Sacarse los mocos es perjudicial para la salud (además de asqueroso)

Se trata de un gesto socialmente reprobable, pero sacarse los mocos de la nariz es un hábito presente incluso en otros primates. Y aunque a muchos no les gusta admitirlo, todos sabemos la verdad: hurgar en las fosas nasales para retirar trozos de moco seco, es algo común en los momentos más íntimos. Ante esto surgen preguntas obvias: ¿Cuál es la forma más efectiva de hacerlo y qué destino deberíamos dar a esos residuos?

Sacarse los mocos de la nariz(1)

¿Qué son los mocos presentes en nuestra nariz?

Ni siquiera consideres comerlos, es un acto sumamente repugnante. Además, eso implica ingerir todos los contaminantes ambientales, gérmenes y metales pesados atrapados en el moco. En promedio, un humano ejecuta 22 mil ciclos de respiración al día. En este proceso, el moco funciona como un filtro biológico importantísimo que retiene toda clase de polvo y alérgenos.

Sin este filtro, las sustancias terminarían en las vías respiratorias pudiendo causar inflamación, alergia, asma y otros problemas pulmonares a largo plazo. Simultáneamente, las células caliciformes, desde las fosas nasales hasta los bronquiolos terminales, generan moco para atrapar virus, bacterias y polvo que puede contener sustancias potencialmente nocivas como el polen, plomo y asbesto.

Así, el moco de tu nariz apoya a los anticuerpos y enzimas para conformar lo que se conoce como sistema inmunitario de defensa contra infecciones.

Sacarse los mocos de la nariz es peligroso para la salud.

En la cavidad nasal también existe un microbioma particular. Ocasionalmente, estas poblaciones de microorganismos son diezmadas por padecimientos o fármacos, lo que conduce a una variedad de enfermedades como la rinitis. Pero, a grandes rasgos, los microbios presentes en nuestra nariz contribuyen repeliendo a los invasores. Combatiéndolos en un campo de batalla en forma de moco.

Conforme el moco desciende por la garganta, todo ese polvo, alergenos y microbios son ingeridos. No hablamos de un problema como tal, pero esto puede agravar la exposición ambiental a ciertos contaminantes. Por ejemplo, en infantes el plomo ingresa al cuerpo de forma más eficiente mediante la ingesta y digestión. Esta neurotoxina, predominante en el polvo de casa y la tierra del jardín, podría empeorar determinadas exposiciones ambientales tóxicas si se comes los mocos en lugar de expulsarlos.

Sacarse los mocos es perjudicial para la salud(1)

La Staphylococcus aureus es una bacteria capaz de provocar una variedad de infecciones. Y en algunos estudios señalan que frecuentemente se encuentra en la nariz. Entonces, sacarse los mocos con los dedos es una excelente forma de diseminar gérmenes por tu cuerpo o el espacio circundante. También existe el riesgo de generar pequeñas lesiones en las fosas nasales, lo que facilitaría a los patógenos la invasión del cuerpo.

¿Es malo depilarse los pelos de la nariz?

¿Entonces, cómo me deshago de los mocos en la nariz?

Algunas personas optan por comerlos, un repugnante hábito cuyo nombre técnico es “mucofagia”. Pero, más allá de lo asqueroso que resulta la ingesta de un moco, esto se traduce en que la persona ingiere todos los gérmenes, metales tóxicos y contaminantes ambientales inhalados. Algunos tienen la costumbre de limpiarse los dedos en el objeto más próximo, dejando un pequeño obsequio a otra persona. Una vez más, además que asqueroso es una excelente forma de esparcir microbios.

Los individuos más higiénicos emplean un pañuelo y botan los residuos al bote de la basura o inodoro. Esta es una de las opciones menos peores si te urge descargar la nariz. La forma más simple de lidiar con los mocos es lavarte en las manos con mucho cuidado. Pues hasta que la mucosidad se seque por completo, toda clase de virus infecciosos pueden permanecer en tus manos y dedos.

Honremos la admirable labor de nuestras narices que se esfuerzan por protegernos gracias a unas increíbles adaptaciones biológicas. Deja de meterte los dedos para sacarte los mocos. Suénate ligeramente, desecha el pañuelo cuidadosamente y lávate las manos justo después.

Te puede interesar.

Deja un comentario