Le amputan el pie tras uso incorrecto de la copa menstrual

Sandrine Graneau, una mujer de 36 años oriunda de Francia y madre de tres pequeños, pasó por un procedimiento médico en el que le amputaron un pie y parte de los dedos de las manos. El desafortunado episodio aconteció tras la aparición de una rara condición denominada síndrome del choque tóxico (TSS, por sus siglas en inglés). La noticia fue reseñada por el periódico local Le Parisien.

copa menstrual

En teoría, el choque tóxico aparece cuando entramos en contacto con toxinas producidas por las bacterias del género Staphylococcus. Aunque puede manifestarse en hombres y niños que permanecen en contacto con la bacteria durante largos periodos (por ejemplo, a través de una herida no higienizada), comúnmente se asocia al problema con el uso de absorbentes internos (tampones). Esto sucede porque los productos se mantienen dentro del cuerpo más allá del tiempo recomendado, lo que promueve la proliferación de estos microorganismos y la liberación de sustancias tóxicas o contaminación por la propia bacteria.

Es necesario hacer énfasis en que la menstruación está hecha para salir del cuerpo, y no para mantenerse retenida al interior durante mucho tiempo. Una exposición prolongada a las bacterias presentes en la menstruación puede acarrear infecciones graves. Muchas veces, la puerta de entrada para estos microorganismos son los propios dispositivos absorbentes.

Síndrome del choque tóxico con copa menstrual.

Sin embargo, el caso de Graneau es particularmente inusual pues la mujer utilizaba una copa menstrual cuando se contaminó. De acuerdo con una investigación realizada el año pasado sobre estos famosos colectores menstruales, se trata del método más seguro entre las múltiples opciones que tienen las mujeres para disponer de la sangre liberada durante la menstruación.

Por supuesto, es importante destacar que tanto la seguridad como eficiencia de los dispositivos absorbentes o copa menstrual dependen del uso correcto de los mismos. Los especialistas recomiendan seguir al pie de la letra las instrucciones impresas en el empaque y nunca superar el tiempo de uso recomendado por el fabricante.

Graneau no recuerda el tiempo que mantuvo la copa menstrual en el canal vaginal antes de retirarla. Sin embargo, la mujer aseguró a Le Parisien que las recomendaciones varían mucho entre un fabricante y otro, lo que puede confundir a las usuarias.

Sandrine Graneau
Sandrine Graneau / leparisien

“Al escuchar que la infección está vinculada al uso incorrecto de colectores y absorbentes por parte de las mujeres, me desanimé, pues la información que se nos proporciona es poco clara”, acusó la francesa. “De acuerdo con el fabricante, la copa puede usarse por 4, 6, 8 o hasta 12 horas. ¿Por qué no recomiendan un tiempo de uso claro y estandarizado?”, cuestionó.

Los expertos recomiendan emplear las copas menstruales o absorbentes internos con mucho cuidado, sobre todo evitar usarlos en situaciones donde la exposición a ellos será prolongada; por ejemplo, en viajes largos o durante el sueño. Lo recomendable es utilizar estos productos durante cortos periodos de tiempo. Además, la mujer debe vigilar la higiene de la región íntima y de la copa menstrual reutilizable.

4 comentarios

  1. No recuerda cuanto la uso? No mames es lo. Más relevante del caso, parece más bien algo que planearon los fabricantes de tapones y toallas

  2. Esto podria pasar a demanda? Por aquello de no especificar bien el tiempo de uso del producto….

    Por cierto cada que leo un articulo referente a la menstruacion me acuerdo de aquel donde una tipa hizo moringa con su sangre mentrual, asco

Deja un comentario