Historia de Ok-Sun Jung, y el atroz relato de las mujeres de consuelo

El próximo cómic está basado en el testimonio proporcionado por la Sra. Ok-Sun Jung y otras Mujeres de Consuelo esclavizadas sexualmente por militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque gráfico, el relato es una mirada a la crueldad y condiciones inhumanas que sufrieron estas mujeres. Dado que puede resultar perturbador para algunas personas, se recomienda discreción.

mujeres de consuelo(1)

mujeres de consuelo comic (1)

mujeres de consuelo comic (2)

mujeres de consuelo comic (3)

mujeres de consuelo comic (4)

mujeres de consuelo comic (5)

mujeres de consuelo comic (6)

mujeres de consuelo comic (7)

Las sobrevivientes del campamento de esclavas sexuales que mantuvieron los japoneses en la Segunda Guerra Mundial han estado exigiendo que el gobierno japonés reconozca plenamente el crimen. Corea del Sur y Japón llegaron a un acuerdo sobre las «Mujeres de Consuelo» el 28 de diciembre de 2015.

Aunque la prensa divulgó dicho acuerdo como un “avance” a la relación entre Japón y Corea, muchos surcoreanos mostraron su rechazo. Principalmente porque se trató de un acuerdo «final e irreversible». Esto significa que el gobierno de Japón se deslindó, moral y legalmente, de las mujeres de consuelo. Las Mujeres de Consuelo sobrevivientes simplemente se negaron a aceptar el trato.

Te puede interesar.

8 comentarios en «Historia de Ok-Sun Jung, y el atroz relato de las mujeres de consuelo»

  1. Japón como país de primer mundo, debe empezar por reconocer los graves errores del pasado, pedir perdón a las víctimas y tratar de compensarlas de la mejor manera de sus atrocidades.
    Si no lo hace, es que tienen doble moral, ahora se quieren mostrar al mundo como un país culto, ético y moral! Sin reconocer su pasado!

    Responder
  2. Bueno. Estoy seguro que una compensación economica, quizá vitalicia ayude en algo mínimo a estas mujeres.
    Pero nada, absolutamente nada les regresará lo que perdieron ni cambiará lo que sufrieron, no siquiera la venganza.

    Esto no debe volver a suceder… Pero en cada guerra pasa.. y es por eso que las leyes NO SIRVEN. LA LUCHA FEMINISTA EN BUSQUEDA DE LEYES QUE LAS PROTEJAN O LES DEN PRIVILEGIOS NO SIRVE.
    Únicamente la educación… Amar a tu prójimo como a ti mismo.

    Responder

Deja un comentario