El estricto entrenamiento de las aeromozas chinas

Las aeromozas siempre se han distinguido entre todas las profesiones orientadas a la aviación, y esto se debe a que prácticamente deben ser perfectas y mostrar actitudes impecables ante los pasajeros. ¿Pero, alguna vez te has preguntado cómo es el entrenamiento de estas mujeres hasta que logran su sonrisa simpática y postura perfecta? En ningún país es algo sencillo, pero las azafatas chinas superan cualquier expectativa.

Estas hermosas jóvenes son pupilas de la Escuela de Aviación Civil Chengdu, y tienen un lápiz entre los dientes para acostumbrarse a mantener siempre la sonrisa perfecta. La revista en la cabeza las ayuda a conseguir la postura ideal.

 

Otro ejercicio para mejorar la postura es equilibrar una botella llena de agua sobre la cabeza durante tres minutos.

 

Además, deben sostener una hoja de papel entre las extremidades inferiores para aprender la posición de las piernas cuando se encuentren de pie.

 

Hombres y mujeres participan en el curso y pasan por una variedad de ejercicios para tener una buena postura en cualquier situación.

 

Pero no solo se trata de la apariencia, la seguridad también es importante. Para entrenarlos, reciben clases de Kung Fu y Taekwondo, además de aprender algunas habilidades de supervivencia.

 

Algunas clases de artes marciales se imparten al aire libre, ya uniformadas parecieran reclutas de las fuerzas armadas.

 

El objetivo de este entrenamiento es potencializar su fuerza de reacción, en caso de tener que defenderse de ataques con armas. La prueba final es romper una placa de cerámica con las manos, en el primer intento.

 

Una de las lecciones más importantes es aprender a neutralizar criminales.

 

Y quizá resulte difícil de creer, pero estas mujeres de apariencia delicada pasan por cosas realmente pesadas para garantizar la seguridad y comodidad de los pasajeros.

5 Reacciones

Hacer comentario