Gábor Urbán y el surrealismo en el fin del mundo

Gábor Urbán empezó a estudiar pintura a los 18 años en la Universidad de Novi Sad, en Serbia. Posteriormente exploró el oficio bajo la tutela del afamado pintor Árpad G. Balázs. Y a principios de la década de 1980, tras casi dos décadas perfeccionando un peculiar estilo de pintura surrealista, Urbán tuvo la oportunidad de sostenerse a sí mismo como artista independiente. En esa época, diversos conflictos étnicos dieron lugar a las Guerras Yugoslavas, un conflicto local que se extendió durante casi diez años. Esto obligó a Urbán a abandonar su país natal, principalmente porque no estaba interesado en los conflictos y no tenía ganas de participar como soldado.

Gábor Urbán pinturas (10)

Se instaló cerca de Hungría, y buena parte de esa época fuera de Serbia la pasó en Hvar, una isla del Mar Adriático. Urbán solía decir que “no es un día sin un trazo”. El artista serbio hizo honor a su lema al continuar pintando inspirado por los impresionantes escenarios en Hvar, especialmente los campos de lavanda y el paisaje oceánico. Otro elemento recurrente en las obras de Urbán son los caballos salvajes, a menudo representados en ambientes fantasmagóricos, al igual que los humanos que forman parte esencial de su torcido universo surrealista.

Visión apocalíptica.

Hablando de escenarios fantasmagóricos, el estilo de Urbán destaca por las visiones apocalípticas de lo que el futuro puede deparar a los humanos. Aplicando esquemas de colores similares, Urbán llegó a pintar más de 20 obras con desnudos exuberantes en escenificaciones del fin del mundo, incluidas crucifixiones, figuras demoníacas y múltiples advertencias sobre los efectos del consumismo en nuestro espíritu.

Hablando en específico de estas obras Urbán fue auténticamente surrealista, aunque no debemos pasar por alto su habilidad para capturar la esencia de las cosas como lo hacían los antiguos maestros, de la misma forma que la incorporación de diversos elementos provenientes de la mitología griega.

En la tercera edad, Urbán está luchando para terminar su «obra de vida» a causa de una condición médica desconocida. En 2016, una campaña de financiamiento colectivo buscaba recaudar fondos para ayudar al pintor a terminar entre 5 y 8 pinturas. Desafortunadamente, la campaña ya no está disponible y Gábor (que siempre ha sido muy reservado con su vida en Serbia y Hungría) no proporciona ningún tipo de actualización sobre su progreso o condición.

Por ahora, lo único que nos queda es divulgar el trabajo de Urbán para que se reconozca el talento de este artista serbio.

Gábor Urbán pinturas (1)

Gábor Urbán pinturas (2)

Gábor Urbán pinturas (3)

Gábor Urbán pinturas (4)

Gábor Urbán pinturas (5)

Gábor Urbán pinturas (6)

Gábor Urbán pinturas (7)

Gábor Urbán pinturas (8)

Gábor Urbán pinturas (9)

Gábor Urbán pinturas (11)

Gábor Urbán pinturas (12)

Gábor Urbán pinturas (13)

Gábor Urbán pinturas (14)

2 comentarios en “Gábor Urbán y el surrealismo en el fin del mundo”

Deja un comentario