Las reacciones del amor en nuestro cerebro

Aunque debería ser al revés, cuando estamos enamorados es común que el amor nos arrebate el control. Y aunque este sentimiento esté fuertemente vinculado al corazón, la realidad es que se debe a hormonas y reacciones químicas en el cerebro. Cuando se recurre a imágenes cerebrales para observar lo que sucede con el amor en nuestra cabeza, es común observar áreas iluminadas que se sobreponen a zonas responsables por la búsqueda de recompensas y el comportamiento orientado a objetivos.

el amor

Aunque la creencia popular sugiera que la atracción romántica surge de forma espontánea a partir del instinto, en realidad es un comportamiento complejo. Parashkev Nachev, profesor de neurología en la Universidad de Londres, dice que, aunque conozcamos las áreas específicas que se activan en el cerebro, también debemos comprender las razones de esta activación.

La ruta del amor.

El primer chispazo de atracción activa el área tegmental ventral, y empieza a liberar dopamina ante una potencial recompensa. La dopamina es un neurotransmisor con un papel importantísimo en procesos como la motricidad, concentración, motivación, placer y humor. Sin embargo, es más famoso por su relación con la adicción y el enamoramiento.

La dopamina atraviesa la vía mesolímbica, avisándole al cerebro que debe mantenerse atento y reaccionar a recompensas esperadas como drogas, comida o acciones placenteras. Mientras tanto, en el núcleo accumbens el cerebro encuentra el centro de control para los estímulos. Aquí se acelera la producción de dopamina, inundando al cerebro con sensaciones potenciadas de euforia, deseo y felicidad.

beso pato donald

Así, los altos niveles de dopamina encienden la euforia y el deseo. Inconscientemente, aumentamos la atracción por esa persona que nos genera afecto. Es parecido a experimentar los efectos de un narcótico, una sensación que te hace querer más y más.

En este proceso el cerebro también avisa a las glándulas suprarrenales, que empiezan a producir epinefrina y norepinefrina. Estas sustancias promueven en nuestro cuerpo un estado de alerta máxima conocido como “reacción de lucha o huida”. Es a causa de estas reacciones que perdemos el apetito, nos sudan las manos y el corazón se acelera.

La percepción del ser amado.

El cerebro también se encarga de inhibir la acción de la amígdala, un órgano responsable de controlar nuestra percepción de tristeza, miedo y enojo. Por eso encontramos que la persona amada es perfecta, al menos al principio. Esto provoca una sensación de seguridad y plenitud cuando estamos junto a la persona por la que sentimos afecto.

Al mismo tiempo, se limita la habilidad del lóbulo frontal para aplicar la lógica, criticar o pensar con claridad. Una vez que todos estos efectos despiertan el interés, el cerebro pasa a una nueva etapa de conexión.

asi funciona el amor en el cerebro
Dado que nuestro cerebro está diseñado para salvar y perpetuar la especie, permite que los individuos se mantengan juntos el tiempo suficiente para dar paso a una nueva vida.

Finalmente, el cerebro empezar a liberar oxitocina, también conocida como hormona del amor. Se produce en situaciones específicas como los abrazos y el amamantamiento. Según algunos estudios, la oxitocina fortalece los vínculos sociales. Las actividades que activan la liberación de esta hormona contribuyen a que las parejas forjen relaciones más fuertes y duraderas.

Al igual que los pensamientos, emociones y comportamiento, el amor está vinculado a procesos complejos que suceden al interior del cerebro. Nachev dice que relegar el amor a un conjunto de reacciones químicas es pasar por alto algo importante. Y es que, si fuera tan simple, ya tendríamos una inyección para inducir el amor, o podríamos retirarlo sin ningún tipo de perjuicio.

Desde la perspectiva del profesor, nuestras elecciones son complejas y por eso no nos sentimos atraídos por las mismas características. Considerar que el amor es un conjunto de reacciones químicas, sería como ver en la música un montón de notas, o a la obra de un poeta como la sucesión de simples palabras.

9 comentarios en “Las reacciones del amor en nuestro cerebro”

  1. Correcto Hery, confirmo lo arriba mencionado, no se actualiza la pagina, en mi caso esta como favorito en safari, uso ios 13.1.2 y desde el jueves pasado tengo ese error, la única solución que he encontrado es entrar via telegram, ver una noticia nueva que no este visible en mi pagina sin actualizar y luego teclear nuevamente la dirección, solo así actualiza. Si solo tecleo la dirección o la abro en modo privado, o actualizo sigue quedándose en días anteriores, como si la fecha no coincidiera. Saludos!

    Responder
  2. Sí, es un problema que tuve con una característica que active en el sitio y que guarda la pagina principal mucho tiempo sin recargarla. Ya lo desactivé pero en sus navegadores quedó registrada la regla para no cargar la página principal en varias semanas. La única solución sería borrar la caché o hacer varias veces F5 (en teléfonos deslizando la pantalla hacia abajo).

    Responder

Deja un comentario