Intestinos de sábalo, una delicia taiwanesa difícil de comer

En la gastronomía de Taiwán los intestinos de sábalo se consideran un manjar, aunque incluso para los locales resultan difíciles de comer. Pese a la popularidad de la comida taiwanesa alrededor del mundo, algunos platillos representan un reto visual y gustativo para cualquier persona. El sábalo, sabalote, chano o pez de leche (Chanos chanos) es un recurso muy preciado en la industria acuícola de este país.

intestinos de sabalo en sopa
Sopa de intestinos de sábalo.

Pero, no solo lo cultivan por su deliciosa carne, sino también por sus intestinos. Esta parte del animal sirve para preparar diversos platillos, como la sopa de sabalote o la tripa negra frita. Quienes los han probado dicen que son deliciosos. Y el único inconveniente está en superar la idea de que te alimentas con tripas de pescado que parecen gusanos.

Una delicatessen de tripas de pescado.

El sur de Taiwán, donde se concentra gran parte de la acuicultura y se encuentran cientos de granjas de chano, está más familiarizado con las comidas preparadas a partir de los intestinos del pez. Y los locales aprovecharon esta disonancia gastronómica, convirtiendo los platos de tripas de pescado en un reto para los turistas.

Dado que los intestinos del chano son altamente perecederos, las comidas se preparan con ingredientes frescos, casi siempre con animales recién cosechados. Además, debido a la alta concentración de enzimas, las tripas de sábalo se descomponen a pesar de la refrigeración y el congelamiento. Por eso, los cocineros preparan los intestinos apenas abren el pescado.

intestinos de pescado fritos
Tripas con carne de sábalo fritas.

Tipos de platillos.

Pero, no todas las tripas de chano son aptas para el consumo humano. Buena parte termina en la basura tras el procesamiento del pescado. Uno de los principales requisitos es que el animal excrete la mayoría de los desechos que procesa su sistema digestivo. Esto implica limitar la alimentación del pez durante varios días, haciéndolo pasar hambre y planteando algunas cuestiones éticas.

Antes de la cocción, las tripas de sábalo deben lavarse con cuidado para eliminar cualquier residuo. Pueden freírse en aceite o hervirse para preparar una sopa, siendo esta última la presentación más incomible. Los comensales aseguran que ambas preparaciones resultan exquisitas al paladar, aunque muchos simplemente no superen la idea comer tripas de pescado.

 

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

1 comentario en «Intestinos de sábalo, una delicia taiwanesa difícil de comer»

Deja un comentario