¿Se debería lavar la ropa nueva antes de vestirla?

Ya sea que le preguntes a los fabricantes de prendas de vestir o a los dermatólogos amantes de la moda, la respuesta es unánime: sí, se debe lavar la ropa antes de usarla por primera vez. Para algunas personas, pocas cosas resultan tan placenteras como la sensación de ropa nueva. Brillante, sin arrugas y perfecta, parecería una ofensa simplemente arrojarla a la lavadora. Sin embargo, los expertos concuerdan en que es precisamente esto lo que debemos hacer con la ropa nueva.

Ropa nueva

Higiene, enfermedades y plagas.

Las apariencias engañan y la ropa nueva no es la excepción pues las prendas en los exhibidores están mucho más sucias de lo que aparentan. En primer lugar tenemos a la multitud de posibles compradores que manipuló la prenda en la tienda antes que decidieras comprarla. Ya sea que se la hayan probado o simplemente tocado, nadie tiene idea de las condiciones higiénicas en que se encontraban esos cuerpos y manos al momento de entrar en contacto con la pieza.

El Dr. Donald Belsito, profesor de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, menciona que agentes perjudiciales como los piojos y la sarna pueden permanecer en las prendas (aunque otras fuentes aseguran que el riesgo de contagio es mínimo).

“He visto infestaciones de piojos que posiblemente fueron transmitidos por probarse ropa en las tiendas, y existen ciertas enfermedades infecciosas que pueden transmitirse a través de las prendas. Los piojos no pueden sobrevivir mucho sin un huésped, pero tienden a aferrarse mejor a las fibras naturales que a las sintéticas”.

Tela virgen

Sustancias químicas en la ropa nueva.

Después tenemos todos los químicos que se agregan a las prendas a través del proceso de producción. La mayoría de los textiles sintéticos reciben su coloración gracias a tintes azoicos, sustancias que pueden causar una severa reacción en la piel, similar a la que produce la hiedra venenosa, en las personas alérgicas al compuesto. Para otros, las reacciones a estas tintas resultan menos extremas y se manifiestan a través de parches urticantes, resecos e inflamados en la piel. Incluso aquellas prendas fabricadas con materia prima natural contienen químicos que son empleados para corregir el color en las tintas brillantes, como el rojo y azul rey.

Para proteger la tela de la humedad, algunas fábricas rocían agentes fungicidas al momento de empacar el producto. En estas sustancias se encuentra formaldehído, causante de eczema e irritación en las vías respiratorias para algunos individuos.

Siguiendo con el tema, aunque las leyes sobre los químicos permitidos en el país donde adquieres la prenda sean estrictas, tal vez el lugar donde se fabricó la prenda presenta una legislación más débil respecto a las sustancias permitidas, por lo que nunca se sabe lo que se obtiene cuando se adquieren productos importados.

Fabrica de hilos

¿Es más importante lavar unas prendas que otras?

En una entrevista para la revista Elle, la experta en manufactura de prendas Lana Hogue aseguró que es mucho más importante lavar aquellas prendas que estarán más cerca de la piel y en las que se espera sudar, como los conjuntos deportivos.

“Si vas a ponértelo para salir al calor y sudarlo, deberías lavarlo. El sudor abre los poros y permite que tu piel absorba los químicos presentes en las prendas”.

Hogue recomienda lavar calcetines, ropa interior, camisetas, conjuntos deportivos, shorts, vestidos y trajes de baño que no planeas llevar al agua de forma inmediata. Menos importantes son los trajes de baño que serán introducidos al agua (aunque esto tiene ciertas implicaciones medioambientales), trajes de noche y ropa de calle como las chamarras. Es de suma importancia lavar la ropa para bebé, dado que la piel de los recién nacidos es altamente sensible.

¿Y la ropa de segunda?

Cuando se trata de ropa de segunda mano el tema de la exposición a los químicos pasa a segundo plano, dado que las prendas han sido lavadas incontables veces. Pero la higiene aún es un tema relevante, por lo que es una excelente idea lavar esta clase de ropa antes de usarla.

Costurera

¿Qué hay de las prendas que aseguran estar “limpias”?

Existen algunos emprendimientos que dan prioridad a métodos saludables de producción que terminan beneficiando no sólo al consumidor, sino también a los trabajadores de las fábricas. Generalmente estas prendas son reconocibles porque en la etiqueta puede leerse “Bluesign-certified”, lo que indica “se eliminaron las sustancias químicas dañinas antes de empezar el proceso de manufactura”.

Recomendaciones para lavar la mayoría de ropa nueva.

Lo primero es leer las indicaciones en la etiqueta con detenimiento para evitar dañar o encoger la prenda por un lavado incorrecto. Preferiblemente emplea un detergente que no deje rastros tóxicos que puedan promover irritación en la piel. También hay que secar en un tendedero a la sombra, pues ayuda a extender la vida de la prenda y es lo mejor para el medio ambiente.

Hacer comentario