Historia

La trágica historia de Dorothy Stratten

Dorothy Stratten fue una hermosa mujer que tuvo un impacto significativo en el ámbito de la música y el cine, pero también un final trágico. A los seres humanos nos aburren las historias buenas, pero disfrutamos de leer, escuchar y vivir historias trágicas y macabras. Y no es motivo de vergüenza, pues parece algo inherente a la naturaleza humana.

historia tragica Dorothy-Stratten (5)

Resulta curioso darse cuenta cómo nuestra cultura, en general, parece nacer y vivir de las tragedias. ¿Cuántas naciones no han surgido de entre los restos de una guerra? Eso sin contar que una de las religiones más grandes del mundo se creó a partir de la terrible muerte de un hombre crucificado. Y quizá el área que más beneficios obtiene de las tragedias es el arte. Desde la influencia literaria de las cruzadas, pasando por el deceso de Jean-Paul Marat “inmortalizado” en un cuadro del pintor Jacques-Louis David hasta las películas de Hollywood que intentan representar los dramas de nuestra realidad.

Dorothy Stratten se sumó a esa interminable lista de personas con un final trágico, que serviría de inspiración para futuros artistas. Una de las películas más aclamadas de la década del 80, Star 80, se basó en su vida. Y no fue la única, Ha muerto una modelo (1981) también contó su historia a través de la actuación de Jamie Lee Curtis. Bryan Adams, el famoso intérprete canadiense, fue otro que se sirvió de la tragedia de Dorothy Stratten para dos de sus canciones. Más recientemente, en 1999, la banda de rock Red Hot Chilli Peppers lanzaba su mejor y más exitoso álbum hasta la fecha: Californication. En ese álbum se incluyó un sencillo titulado también Californication. ¿En quién crees que pensaba Anthony Kiedis cuando plasmó los versos First born unicorn, hard core soft p*rn?

Dorothy Ruth Hoogstraten era poseedora de todo lo que la farándula anhelaba (y anhela): inteligencia, talento, belleza y una personalidad encantadora. Como muchas de las mujeres hermosas que alcanzan el estrellato, esta mujer venía de una familia humilde. La canadiense vivía en Vancouver, y trabajó como despachadora en una heladería de la ciudad hasta que su imponente belleza capturó la atención de Paul Snider. Estaba hecho, en aquel momento el destino de Dorothy había quedado sellado. Paul Snider era un ex acompañante masculino que se ganaba la vida como proxeneta de prostitutas en Vancouver. Debió resultar muy fácil para Paul lavarle el cerebro a la inocente adolescente que lo único que buscaba era destacar.

historia tragica Dorothy-Stratten (4)

Paul Snider la convenció para que posara desnuda en unas fotos, falsificó la firma de la madre de Dorothy (en esa época todavía era menor de edad) y envió las fotos a la revista Playboy. La belleza de la canadiense impresionó inmediatamente y en 1979 Dorothy estaba en dónde nunca pensó estar: era la portada de la revista para caballeros más famosa del mundo.

Su vida no podía ir mejor. En julio de ese año se casó con Paul, era la portada de la revista, y meses después llegaba a Hollywood, donde haría papeles pequeños en las producciones Americathon, Autumn Born y Skatetown USA. También llegó a aparecer en la popular serie Fantasy Island.

historia tragica Dorothy-Stratten (6)

Dorothy Stratten y Hugh Hefner durante la presentación de la revista.

historia tragica Dorothy-Stratten (1)

El éxito parecía haber llegado como un rayo para Paul. A finales de 1979 Dorothy apareció en un especial de fin de año de la red ABC al lado de otras playmates haciendo una coreografía acompañada por el grupo ícono de la música disco: Village People.

 

1980 parecía un año prometedor. Fue elegida la conejita del año y estelarizó su primera película: Galaxina. La sensual robot interpretada por Dorothy dejó perplejos a muchos hombres en los Estados Unidos.

historia tragica Dorothy-Stratten (3)

Su vida profesional subía como la espuma lista para desbordarse, pero no sucedía lo mismo en su vida personal. Las peleas con Paul Snider eran frecuentes debido a los celos enfermizos del hombre.

Ejecutivos de la Playboy, incluido Hugh Hefner, le aconsejaron terminar todo tipo de contacto con el paranoico de Snider. La revista había hecho bastante dinero con esta mujer y su éxito también llevaba beneficios a la empresa. Playboy buscaba con ansias una estrella y esa parecía ser Dorothy. Hugh Hefner llegó a tachar a Snider de “arribista y proxeneta”, pero Dorothy sentía cierta pena por abandonarlo pues lo creía parcialmente responsable de su éxito.

A mediados de 1980, finalmente tomó valor y dejó a su esposo. “Perdí mi cohete a la Luna”, habría dicho Snider a sus amigos.

Dorothy Stratten y Paul Snider

Dorothy Stratten y Paul Snider

A las 11 de la noche del día 14 de agosto de 1980, un detective particular contratado por Snider que daba seguimiento Dorothy, ingresó a la casa donde había vivido la pareja en Los Angeles. Durante todo el día había llamado a Paul pero este nunca regresó las llamadas. Al entrar a la habitación, se enfrentó con una escena horrible: dos cuerpos desnudos con las cabezas destrozadas yaciendo sobre charcos de sangre en el suelo. Ese fue el fin de Dorothy Stratten.

La policía cree que Paul llamó a Dorothy para acordar los términos del divorcio. La apuñaló y la violó repetidas veces. Con una escopeta calibre .12 le pegó un tiro en el rostro y prácticamente la dejó sin cabeza. Después de esto practicó necrofilia con el cadáver antes de volarse la cabeza también.

Una estrella que se apagó precozmente. Una mujer hermosa a la que le arrebataron todo lo que se puede conquistar: fama, amigos, hijos, admiración… en una trágica historia de la que brotaron películas y canciones.

Comentar

16 comentarios