Mujer en Georgia conserva el cuerpo de su hijo muerto en vodka

Joni Bakaradze, residente de la localidad de Bashi, Georgia, murió hace 18 años, cuando tenía 22 años, pero en lugar de enterrarlo en un cementerio como era de esperar, la familia decidió mantener su cuerpo preservado para que el hijo de Joni, que tenía sólo dos años al momento de su muerte, pudiera ver el rostro de su padre.

Durante los primeros cuatro años después de la muerte de Joni, su madre, doña Tsiuri Kvaratskhelia, utilizó líquido de embalsamar para conservar su cuerpo, pero dijo que una noche tuvo un sueño en el que alguien le dijo que debería usar vodka para conservar mejor el cuerpo de su retoño.

Fue así que Dona Tisiuri cambiado los líquidos embalsamadores y ahora unge el cuerpo con vodka cada noche, o de lo contrario se pondrá negro. Durante los primeros diez años, ella cambiaba la ropa a su hijo muerto en sus cumpleaños, pero a medida que crecía la anciana fue desarrollando sus propias enfermedades y dolores y debido a su edad le fue imposible cuidar de Joni de la forma en que le gustaría. Ella dice que la falta de atención se hace rápidamente visible en el cuerpo de Joni, pero tan pronto como ella utiliza su fórmula secreta de embalsamamiento a base de vodka, el rostro gana exuberancia de nuevo.

Cuando los periodistas locales le preguntaron por qué no sepultó a Joni, como sería habitual, doña Tsiuri revela que fue idea de su marido, para que nieto pudiera tener la oportunidad de ver el rostro de su padre y ver “qué clase de padre era.” La abuela dice que el joven, ahora de 20 años, ya ha visto el cuerpo preservado del padre y aprovó su decisión. El cuerpo de Joni se mantiene en un ataúd de madera equipado con una ventana de visualización en la tapa.

Realmente una historia muy macabra, pero definitivamente no tanto como como la novia cadáver del Dr. Carl Von Cosel

7 Reacciones

Hacer comentario