Sarco: una cámara de suicidio aprobada en Suiza

Sarco es una cámara de suicidio confeccionada con tecnología de impresión 3D en Exit International, una organización sin fines de lucro. Esta empresa, con sede en Suiza, busca que el suicidio asistido ya no dependa de una intervención médica. Esencialmente, otorgándole al paciente el poder de quitarse la vida de forma pacífica e indolora con solo presionar un botón.

sarco camara de suicidio

Suiza es uno de los pocos países donde existe un marco legal para el suicidio asistido por personal médico. Por ello, no resulta particularmente sorprendente que esta cámara obtuviera la aprobación regulatoria a finales del año pasado. Mejor aún: se tienen planes de lanzarla al mercado suizo en 2022.

¿Cómo es el suicidio en una cámara Sarco?

El paciente ingresa a la cápsula y se recuesta cómodamente. Cuando está listo para morir, presiona un botón y el sistema empieza a llenar la cámara con nitrógeno. Según Exit International, esto produce una muerte indolora por la privación de oxígeno en un lapso de 30 segundos. “No se presenta una sensación de pánico, y tampoco de asfixia”, aseguró el Dr. Philip Nitschke, fundador de la organización sin fines de lucro.

Además, la cámara es movible. Esto significa que, si la última voluntad del paciente es morir frente al mar, en una noche de luna llena, en medio de un bosque o en su propia casa, se puede cumplir sin mayor contratiempo. Sinceramente, la sola idea de disponer de una cámara de suicidio es fascinante. Pues, aunque en la cultura popular existen múltiples referencias al tema, en gran parte del mundo es un tema tabú por cuestiones religiosas.

sarco camara(1)

Suicidio asistido sin intervención médica.

Pero, el objetivo principal de esta empresa es “des medicalizar” el proceso de suicidio asistido. Actualmente, para acceder a este recurso en Suiza es necesario que un médico evalúe la salud mental del paciente y posteriormente le recete pentobarbital sódico, una solución inyectable que mata al paciente después de dos o cinco minutos.

En Exit International planean desarrollar una prueba en línea evaluada por una IA que autorice al paciente el uso de Sarco. Si “pasa” el examen, se le entrega un código que permite usar la cámara. “Pretendemos dejar de lado cualquier tipo de revisión psiquiátrica en el proceso y otorgarle al paciente la capacidad de elegir el método por voluntad propia”, dijo Nitschke en una entrevista para Swiss Broadcasting Corporation (SBC).

Increíblemente, el suicidio asistido y la eutanasia son temas extremadamente controvertidos. Aunque algunos se incomoden con la propuesta de la cámara Sarco, el proyecto tiene un lado positivo. Otorga al ser humano una opción para retirarse de este mundo bajo sus propios términos. Por donde se le vea, es un concepto convincente.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

13 comentarios en «Sarco: una cámara de suicidio aprobada en Suiza»

  1. En que futuro distópico vivimos, En el de Fahrenheit 451, Un mundo feliz, o 1984 ?
    Futurama ya había predicho las cabinas de suicidio desde hace 22 años.

    Responder
  2. Que mejor tema que el suicidio para comentar después de un par de años si no me equivocó. Dudo que la máquina llegué a Sudamérica así es que a juntar plata para ir a Suiza.

    Responder
  3. Las palabras que utilizamos para referirnos a las cosas determinarán el impacto que eso tenga en nuestras emociones y por lo tanto a nuestra aceptación de ello. Los eufemismos cada vez cobran más relevancia en el discurso actual para promover ideologías que de otra manera nunca serían aceptadas, muchas veces lo importante no es el qué, sino el cómo. De allí que se utilice la palabra «aborto» para referirse a lo que literalmente, es un homicidio intrauterino, pero decir aborto suene menos radical, no? Ya que despersonaliza al ser humano en el vientre materno y lo convierte solamente en «un proceso que no llego a término», lo cual busca que quiénes lo practican o aprueban no se sientan culpables. Lo mismo sucede con la palabra eutanasia. Pareciera que la fonética de la palabra brinda alivio, mucho mejor que decir «auto-homicidio», «auto-asesinato» o suicidio. Que raro sería decir: «¿Tú estás a favor del auto asesinato?» o «¿Estás a favor del auto-homicidio con cómplices? Porque al final de cuentas de eso se trata. Curioso que quiénes están a favor del auto-asesinato siempre pretenden desestimar los argumentos en contra, únicamente alegando de que quiénes lo rechazan son «religiosos», o es únicamente por motivos religiosos, pero nada más alejado de la verdad. Estar en contra del auto-homicidio no tiene que ver con ninguna religión, es una cuestión de humanismo básico.

    Argumentos en contra del auto-homicidio que no tiene que ver nada con ninguna religión:
    1.- La eutanasia mata.
    La eutanasia es un tipo de homicidio, o de suicidio, según como se legisle.

    La muerte deliberada nunca es la solución, supone un fracaso de la sociedad, además es susceptible de manipulación.

    2.- La eutanasia no sirve para evitar el sufrimiento.
    Para evitar el sufrimiento existen los cuidados paliativos, y el acompañamiento.

    3.- La eutanasia es una forma de eugenesia.
    La eutanasia busca aligerar los costes del Estado en sanidad y pensiones, produce el descarte de lo que los defensores de la eutanasia llaman «cargas sociales».

    4.- La eutanasia discrimina.
    Los datos confirmaman que los ricos no utilizan la eutanasia.
    La eutanasia es un instrumento para eliminar a los pobres y la clase media.

    5.- La eutanasia empeora la relación médico- paciente.
    La eutanasia pervierte la ética médica que desde Hipócrates se ha centrado en eliminar el dolor, no en eliminar el enfermo. Además la eutanasia introduce en las relaciones familiares la desconfianza, y la soledad.
    6.- La eutanasia es irreversible.
    Fomenta la desesperanza de los enfermos, llevándoles a rendirse. En muchos casos una depresión no tratada es la causa de la manifestación de una voluntad viciada.

    7.- La eutanasia no es consecuencia de la libertad, sino del egoísmo.
    Se basa en la indiferencia de que cada uno haga lo que quiera, y que nadie se meta en mi vida, fomentando una sociedad individualista e insolidaria.

    Responder
    • Estoy totalmente de acuerdo, empezando desde el aborto, en donde, efectivamente, se trata de asesinar a un ser humano dentro del útero, dejando de lado totalmente el DERECHO A LA VIDA, pero a eso nunca hacen referencia.
      Y tendrán mil ‘argumentos’ estas señoritas, pero al final se trata de un asesinato. Por más que lo intenten tapar con ‘es mi cuerpo, es mi decisión’. Es un acto egoista, lo mismo que sucede con el auto-homicidio.

      Responder
    • Hola, lo único innegable en esta vida es que vamos a morir, tarde o temprano llegara ese momento, entonces porque alarmarse tanto que una persona desee que ese acontecimiento sea antes y determinado por él. En el mundo cristiano y tal vez científico se discute sobre la maldad que impera en el ser humano y la respuesta es: que Dios doto al hombre de libre albedrio. ¿Entonces porque es tan cuestionable que una persona quiera terminar con su vida cuando el mismo Dios nos dio el libre albedrio para actual así? No seamos egoístas con el sufrimiento de las personas que tal vez busquen no morir si no descansar de ese sufrimiento que llevan dentro. Dar la oportunidad que esa persona descanse de una manera pacífica, indolora y sin lo traumático que significa quitarse la vida por los medios habituales (ahorcamiento, disparo, lanzarse a un tren etc.), creo que merecemos un poco de respeto y dignidad en cuanto a dejar este mundo. No se trata de cobardía o dejarse vencer como muchos podrán opinar, solo se trata (como en mi caso), que ya estamos cansados de luchar y sobreponernos a este cansancio y pesar interior lo cual es algo que no va a cambiar.
      Tengo 58 años, vivo con una depresión crónica desde pequeño causada por la inestabilidad familiar, pobreza y maltratos. He tratado de no seguir ese patrón y por lo mismo no tengo hijos biológicos (mi situación económica no me lo permite), en mi vida adulta solo he salido de vacaciones en cuatro ocasiones las cuales no fueron más de 5 días, no fumo, no bebo ni mucho menos drogas, no salgo a fiestas, mi vida ha sido del trabajo a la casa y de la casa al trabajo, vivo en lugar donde los mendigos literalmente se hacen caca en la vereda, donde estos mismos mendigos o vecinos tiran basura o escombros frente a tu propiedad, vives rodeados de narcotraficantes, la música a todo volumen de tus vecinos no te dejan vivir en paz. He luchado por sobresalir y buscar un mejor pasar, pero no he logrado; la desesperanza y amargura se arraigó en mi alma, mente, espíritu, vida y cuerpo; de algo que no va a cambiar. Morir tranquilo es lo que deseo y tal vez rodeado de personas que entienda ese dolor.

      Responder
      • ¡Vaya! Lamento mucho tu situación. El libre albedrío no es excusa para matar ninguna vida, ni siquiera la propia.
        Así como está mal que una persona se auto lastime, porque según ellos «así siente menos dolor», también está mal que una persona se quiera suicidar o consume ese acto.
        En sociedades antiguas que se regían más cerca de la lógica y la razón, no como las actuales que basan sus leyes en los sentimientos y percepciones particulares de grupos, el suicidio era un delito, anque parezca sin sentido. Era un delito ya que se estaba asesinando a una persona, y el considerarlo delito exaltaba el valor de la vida humana. El crimen más grave de todos es el homicidio.
        Toda la ley existe únicamente para dos cosas: Proteger la vida humana y proteger la propiedad privada. Todas las leyes existentes en el mundo derivan de esos dos principios.
        Ni siquiera proteger la libertad ya que ese es un derecho humano relativo.
        Hay personas que enfrentan vidas terribles, y literalmente su único esfuerzo diario es poder vivir un día más.
        Nick Vujicic, un hombre que nació sin brazos ni piernas, también enfrenta, incluso ahora mismo una vida muy dura, y confesó que tenía deseos suicidas, sin embargo salió adelante, se casó, tiene cuatro hijos, trabaja y ha viajado por más de 100 países dando charlas motivacionales sobre el valor de la vida. Ese es un ejemplo a seguir más sano que buscar el suicidio asistido.El problema del sufrimiento humano no se resuelve con ningún tipo de homicidio.
        Sin lugar a dudas los seres humanos no solamente merecemos una muerte, digna sino una vida digna.
        Es incorrecto querer romantizar el suicidio.
        El suicidio no es nada bonito ni trae nada bueno.
        El suicidio no sirve para evitar el sufrimiento.
        Para evitar el sufrimiento existen los cuidados paliativos, y el acompañamiento, eso es lo que se le debe exigir al estado y no el suicidio asistido.

        En cuánto es suicidio asistido, la ideología progre cae en una severa incongruencia, mientras que por un lado te dicen que debes:
        «Apoyar el suicidio asistido para que los que sufren puedan morir».
        Al mismo tiempo, indican:
        «Promover la prevención del suicidio para que los que sufren no mueran».
        Completamente incongruentes.
        Toda vida humana vale, y el asesinato no es la solución para terminar con el sufrimiento.

        Responder
  4. Una empresa «sin fines de lucro» tiene planes de «lanzar al mercado en 2022» una cámara de suicidio en Suiza, uno de los pocos países con marco legal para el suicidio asistido, como que el chiste se cuenta solo

    Responder

Deja un comentario