Octavia Hatcher: leyenda de una mujer enterrada viva

Octavia Hatcher nació en el condado de Pike, una región al este de Kentucky, en los Estados Unidos. En 1889 contrajo matrimonio con James Hatcher, un importante empresario de la región de quien heredó el apellido. La pareja se instaló en la localidad de Pikeville, y su historia de amor terminó trágicamente en el mismo lugar.

Octavia Hatcher(1)
En el cementerio de Pikeville, sobre la tumba puede verse una estatua de Octavia Hatcher. También la escultura de un bebé en la tumba de Jacob, su hijo.

La espeluznante historia de Octavia Hatcher.

James y Octavia Hatcher concibieron un hijo llamado Jacob, que murió poco después del alumbramiento. Es muy probable que la muerte del bebé sumiera a Octavia en una profunda depresión que resultó fatal. La muerte de Octavia Hatcher es tan trágica que creó una leyenda en Pikeville.

Jacob Hatcher, el bebé, llegó al mundo en enero de 1891 y vivió unos cuantos días. Al poco tiempo Octavia cayó en cama extremadamente enferma, probablemente como consecuencia de la depresión que venía sufriendo tras la muerte de su hijo. Jamás logró sobreponerse y para abril de ese mismo año entró en coma.

Los médicos de la época no lograron determinar las causas de la enfermedad. Octavia Hatcher se declaró clínicamente muerta el 2 de mayo, supuestamente a consecuencia de una enfermedad desconocida.

Enterrada viva.

La primavera de aquel año resultó particularmente calurosa, y como la familia no embalsamó el cadáver de Octavia debían ponerlo en la tumba cuanto antes. El servicio funerario se realizó a las prisas y la mujer quedó sepultada. Curiosamente, días después de la muerte de Octavia Hatcher otros individuos en la comunidad manifestaron los mismos síntomas que llevaron a la mujer al coma.

La leyenda dice que un par de investigadores descubrió que la enfermedad era provocada por la picadura de un insecto. Habría sido similar a la tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño. Cuando la información empezó a divulgarse, James Hatcher empezó a considerar que el mismo padecimiento pudo afectar a su amada. Y sus sospechas se convirtieron en pánico cuando asimiló que Octavia pudo ser enterrada viva.

James Hatcher
James Hatcher.

La familia ordenó una exhumación de emergencia. Al abrir el ataúd, encontraron una escena escalofriante. Octavia Hatcher sobrevivió varios días en la tumba pues el ataúd filtraba un poco de aire. La tela que recubría la caja estaba completamente rasgada por las uñas de la mujer. Su rostro estaba arañado y presentaba una mueca de horror. Probablemente se recuperó del letargo para encontrarse presa en un ataúd. Indudablemente, sufrió una muerte terrible.

La leyenda de Octavia Hatcher.

Volvieron a sepultarla, pero algo se rompió dentro de James. Para honrar la memoria de su esposa, encomendó la construcción de un monumento sobre su tumba. Si visitas Pikeville, aún puedes encontrar la estatua de Octavia en su lugar de descanso eterno. Conforme pasó el tiempo, los habitantes de Pikeville comenzaron a añadir perturbadores relatos sobre los últimos momentos de Octavia Hatcher. Eventualmente, la historia se tergiversó tanto que la verdad sobre la muerte de esta mujer se perdió para siempre.

La historia de Octavia Hatcher se cuenta de muchas formas en Pikeville. Uno de los relatos más populares dice que la mujer murió embarazada. Durante el sepelio los familiares habrían escuchado un sonido extraño proveniente del ataúd. Y al abrir la caja encontraron que el bebé, Jacob, nació de la mujer muerta. Desafortunadamente, sólo vivió unas cuantas horas.

enterrada viva

La maldición en el cementerio de Pikeville.

Evidentemente, se trata de una versión apócrifa de la historia. Pues los registros en la tumba de la familia Hatcher señalan que Jacob murió varios meses antes que su madre. Conforme el caso de Octavia Hatcher empezó a divulgarse, el relato se convirtió en leyenda urbana. En nuestros días, los jóvenes de Pikeville suelen visitar la tumba en Halloween para asustarse unos a otros. Cuentan que en esa fecha la estatua adquiere vida y maldice a los intrusos.

Pese a que toda clase de historias sobre Octavia Hatcher han sido descartadas, los rumores sobre la maldición que pesa sobre ese cementerio se niegan a morir. Los vecinos que habitan las inmediaciones del cementerio aseguran escuchar gritos extraños por las noches. Algunos afirman haber visto una silueta entre la niebla, muy cerca de la tumba de Octavia.

Legado indeleble.

En 1990, la familia Hatcher instaló una lápida con información precisa sobre la muerte de Octavia. Además, renovaron la base de la estatua con mármol. Y en un intento por alejar a los vándalos, cercaron la zona. Las medidas resultaron efectivas contra los vivos. Pero las historias paranormales en torno a la tumba no dejan de circular.

Muchos locales están convencidos de que el fantasma de Octavia Hatcher vaga por el cementerio y tienen miedo de entrar, especialmente por las noches. Se han registrado varios relatos de habitantes cercanos que escucharon el llanto de una mujer en la tumba de Octavia.

Se dice que fenómenos inexplicables suceden en el lugar donde terminó de forma tan trágica la vida de Octavia Hatcher. ¿Será que su fantasma aún vive en el cementerio de Pikeville o no son más que mitos y leyendas del lugar? Si algún día visitas esta ciudad, no olvides ir a conocer la tumba de Octavia Hatcher.

1 comentario en «Octavia Hatcher: leyenda de una mujer enterrada viva»

Deja un comentario