Kauri: el extraño árbol vampiro de Nueva Zelanda

En los bosques de Nueva Zelanda se encuentra el peculiar árbol vampiro. Una especie de planta cuyas características asemejan a las de esas figuras mitológicas que se alimentan de sangre humana. En 2019, tras la publicación de un artículo en la revista iScience, se populariza el extraño comportamiento de un tocón del árbol kauri (Agathis australis). Este árbol extendió su sistema de raíces para entrelazarse con los árboles circundantes. Una extraña formación que los investigadores denominaron «súper organismo».

kauri arbol

Árbol vampiro de Nueva Zelanda.

Por las noches, el árbol vampiro extrae agua y nutrientes que los árboles enganchados recolectan a lo largo del día. Y lo hace injertando sus raíces en docenas o incluso cientos de otros árboles. ¿Ahora ves porque le dieron ese mote? Sin ese suministro de nutrientes y agua de árboles vecinos, el tocón de árbol kauri invariablemente estaría muerto. Sebastian Leuzinger, uno de los autores del estudio, señala que el árbol carecía de tejido verde propio.

Además, elaboraron una hipótesis sobre el motivo por el que los árboles huéspedes no desconectan al tocón sanguijuela. Leuzinger y compañía consideran que el súper organismo del que forma parte el árbol vampiro actúa como una red de agua y nutrientes. Es decir, los árboles miembros se turnan para intercambiar recursos. «Esto cambia por completo la percepción que tenemos de los árboles», dice Leuzinger. «Probablemente no deberíamos tratar a los árboles como seres individuales. Y deberíamos empezar a ver al bosque como un súper organismo».

El hallazgo del súper organismo.

Leuzinger y su colega Martin Bader descubrieron este tocón de árbol kauri durante una excursión al oeste de Auckland. Les pareció extraño pues, aunque no tenía follaje, el tocón estaba vivo. La naturaleza vampírica del árbol quedó expuesta cuando Leuzinger y Bade midieron el flujo de agua en el tocón y los árboles circundantes de la misma especie. Encontraron una sólida correlación negativa del flujo de agua entre los árboles. Es decir, compartían recursos gracias a las raíces injertadas que, pese a las diferencias genéticas, reconocían el tejido de la raíz más próxima.

Agathis australis
Tocón de Agathis australis.

«Es muy diferente a la operación de un árbol normal, donde el potencial hídrico de la atmósfera impulsa el flujo de agua», señala Leuzinger. «En este caso, el tocón está a merced de lo que hagan los demás árboles, pues al carecer de hojas que transpiren prescinde del tirón atmosférico».

Desventajas del árbol vampiro.

Entre las desventajas que posee el súper organismo del árbol vampiro se encuentra la rápida diseminación de enfermedades. Pero también tiene ventajas, como el crecimiento de árboles en zonas particularmente secas del bosque. Por ejemplo, Leuzinger señala que la muerte regresiva del kauri estaría entre esas posibles enfermedades que amenazarían al súper organismo. La muerte regresiva del Agathis australis empieza tras la infección de un microorganismo presente en el suelo llamado Phytophthora agathidicida.

Infecta las raíces del árbol y se parece mucho a un hongo, destruye los tejidos encargados de transportar agua y nutrientes hasta que, finalmente, el árbol muere por inanición. Con sus raíces injertadas en el súper organismo, la muerte regresiva del kauri es un peligro latente para todos los árboles conectados.

árbol vampiro de Nueva Zelanda

Entendiendo los árboles.

Los investigadores planean estudiar más tocones de árboles kauri para profundizar en el proceso que sigue la formación del sistema de raíces entre tocones y árboles saludables. Ampliar esta investigación y el eventual hallazgo de otros árboles vampiros permitirá una mejor comprensión de los súper organismos. Quizá, los investigadores encuentran que, al compartir recursos, estos árboles extienden la longevidad de los bosques.

Leuzinger señala que su investigación es una invitación a profundizar en el tema. Sobre todo en un clima tan cambiante y ante la amenaza de sequías más frecuentes y severas. «Esto cambia la forma en que entendemos la supervivencia de los árboles y la ecología de los bosques», dice el científico.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario