Las siete obras más polémicas de Disney

Échale un vistazo a estas producciones del estudio que resultaron muy controversiales. Algunas de estas obras tuvieron que ser alteradas o completamente retiradas de circulación.

extraño la epoca en que era feliz

 

1 – El pasado te condena.

Cuando uno ve The Galloping’ Gaucho (1928) cambia por completo la imagen tan tierna que se tiene de Mickey. En un lapso de 6 minutos este personaje tan adorable fuma, toma cerveza, monta un avestruz borracho y besa a Minnie en la boca. Al inicio de la carrera, Mickey es el personaje más descompuesto. Poco a poco, su comportamiento va contagiando a los otros personajes (como Donald) y Mickey se transforma en un “buen muchacho”.

 

2 – La vergüenza del pasado.

Cada producción cinematográfica termina condensando la mentalidad de la época en que fue concebida – el problema es que la mentalidad suele cambiar con el tiempo, y la obra deja de representar la opinión de los productores. Así sucedió con Canción del Sur (1946), retirada por el estudio del catálogo de DVDs. La animación está repleta de estereotipos sobre los negros; por ejemplo, muestra a los esclavos agradecidos por trabajar para sus dueños.

 

3 – La ventana indiscreta.

En el año de 1999, Disney hizo un recall de 3.4 millones de copias de Bernardo y Bianca (1977). Los empleados habían descubierto la imagen del torso de una mujer desnuda en una ventana al fondo de una escena. Algunos dijeron que se trataba de un molde para sastre, pero la empresa no quiso entrar en detalles, en un comunicado simplemente puntualizó “una imagen sujeta a interpretaciones”.

 

4 – El Donald nazi.

El rostro del Führer (1942) era una crítica directa al nazismo, en esa época completamente en ascenso en Alemania. Pero ahí se muestran algunas escenas controversiales, como la de Donald leyendo el libro Mi Lucha mientras desayuna y saluda varias veces a su autor, Adolf Hitler. Por supuesto, todo no pasó de un sueño (o una pesadilla). Pero incluso YouTube alerta que este contenido puede ser “potencialmente ofensivo”.

 

5 – Kimba vs Simba.

Un pequeño león llamado Kimba, un amigo pájaro, un babuino gurú, una jauría de hienas y un villano con una cicatriz en el ojo. El Rey León (1994) guardaba tantos parecidos con la serie animada japonesa Kimba, el león blanco (1965) que Disney tuvo que manifestarse al respecto. Alegó que su película era totalmente original y que le tomó años concluirla. El estudio que produjo Kimba no objetó la afirmación y jamás presentó un reclamo legal.

 

6 – Un trabajo reciclado.

Animaciones como Robin Hood (1973) y Las aventuras de Winnie the Pooh (1977) presentaron escenas y personajes en poses casi idénticas a las de Blanca Nieves y los siete enanos (1937) y El libro de la selva (1967), respectivamente. No se trataba de pereza en el trabajo de los animadores, la culpa era de una técnica llamada rotoscopia, que elaboraba una especie de molde único basándose en dibujos de diferentes movimientos humanos. La industria cinematográfica consideraba legítima la utilización de este recurso (que además representaba un ahorro sustancial de tiempo y dinero).

 

7 – Contenido para mayores.

la sirenita 1989 portada vhs

El lanzamiento en formato VHS de La Sirenita (1989) también generó cierta polémica. Algunos países se quejaron que un castillo ilustrado en la portada de la cinta presentaba una torre con la forma del miembro masculino. Disney aseguró que el parecido era coincidencia y negó el sabotaje de artistas descontentos. Sin embargo, cambió por completo la portada para la edición en DVD.

 

12 Reacciones

Hacer comentario