Hidrólisis alcalina: licuar cadáveres humanos

Hay un video del gran Bruce Lee donde recita una frase muy inspiradora: “Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua…”, todos sabemos que es una metáfora. Sin embargo, en la actualidad algunas funerarias están tomando este consejo de forma literal.

muerte y soledad neblina

Desde hace algunos años, la industria funeraria ha buscado alternativas para colgarse la medallita de “empresa verde” – y este es uno de los resultados de dicho esfuerzo. El proceso es denominado hidrólisis alcalina, y se considera una alternativa más ecológica a la cremación.

Aunque parezca raro, este proceso se parece un poco a los antiguos métodos de fabricación del jabón – pero en lugar de manteca de cerdo o sebo de vaca, lo que se arroja a la mezcla es un cuerpo humano sin vida. Este es colocado en un tonel con una mezcla de sal, agua y lejía que se eleva a una temperatura de 160 °C. El sistema está presurizado para prevenir que tenga lugar la ebullición, y en el transcurso de unas cuantas horas el cuerpo está roto.

Dale Hilton, cuya familia ha mantenido una funeraria en Smiths Falls, Ontario durante muchos años, dice que “lleva el cuerpo a su estado natural”. Ese estado natural incluye un fino polvo blanco procedente de los restos óseos pulverizados, y un líquido de color verdoso compuesto por los péptidos, azúcares, aminoácidos y sales del cuerpo.

Algo parecido a esto, pero menos elegante:

El líquido es seguro para desechar y puede ser amorosamente arrojado en el drenaje para que fluya hasta la planta de tratamiento más cercana y vuelva a entrar en circulación. ¿Parece algo bastante loco, no? En realidad no lo es. Hilton dice que es exactamente lo mismo que sucede cuando un cuerpo es sepultado en el suelo, solo que esto sucede mucho más rápido.

El superintendente de las instalaciones de Smiths Falls, en Ontario – donde trabaja Hilton – no está preocupado. Ted Joynt declaró para la CBC que han estado haciendo pruebas una vez a la semana y aún no han notado nada alarmante en el agua. Ya sabes, excepto esa imagen mental asociada con la frase “restos humanos licuados”.

8 Reacciones

Hacer comentario