Entretenimiento

Escuela China para niños malcriados

El Centro de Formación y Educación Xu Xiangyang, más conocido como Escuela Andar a Pie es un centro educativo atípico que sólo inscribe niños chinos problemáticos, obligandolos a caminar hasta 1,000 km a través de todo el país, con el fin de enseñarles disciplina, educación y hacer que asuman la responsabilidad de sus acciones.

Escuela Andar a Pie China (11)

En una sociedad como la China, que no deja lugar para los fracasados, los niños muy malcriados, que pasan de largo de la escuela o se vuelven tirano, corren el riesgo de quedarse atrás en la carrera competitiva hacía el éxito. Para asegurarse de que eso no suceda, los padres que ya han agotado todas las demás opciones, inscriben a sus hijos en la Escuela Andar a Pie, un centro especializado con sede en Chengdu que les obliga a marchar en todo el país durante todo el día, mientras aprenden la disciplina militar.

Fundada por el ex veterano del ejército Xu Xiangyang, esta institución correccional está inspirada en la larga marcha del Ejército Rojo en 1930, y tiene una reputación de convertir a bandidos y delincuentes incorregibles en destacados miembros de la sociedad. Los niños y jóvenes de entre 8 y 18 son llevados a esta escuela, a menudo por la fuerza, para aprender a hacer frente a las dificultades de la vida militar como una forma de mejorar su conducta en la edad adulta.

Con la política de un solo hijo en China y la economía del país en auge, muchos niños de las grandes ciudades tienen una educación condescendiente – el típico padre imbécil que no impone ningún límite para el niño. Saturados con muchos regalos por parte de sus padres, estos niños crecen como pequeños reyes y princesas, y algunos de ellos pierden el interés en la escuela, desarrollan malos hábitos y costumbres, o se convierten en delincuentes.

No hay lugar en la sociedad china para estas manzanas podridas, la escuela Andar a Pie intenta ponerlos en el camino correcto antes de que sea demasiado tarde. En esta brutal escuela móvil, los niños no sólo están obligados a caminar decenas de kilómetros todos los días, sino también a dormir en tiendas de campaña o contenedores que ellos mismos montan, a hacer sus comidas frugales al borde del camino, lavar su ropa a mano y a tomar decisiones como buenos soldados. Los niños aprenden disciplina, responsabilidad y autoridad.

– “Cuando caminan con y viven en un grupo, ellos serán capaces de librarse de su pereza y egoísmo”, dice Xu Xiangyang. La lucha por educar a su hijo rebelde, lo inspiró a fundar Escuela Andar a Pie, y está convencido de que la marcha de largas distancias ayuda a los reclutas jóvenes a aprender sobre sí mismos y los demás.

El precio del programa es de 2,000 yuanes (4,200 pesos mexicanos) al mes, pero para muchos padres es una gran inversión, ya que sus descendientes comienzan a mirar hacia atrás para revisar su comportamiento anterior y reconocer sus errores. De acuerdo con uno de los instructores militares, caminar es la formación más básica, él lleva a estos niños al límite.

– “Cuando están bien cansados, con dolor en las piernas y los pies llenos de ampollas, comienzan a pensar mejor.”

Dale un vistazo a la vida dentro de esta escuela.

Escuela Andar a Pie China (10)

Escuela Andar a Pie China (9)

Escuela Andar a Pie China (8)

Escuela Andar a Pie China (7)

Escuela Andar a Pie China (6)

Escuela Andar a Pie China (5)

Escuela Andar a Pie China (4)

Escuela Andar a Pie China (3)

Escuela Andar a Pie China (2)

Escuela Andar a Pie China (1)

¿Y si la Correccionales de Menores de México se intercambiaran por una escuela como esta?… Claro, los Derechos Humanos.

11 comentarios

Hacer comentario

Send this to a friend