Homo sapiens es 100 mil años más antiguo de lo que se creía

En Marruecos se encontraron fósiles de seres humanos con más de 300 mil años de antigüedad, muy alejado de lo que, hasta la fecha, se considera el lugar de “nacimiento” del Homo sapiens, en Etiopía.

restos de mandibula homo sapiens en Jebel Irhoud

Seguramente ya te sabes la cantaleta: hace aproximadamente 200 mil años, una especie conocida con el nombre científico de Homo sapiens surgió al este de África, en un territorio que actualmente corresponde a Somalia y Etiopía. Evolucionó de otro homínido, probablemente a partir del Homo erectus – que andaba erguido, era bueno con las herramientas y conocía el fuego.

Pero realmente nadie sabe si fue el propio H. erectus el que dio origen al hombre – pues existe otro fuerte candidato, el Homo ergaster. Y aunque se obtuvieran las pruebas suficientes a favor de uno u otro, la transformación de cualquiera de estas especies en un ser humano no fue un proceso tan sencillo: hablamos de múltiples etapas intermedias y cambios sutiles, con miles de años de distancia entre uno y otro.

 

Nuevo descubrimiento.

Prueba de esto es que huesos y herramientas de un Homo sapiens de hace 300 mil años – 100 mil años más antiguo que la versión oficial – fueron localizadas en una mina abandonada a unos 100 kilómetros de Marrakech, un punto turístico de Marruecos, situado a más de 5.5 mil kilómetros del área etíope preferida por los libros didácticos.

Este descubrimiento se anunció hace unos días en la revista Nature, en un par de artículos científicos que resumen varios años de investigación. “Esto nos ofrece una noción completamente diferente de la evolución de nuestra especie”, declaró el arqueólogo responsable de la investigación Jean-Jaques Hublin para el periódico británico The Guardian. “Surgió mucho antes de lo estimado y, de hecho, ya estaba presente por toda África hace 300 mil años. Si existió un jardín del Edén, entonces fue del tamaño del continente”.

Homo Ergaster

Homo ergaster

 

Jebel Irhoud.

El sitio arqueológico de Jebel Irhoud, descubierto tras la apertura de una caverna en un antiguo punto de minería, ya había revelado sus primeros fósiles polémicos en la década de 1960, cuando se encontraron restos atribuidos a los neandertales con 40 mil años de antigüedad. Una nueva serie de excavaciones, encabezadas por Hublin, encontró fragmentos de cráneo, mandíbula, dientes y miembros pertenecientes a tres adultos, un adolescente y un niño.

Presentaban una anatomía muy parecida a la de los seres humanos modernos – sólo el cráneo, un poco más alargado, sugería su edad -, y estaban acompañados por herramientas de piedra bien afiladas, huesos de animales cazados y trozos de carbón, probablemente los restos de una fogata. De acuerdo con los investigadores, eran musculosos y presentaban rostros que nos son familiares, como el de cualquier persona que podríamos encontrar hoy en la calle.

Se estableció que las herramientas tienen entre 280 y 350 mil años de antigüedad, y los dientes 290 mil. Otros utensilios perdieron el filo y fueron afilados diversas ocasiones en pequeños intervalos de tiempo, y la materia prima empleada para su fabricación corresponde con la composición de las rocas de un sitio distante, a 50 km del punto arqueológico – una señal de que aquellos seres humanos, por algún motivo, murieron lejos de casa, sin nada más que aquello que llevaban en sus “bolsas” para garantizar su supervivencia.

Australopithecus afarensis

Australopithecus afarensis

 

Todo con calma.

A pesar de la emoción, varios investigadores, asociados o no al descubrimiento, solicitaron cautela pues se trata de una muestra limitada desde el punto de vista geográfico. Aunque se compruebe que el ser humano actual no se originó en Etiopía, aún es demasiado pronto para afirmar donde surgió realmente, y la porción del continente africano que dominó en cada época.

Muchos homínidos con diferentes grados de acercamiento al ser humano pudieron haberse cruzado y convivido en una franja que se extiende a 30 mil años en el pasado. Debido a la escasez del género Homo, se hace difícil saber con exactitud cuándo y cómo ocurrieron dichos encuentros.

“Lo mejor es no dar nada por hecho debido al gran impacto que estos descubrimientos causan cuando se anuncian”, aconsejó John Shea, un arqueólogo de Nueva York consultado por The Guardian, “debemos esperar algunos años para ver cómo las olas de este impacto cambian el contorno de la playa”.

General
  • ALEXQUI Jun 9, 2017

    A reescribrir los libros de historia como cada año se hace, y seguirán descubriendo nuevos fósiles que lleven al origen de la humanidad miles de años mas atrás…

  • el hater Jun 9, 2017

    y quien se cree estos nuevos fraudes de los masones por dios, alrrato desmienten esto como lucy el supuesto eslabon perdido, puras fantasias, seguro ese disque fosil fue plantato….pero YO, YO… YO NO VENGO DEL MONO!!!!!

    • Juan Jun 9, 2017

      Me pones en problemas

    • DRACULA Jun 9, 2017

      O vienes de los monos que pusieron un hombre en la luna y que hoy se pueden comunicar a cualquier lugar del mundo por medios electronicos o desciendes de la costilla de adan y eres conforme con lo que dios dicta. Si ese es el caso mi señor deje de usar medios creados por la ciencia y dediquese a dar su opinion en un medio acorde a sus posibilidades como en su iglesia y no ande molestando gente los domingos en la mañana tan temprano.

    • fzuntsu Jun 9, 2017

      si no vienes del mono… entonces saliste por el chiquito: MOJÓN!

Comentar el artículo.