitler, prácticamente como un manual de instrucciones. La diferencia es que las reglas en el régimen de Mussolini básicamente se fueron definiendo según las necesidades, al calor del momento.

 

Autoritarismo no es sinónimo de fascismo.

El fascismo, propiamente dicho, aconteció en un contexto muy específico de la historia, pero existen personas que consideran fascistas a regímenes como el de Franco, en España, o el de Salazar, en Portugal. Quizá es una confusión que surgió a partir de la generalización. En nuestros días, la palabra suele utilizarse para referirse a la “extrema derecha”, pero también para señalar “autoritarismo” y “totalitarismo”, situación que carece completamente de sentido pues el régimen comunista de Stalin resultó mucho más autoritario que el de Mussolini.

Benito mussolini

En resumen, la definición de fascismo es tan relativa como sus orígenes. Y poco podemos hacer para que las personas dejen de usar esta palabra como mejor les convenga. Sin embargo, la próxima vez que alguien le diga fascista a otra persona, sabrás que es una alusión a un antiquísimo instrumento de poder que utilizaron los romanos, mismo que se convertiría en símbolo de una de las épocas más oscuras del siglo XX.

1 comentario en “¿Conoces el significado de la palabra “fascismo”?”

  1. Excelente artículo como siempre, Hery. Es cierto que hoy en día lo tacjan a uno de fascista por hacer un comentario nacionalista o lejos de las ideas que las minorías intentan imponernos. Seguiremos en la lucha y algún día nos extrañarán…

Deja un comentario