Rey Arturo: entre la historia y la leyenda

El Rey Arturo fue celebrado en prosa y verso por toda la Edad Media, incluso en regiones muy distantes a su natal Inglaterra. Los mitos y supuestas hazañas que realizó este personaje sobrevivieron lo suficiente para convertirse en libros, películas y videojuegos. Varios siglos después de su muerte, los monarcas británicos buscaban entrelazar sus historias con el origen y conquistas de Arturo. De alguna forma, todos anhelaban estar vinculados al rey más grandioso de la historia.

montañas en la region de gales

El ascenso del Rey Arturo.

Aunque Arturo protagoniza varios mitos como figura fundadora de Inglaterra, la verdad es que nunca llegó a pelear al lado de los ingleses. La leyenda de Arturo se originó con los celtas en Gales, la zona donde terminaron refugiados los habitantes originales de Gran Bretaña tras la invasión de los anglosajones (provenientes de la actual Alemania), los mismos que fundarían Inglaterra.

Se dice que durante la batalla del monte Badon, Arturo derrotó a casi un millar de sajones, retrasando la invasión (y fundación de Inglaterra) varias décadas. Como hijo bastardo del rey Uther Pendragon, Arturo contó con la tutoría y el consejo del mago Merlín durante toda su vida.

Es precisamente en la figura de este hechicero que la leyenda adquiere características sobrenaturales, muy presentes en la cultura de los celtas. Concebido de una peculiar relación entre la princesa de Dyfed y un demonio (o ángel, dependiendo del autor), el mago es una pieza central en las decisiones del rey y el desarrollo de los acontecimientos en el reino de Camelot. Merlín estaba enamorado de Nimue, la Dama del Lago, quien condicionó su entrega a cambio de que el mago le enseñara todo su poder.

Merlín presentó a Arturo la espada mágica, Excalibur (cortadora de acero). También lo llevó hasta el lago, donde la mano de Nimue emergió de las profundidades con el arma. Aquella espada de hoja inquebrantable fue forjada por un elfo herrero en la legendaria isla de Avalon. Sin embargo, el verdadero poder del arma residía en la vaina, que proporcionaba protección al rey durante la batalla. Con aquella espada Arturo se reveló contra su padre, Uther, heredando la corona a los 15 años.

castillo de camelot

La búsqueda del Santo Grial.

La batalla del monte Badon no es más que el comienzo en la carrera de Arturo que, desde su pequeño castillo en Camelot, expandiría inmensamente los dominios de su padre, haciéndose de un número cada vez mayor de seguidores. Así, Merlín crea la famosa Mesa Redonda. La peculiar forma del artefacto fue una estrategia para evitar disputas de poder pues, en una mesa redonda, todos estaban en igualdad de condiciones geométricamente hablando.

Más de un centenar de guerreros tomó asiento alrededor de la mesa legendaria. Aunque esto no resultó suficiente para contener la ambición de uno. Tras años de batallas y conquistas, Arturo tuvo que ausentarse del país al embarcarse en una guerra contra «Roma», el nombre general empleado para referir a un enemigo genérico. Sir Mordred, uno de los caballeros, aprovechó la ausencia del rey y usurpó el trono. Era hijo de Morgana, una media hermana de Arturo de personalidad manipuladora. Algunos autores señalan que Mordred era hijo de Arturo, concebido en una relación incestuosa.

Entonces tiene lugar la Batalla de Camlann, la última del gran rey en la que las circunstancias jugaban en su contra. Merlín, quien se había convertido en prisionero de la Dama del Lago, ya no pudo asistir a Arturo. Morgana le había robado Excalibur y, aunque logró recuperarla, la espada iba sin la funda mágica. Sin esta protección, Arturo se enfrentó a su sobrino en un combate matándose el uno al otro.

el santo grial

Mordred quedó sin vida en el mismo sitio de la batalla y Arturo agonizó hasta la muerte a causa de la herida. Sin embargo, antes de morir ordena al caballero Bedivere que regrese la Excalibur al lago, donde la recibe la misma mano que la entregó. En aquella agonía Arturo tiene una visión en la que solamente el Grial, el famoso cáliz con el que José de Arimatea recogió la sangre de Jesús, podía sanarlo y salvar a su reino.

La búsqueda de esta reliquia milagrosa se extendió durante años. Tiempo en el que los guerreros del Rey Arturo buscaron de norte a sur en Gran Bretaña y vivieron múltiples aventuras. El esfuerzo fue en vano. Merlín se lleva a Arturo para que enfrente su final en la isla de Avalon.

Los caballeros de la mesa redonda.

escena pelicula rey arturo

Ywain: suele aparecer acompañado de un león que rescató de una serpiente. Termina perdido durante una misión en la que pretendía vengar a su primo Calogrenant.

Héctor: el padre adoptivo de Arturo, quien cría al pequeño sin conocer su identidad como heredero a la corona. Es el primero en jurar lealtad al nuevo rey, junto con su otro hijo, Kay.

Gawain: el auténtico Casanova, favorito de las damas. Es famoso por su encuentro con el misterioso Caballero Verde, al que decapitó.

Lancelot: es el caballero con más habilidades, hijo del rey Ban de Benoic y la reina Helena de Benwich. Cae en desgracia tras sostener una aventura con la mujer de Arturo.

Perceval: es el primero en encontrarse con el Santo Grial. Encontró una procesión que transportaba el objeto, pero como no quería hacer preguntas falló al investigar.

Galahad: el único caballero que sobrevivió a la silla prohibida, el asiento reservado a aquel que encontrará el Grial. Sin embargo, es transportado a los cielos en lugar de regresar.

Leyenda de leyendas.

En esencia, todo lo que acabas de leer es la versión que nos llegó a través de Geoffrey Monmouth y Chrètien de Troyes, autores del siglo XII. Estos personajes fueron los primeros en integrar la mitología del Rey Arturo. Más tarde, otros escritores fueron agregando diversos detalles; por ejemplo, en el siglo XIII el poeta Robert de Boron, especificó que Arturo se apoderó de Excalibur tras extraerla de una roca, cumpliendo la profecía que lo convertía en rey. La espada ya no fue entregada por la Dama del Lago. El affair entre Lancelot y la reina Guinevere también es una adición posterior.

Excalibur espada

La épica Batalla del monte Badon, en la que supuestamente Arturo aniquiló a 900 sajones, fue mencionada por primera vez por San Gildas allá en el siglo VI, algunas décadas después del evento. En aquel relato no se hace referencia a ningún Arturo.

La primera vez que surgió este nombre fue en Historia Brittonum (Historia Británica), una obra del monje Nennius que data del año 828. Sin embargo, ese Arturo no pasaba de un simple guerrero. En 1136, Geoffrey de Monmouth hizo a Arturo rey en Historia Regum Britanniae (Historia de los reyes bretones). En esta misma obra surgieron personajes centrales de la leyenda, como el mago Merlín.

Geoffrey fabricó una historia de vida completa para Arturo, y no existen pruebas de que el personaje haya existido. Monmouth, al igual que sus antecesores, era un religioso católico oriundo de Gales que creía estar haciendo un relato histórico, no literatura o mitología.

El mito de Arturo alcanzó fama mundial cuando la historia atravesó el canal de la Mancha. En los textos de Chrètien de Troyes (1135-1191) la historia del rey se convirtió en literatura épica y atravesó un proceso moralizante, señalando ideas como la del pecado y una conducta casta, que se veían reflejadas en los valores de la caballería de la época. Lo más interesante es que en el siglo VI, periodo histórico en el que supuestamente existió Arturo, ni siquiera había caballeros.

rey arturo imagen

Si alguna vez existió el Rey Arturo, hasta la fecha no se ha encontrado vestigio alguno de su reino. Sólo quedan especulaciones y una riquísima literatura que, probablemente, es mucho más interesante que la realidad.

El origen del Rey Arturo en la mitología celta.

La leyenda del Rey Arturo se originó en Gales, una región que siguió bajo el dominio de los celtas, a diferencia de Inglaterra, que quedó bajo el control anglosajón desde el siglo VI. Diversos elementos en la leyenda corroboran su origen. Por ejemplo, el mago Merlín tiene un parecido innegable con un druida de la antigüedad: un sabio en contacto con la naturaleza, responsable de aconsejar y ayudar a los reyes con sus poderes mágicos.

También tenemos a Excalibur: los celtas eran conocidos por fabricar las mejores espadas de Europa, al grado que los romanos llegaron a copiarles. Más que armas, las espadas eran artículos sagrados que solían ser despedidas en un lago cuando el dueño moría.

Glastonbury Tor
Glastonbury Tor, el sitio que muchos consideran el Avalon del Rey Arturo.

El Grial, un artículo supuestamente cristiano que viajó por toda Europa, posee la misma forma y poderes curativos que los calderos de la mitología celta, artículos relacionados con la diosa de la inspiración. Morgana, la hermana de Arturo, se inspiró en Modron, una deidad celta que aparece en las versiones más antiguas de la leyenda.

1 comentario en “Rey Arturo: entre la historia y la leyenda”

Deja un comentario