¿De dónde viene el olor a auto nuevo? y porque podría ser dañino

A muchas personas les encanta el aroma a auto nuevo; sin embargo, ese olor tan particular de la concesionaria es causado por sustancias que, en altas concentraciones, pueden resultar perjudiciales para la salud. Los seguidores del aroma a auto nuevo son tantos, que los fabricantes de aromatizantes vieron una oportunidad irresistible e intentaron envasar esa experiencia olfativa. ¿Pero, qué es exactamente lo que estamos inhalando dentro de un auto nuevo?

olor a auto nuevo

 

Compuestos orgánicos volátiles en los autos.

Existen algunos aromas que nos resultan obvios, como el plástico del tablero, los hules de los parabrisas, la piel en los asientos. Pero el grueso de ese olor tan particular a auto nuevo se genera en algo conocido como compuestos orgánicos volátiles (COV), empleados en diversos tipos de pegamento y adhesivos que mantienen en su lugar las piezas al interior de un vehículo.

Tal vez ni lo sospechas, pero todos los días inhalas COV. El ejemplo más conocido de esta clase de compuestos es la acetona, el líquido empleado para retirar el esmalte de las uñas, pero incluso los perfumes y hasta las alfombras tienen presencia de estas sustancias. El común denominador entre estos compuestos es su capacidad para evaporarse con facilidad a temperatura ambiente.

interior de un auto plastico

Estrictamente hablando, nuestro sentido del olfato no es otra cosa que la capacidad cerebral para asignar determinadas sensaciones a esas moléculas que alcanzan los receptores olfativos en nuestras narices. La capacidad de estas sustancias para evaporarse con facilidad resulta en una mayor liberación de moléculas en el aire, motivo por el que nos resulta tan fácil percibirlas. Casi todas las sustancias que emanan olores de cierta forma, natural o sintética, presentan COV en su composiciónpor ejemplo, las rosas.

 

Los peligrosos secretos del olor a auto nuevo.

Como es de suponer, los COV presentes al interior de un automóvil nuevo son variables, todo depende de factores como el modelo de automóvil, la fecha de fabricación y la legislación vigente en cada país. Sin embargo, te podemos asegurar que estos COV no son los mismos que encontrarías en una docena de rosas.

La Australia’s Commonwealth Scientific & Industrial Research Organization (CSIRO) publicó un informe en 2001 sobre un análisis que realizó, durante 2 años, a muestras de aire recolectadas en intervalos regulares al interior de tres vehículos adquiridos en 1998. En esa ocasión detectaron entre 30 y 40 COV en los automóviles.

Sin embargo, los resultados parecen bastante optimistas cuando se comparan con otros estudios, como el realizado en Japón en 2003 donde se encontró mayor variedad: 113 COV.

Están presentes algunos compuestos conocidos como el tolueno, famoso por ser un ingrediente en la composición del pegamento de zapatero y por causar dependencia química. Cuando la concentración de tolueno alcanza niveles altos, se puede desencadenar una serie de síntomas entre los que se incluyen la fatiga muscular, confusión mental así como problemas en el hígado y los riñones, entre otros.

interior de un auto clasico

También se encontró xileno (que generalmente se utiliza como solvente), estireno (sustancia considerada cancerígena) así como 1,2,4-Trimetilbenceno (un aditivo de la gasolina). Los niveles en la toxicidad son variables, pero estamos seguros que nadie en su sano juicio querría inhalar estas sustancias.

 

Fuera de peligro.

Por fortuna, el tiempo de exposición no es lo suficientemente extenso como para generar problemas, incluso cuando las concentraciones de COV superan a las recomendadas. Aquellas personas que son más sensibles a estas sustancias pueden experimentar cefaleas, náuseas y vértigo.

Al comienzo de estas pruebas en Australia, las concentraciones de COV en dos automóviles alcanzaron 64 mg por metro cúbico de aire. En un tercer automóvil, que por problemas de importación ingresó a las pruebas con algunas semanas de atraso, se registró tan sólo 2.1 mg por metro cúbico de aire en la primera medición – prueba de que la concentración de COV disminuye de forma acelerada. Tras medio año, las concentraciones indicaban 1.5 mg por metro cúbico de aire. Después de dos años, las cifras arrojaban 0.4 mg por metro cúbico de aire.

mascara biologica

Concentraciones entre 3 y 25 mg por metro cúbico de aire resultan suficientes para provocar síntomas moderados. Además, en cualquier ambiente nuevo y cerrado pueden encontrarse altas concentraciones de COV nocivos, incluso en aquellas casas recién construidas. De la misma forma que sucede con los automóviles, los valores en estas concentraciones caen muy rápido.

 

Recomendaciones finales.

Por mucho que te guste el olor a auto nuevo, si deseas cuidar tu salud es buena idea dejar vehículos nuevos abiertos y aireados, principalmente en aquellas zonas con temperaturas altas, donde las sustancias volátiles liberan una mayor cantidad de moléculas en el aire.

Algunas fábricas automotrices contratan profesionales en olores encargados modificar las sustancias que se emplean en la fabricación de los automóviles para mejorar la calidad del aire en su interior sin perder esa experiencia olfativa que resulta tan cara para los conductores.

Sabias que
  • Jorge Martínez Ene 12, 2018

    En el título del artículo tienen mal escrito PORQUE, DEBE SER POR QUÉ?

  • Ingeniero Civil Ene 14, 2018

    La toxicidad de esas sustancias aquí descritas no es tan elevada. Esos compuestos existen también en las plantas.
    Son moléculas sencillas de fácil degradación. Por un tiempo (y aun sigue el mito) se creyó que el fenol y los benzo-derivados eran potencialmente cancerígenos pero el cuerpo humano genera fenol y el aceite de rosas natural es un derivado del etil benceno, el aceite de azahar es antranilato de metilo, el colesterol es mitad gasolina y mitad naftol enlazados, los acidos grasos difieren del gasoil, gasolina o kerosen en pocos atomos de una larga cadena, los benzoatos son naturales y la popular aspirina contiene metil benzeno que es muy similar al Tuoleno.
    El estireno es mas peligroso porque puede tener efectos endocrinos pero su nivel en un auto es bajo y los obreros que hacen lanchas de fibra y poliéster aspiran grandes cantidades sin problemas (algunos recordarán el fuerte olor a pasta de poliéster, ese olor no está mucho en un carro nuevo).
    Los verdaderos químicos tóxicos, neurotoxicos y cancerígenos están en los perfumes artificiales actuales, en el suavizante de ropa, en los polvos de lavar con fuerte y persistente olor, desodorantes, limpiatodos . Y esto es porque para ahorrarse dinero los fabricantes recurren a compuestos sintéticos muy complejos, muy antinaturales y de escasa capacidad de degradación y muy diferentes de una molécula natural. En esa escasa capacidad de oxidación y en su persistencia reside su toxicidad por bioacumulación. Esos perfumes de nueva generación son muy fuertes, se fijan demasiado a todo, y con escasa dosis dan mucho impacto. Un compuesto de fuerte olor es fuertemente reactivo a nivel enzimáticos catalítico (un catalizer no se degrada rápido) provocando reacciones ocultas aunque pase por inocuo.
    Lo persistente, aunque sea un perfume, ataca al medio ambiente y debe prohibirse.
    Animales salvajes son atraídos por derivados del petroleo debido a que el petroleo es natural y biodegradable. Pero huyen de perfumes de nueva generación y lo absurdo es que haya tanta gente adicta a el abuso de ambientadores y productos de excesivo olor (que son de mala educación, perfumes contagiosos que llegan a provocar malentendidos y celos en matrimonios, y limita la discreción en relaciones extra conyugales). Tales personas están saturando su olfato de algo sintético y antinatural y pierden capacidad para detectar por ejemplo un conato de incendio, una comida en mal estado, la presencia de un intruso en sus casas etc. Es perder el olfato voluntariamente, una aberración como la drogadicción.
    ¿Tanto apesta usted para tener que usar productos cada vez mas fuertes y persistentes?
    Son complejos personales o tendencias inducidas por los interese de una industria perfumera, lo cual no significa higiene real.
    Las esencias naturales no son problemáticas, pero si son de baja volatilidad y degradacion, o de flores muy concentradas también pueden resultar molestas o alergenas por acumulacion o excesiva dosis.

  • Ingeniero Civil Ene 14, 2018

    Me faltó por decir que aunque me parece que estas sustancias de los COVs de los autos no son excesivamente toxicas, sí conviene airear los carros y no respirar concentraciones excesivas de esos COVs, pues no son saludables como la esencia de pino, lavanda, alcanfor, etc.

  • Alex Farina Ene 17, 2018

    Como dijera el anciano de la película Cristine… el olor de un auto nuevo solo se puede comparar con el olor a …

Comentar el artículo.

Send this to a friend