Dispositivo robótico “abraza” y bombea el corazón

La lista de personas que espera la donación de un órgano es muy grande, y muchos de estos enfermos jamás llegan a recibir el tan anhelado trasplante. Según el Centro Nacional de Trasplantes, actualmente en México hay 51 personas esperando recibir un corazón y en 2016 el total de trasplantes realizados fue de 34. El problema es que los pacientes no pueden esperar por siempre.

 

Herramientas robóticas.

Sin embargo, en los últimos años la tecnología ha puesto a disposición de los médicos algunas herramientas que pueden asistir a los pacientes durante esa espera por un órgano compatible. Por ejemplo, una es el dispositivo de asistencia ventricular, un equipo electromecánico que ofrece soporte en casos de insuficiencia cardiaca y que puede emplearse durante largos periodos de tiempo.

Dispositivo de asistencia ventricular.

Sin embargo, este tipo de dispositivos también puede significar una serie de riesgos para los pacientes, como la formación de coágulos o la aparición de infecciones, además que puede desequilirar el funcionamiento de los ventrículos, lo que complica el cuadro clínico. Por eso, el dispositivo robótico que verás a continuación puede significar una opción revolucionaria. Así funciona:

Este dispositivo fue desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, y consiste en una especie de guante de silicón que no altera el flujo sanguíneo directamente, sino que “abrazael corazón casi en su totalidad para comprimir el órgano en perfecta sincronía con los latidos normales.

La estructura de silicón se diseñó especialmente para simular la musculatura externa del corazón, y puede adaptarse perfectamente a las necesidades de cada paciente. El dispositivo se mantiene conectado a una bomba externa y funciona con aire (que pasa por los tres tubos que se ven en el video) para comprimir y relajar el corazón según el ritmo cardiaco normal.

 

Pruebas alentadoras.

Hasta ahora, el equipo solo ha sido probado en animales, en el video lo vemos funcionando en el corazón de un cerdo; sin embargo, durante los experimentos el funcionamiento de los corazones alcanzó niveles relativamente normales después de haber atravesado una insuficiencia cardiaca total.

Según explican los científicos, una vez que el corazón del animal presenta una insuficiencia total, el volumen de sangre que se bombea a los órganos desciende a un litro por minuto, menos de la mitad del volumen normal. Sin embargo, una vez que este guante es colocado, el volumen de bombeo se restablece a poco más de 2.5 litros por minuto, que es lo que se espera en un corazón saludable.

El próximo paso es probar este dispositivo robótico en seres humanos y verificar si realmente puede ofrecer una menor probabilidad de infecciones y complicaciones que las tecnologías disponibles en la actualidad. Sin embargo, los investigadores están convencidos de que este dispositivo, por su flexibilidad y capacidad para interactuar con los tejidos del corazón, puede ofrecer asistencia y ayudar con el aumento de la función cardiaca, incluso hasta promover la recuperación del órgano.

Medicina

Comentar el artículo.