El rediseño definitivo de la Biblia

En el 2014, Adam Lewis Greene emprendió una campaña en Kickstarter para financiar su atrevido y polémico proyecto de rediseñar algo tan importante como la Biblia, pero jamás se imaginó que su iniciativa tendría tanto éxito. Originalmente solicitó $37 mil dólares, y terminó recaudando $ 1 millón de verdes.

bibliotheca redicion biblia (1)

El rediseño no solicitado terminó transformándose en una práctica común entre diseñadores pues ofrece una oportunidad de practicar y exponer sus habilidades en proyectos que no dependen de que sean aprobados por clientes para que puedan llevarse a cabo. Es una oportunidad para, por ejemplo, trabajar con Adidas. O… de rediseñar la Biblia. O mejor dicho, de repensar la experiencia de lectura de la Biblia. Hacerla más “reader-friendly”.

Se trata del proyecto BIBLIOTHECA y los puntos son:

  • En lugar de ese papel finito, imprimir sobre hojas artesanales, con un peso más apropiado, creadas por una empresa litográfica con 437 años de antigüedad en el interior del territorio austriaco.
  • En lugar de un libro resumido, 4 volúmenes.
  • En lugar de una diagramación de versículos apilados, una propuesta más fluida de numeración y anotaciones.
  • En lugar del inglés arcaico y muchas veces perdido en traducciones dudosas, una revisión total con un equipo dedicado exclusivamente a esta importante y delicada tarea de “actualizar” los textos. La versión que está sirviendo como base tiene 505 años de antigüedad.
  • En lugar de letras diminutas, una fuente especialmente diseñada solo para este proyecto, que mantendrá la tradicional serifa, pero enfocándose en la legibilidad.

 

La intención original era producir un tiraje limitado a 500 ejemplares. Hoy tiene más de 20,000 Biblias apartadas.

bibliotheca redicion biblia (4)

bibliotheca redicion biblia (3)

bibliotheca redicion biblia (2)

Se vende algo más que el rediseño de la Biblia.

Es imposible pasar por alto el hecho de que Adam Lewis Greene vende muy bien, además de la propia Biblia rediseñada, el proyecto en sí. Después de todo nos encontramos ante un exitoso caso de una impresión de cuatro libros, con una inversión de millón y medio de dólares. El storytelling está muy bien cuidado, el video bien producido y el joven Adam acabó abanderando un proyecto que es más revolucionario desde el concepto que desde la práctica, lo que de ninguna forma le resta merito a su iniciativa. Al contrario, es una oportunidad de aprender como unir una idea, exposición, dinero y emprendimiento, todo muy bien organizado.

19 Reacciones

Hacer comentario