Hombre muere tras meterse al mar con tatuaje nuevo

A cinco días de haberse realizado un tatuaje, un hombre de 31 años, contra las recomendaciones, decidió meterse a nadar al mar. Las heridas del tatuaje sirvieron como puerta de acceso para una severa infección bacteriana que lo condujo a un choque séptico mortal.

tatuando

Esta tragedia empezó el día en que el sujeto decidió hacerse un tatuaje en la pierna derecha. El tatuaje era la ilustración de una cruz bajo unas manos haciendo oración, además de la frase “Jesús es mi vida” en inglés escrita en cursiva.

Como el artista del tatuaje le indicó, existe una serie de recomendaciones importantes a seguir en las horas y días posteriores a realizarse un procedimiento de este tipo. La de mayor importancia implica mantener el área limpia y cubierta dado que la piel presenta una mayor susceptibilidad a las infecciones bacterianas.

Ya que las agujas de una máquina para tatuar perforan la piel, se abre una herida. Esta herida funciona como una vía rápida para que los gérmenes entren al cuerpo. Entre más grande sea un tatuaje, mayor es el riesgo de padecer una infección.

Después de remover la sustancia curativa original y limpiar suavemente un tatuaje nuevo, la recomendación convencional es aplicar una pomada antibacterial. Se necesita hacer esto durante varios días, de forma que la piel tenga tiempo para sanar lo más rápido posible.

Lo primero que se debe evitar en este intermedio es meterse a nadar, debido a una exposición prolongada a un agua potencialmente contaminada. Es en este punto donde la historia de este hombre ingresa al terreno de lo trágico.

shock septico hombe con tatuaje (1)

 

El terrible caso.

En un informe publicado en el BMJ Case Reports, un prominente periódico médico cuyas publicaciones pasan una revisión por pares, solamente se revela que el caso se trata de un hombre latino que vivía en Texas, en los Estados Unidos.

Cinco días después de haberse sometido a la realización de un tatuaje, el hombre decidió nadar en el Golfo de México. Tan sólo 3 días después fue ingresado en el Parkland Memorial Hospital, un hospital en la ciudad de Dallas, con un severo dolor en las piernas y los pies. Entre sus síntomas también se incluía la fiebre, escalofríos e hinchazón en torno al tatuaje y otras partes de sus piernas.

“En el transcurso de unas pocas horas, el caso progresó rápidamente”, declaró el Dr. Nicholas Hendren, médico residente en la Universidad de Texas y principal autor del informe. “Se presentó un oscurecimiento en la piel, aumentaron las contusiones y los fluidos acumulados en sus piernas – evidentemente, algo muy alarmante. Ya se encontraba en las primeras etapas de un choque séptico, y sus riñones ya habían sufrido ciertas lesiones”.

shock septico hombe con tatuaje (3)

Para empeorar las cosas, el hombre sufría una enfermedad hepática crónica por beber demasiado alcohol. El hombre empeoró tanto, que necesitó la ayuda de máquinas para respirar, también se le suministraron potentes antibióticos.

 

La bacteria.

Los exámenes mostraron positivo para Vibrio vulnificus, una bacteria que comúnmente se encuentra en el agua costera. El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos estima que esta infección provoca unas 80,000 enfermedades y entre 100 muertes cada año tan sólo en ese país. Los mayores factores de riesgo tienen que ver con enfermedades hepáticas, cáncer, diabetes, VIH y talasemia, una rara enfermedad en la sangre.

Vibrio vulnificus

Bacteria Vibrio vulnificus.

Las infecciones más graves aparentemente se presentan tras la ingesta de ostras crudas. En la mayoría de los casos, los únicos síntomas que presenta la persona son vómito y diarrea. La mayoría de las personas saludables no tiene que acudir a un hospital, pues el sistema inmunológico es lo suficientemente fuerte para combatir por sí solo la enfermedad.

shock septico hombe con tatuaje (4)

Sin embargo, las infecciones también pueden presentarse con la exposición de heridas abiertas al agua contaminada, un mecanismo menos común.

 

El trágico desenlace.

Hendren no tuvo la oportunidad de preguntar directamente al paciente si estaba consciente de la indicación de no nadar después de hacerse el tatuaje, pero dijo que tanto el paciente como su familia no sabían que una infección grave pudiera avanzar de forma tan rápido.

Durante las próximas semanas el hombre fue mantenido bajo sedación la mayor parte del tiempo. Tras el pesimista diagnóstico inicial, Hendren y los médicos fueron cautelosamente optimistas. Al paciente se le retiró la máquina de asistencia respiratoria 18 días después de haber sido internado en el hospital y empezó una rehabilitación agresiva.

shock septico hombe con tatuaje (2)

Sin embargo, durante el mes siguiente su condición fue empeorando paulatinamente. Aproximadamente dos meses después de haber llegado al hospital, el paciente murió de choque séptico.

8 Reacciones

Hacer comentario