Energizantes con alcohol provocan el mismo efecto que la cocaína

El vodka mezclado con bebidas energizantes se ha convertido en un clásico de las fiestas, pero puede ser una verdadera bomba para los adolescentes. Investigadores de la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, hicieron pruebas con los cerebros de ratones adolescentes (ya que no era éticamente correcto hacerlo con humanos) y observaron varios cambios químicos en la masa encefálica, cambios que se asemejan mucho a los efectos que produce la cocaína.

vodka-y-redbull

Una bebida energizante puede tener hasta diez veces más cafeína que un refresco común, y suele ser consumido por los adolescentes para disfrutar y soportar las trasnochadas. Ya se sabía que los jóvenes que consumen bebidas energizantes (incluso sin mezclarlas con otras bebidas) tienen más posibilidades de convertirse en consumidores de alcohol durante la adultez.

Sin embargo, cuando estas bebidas son mezcladas con alcohol y consumidas durante la adolescencia, el centro de recompensa del cerebro sufre alteraciones, provocando que los jóvenes tengan más dificultades a la hora de experimentar sustancias placenteras. Los efectos pueden durar toda la adultez.

Los ratones que bebieron alcohol con energizantes se volvieron mucho más activos, como se esperaba, y sus cerebros fueron inundados con la proteína ΔFosB, típica de las personas que consumen cocaína o morfina. En la adultez, los ratones se mostraron mucho más resistentes a la sensación de placer que produce la cocaína, lo que puede sugerir que requerían dosis mayores de la droga.

“Todo apunta a que las sustancias mezcladas causan cambios de comportamiento en la neuroquímica del cerebro”, argumenta Richard van Rijn, uno de los autores del estudio. “Claramente hay un efecto al tomar esta mezcla que no se presentaría si se tomaran energizantes y alcohol por separado”.

 

7 Reacciones

Hacer comentario