Comprobado por la ciencia: el dinero trae la felicidad

Totalmente contrario a resultados previos, este nuevo estudio asegura que hacer compras proporciona más felicidad a largo plazo, mientras que gastar dinero en experiencias fortalece el sentimiento.

compras locas

La ciencia comprueba lo que las personas y la creencia popular siempre han intentado negar: el dinero sí trae la felicidad. Y la forma en que gastas tus ingresos en este mundo materialista también interfiere en el sentimiento – pudiéndolo hacer más duradero o más intenso.

La investigación estuvo a cargo de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá. La diferencia en este estudio fue que, en lugar de evaluar las expectativas de las personas en relación a las compras o a los recuerdos que construían del momento, la atención se focalizó específicamente en esos momentos.

En el experimento, los investigadores evaluaron lo que los voluntarios sentían en el acto de la compra y en las primeras semanas previas a adquirir un nuevo bien. Los artículos tomados en consideración iban desde la ropa a los electrodomésticos. También se tomaron en cuenta compras destinadas al ocio, como las entradas a los zoológicos o cines.

¿Qué descubrieron? Básicamente que las compras que realizamos están relacionadas al tipo de felicidad que sentimos. Las personas que adquieren bienes materiales como un sofá nuevo, por ejemplo, experimentan momentos de felicidad a largo plazo, pues siempre están en contacto con la comodidad que aquella compra les proporcionó.

Mientras que los que pagan por vivir experiencias, sienten una felicidad de forma mucho más intensa, pero más fugaz. De cualquier forma, queda el recuerdo de un buen momento, algo que siempre puede ser recordado. Vía DailyMail.

12 comentarios en “Comprobado por la ciencia: el dinero trae la felicidad”

  1. Veamos…la felicidad es un concepto díficil de definir y puede confunidrse con muchos otros; la gente suele confundir éxito con felicidad, aún a pesar de que varias personas materialmente exitosas arrastran diversos problemas emocionales, padecen depresión e incluso han intentado suicidarse. El dinero proporciona una mejor calidad de vida, que no es lo mismo, no todo el que tiene una buena calidad de vida se siente bien consigo mismo ni es emocionalmente estable.

  2. Mas bien el dinero o comprar cosas es algo que provoca alegría, la cual a su vez es una emoción placentera. Eso es lo que yo llamo la «felicidad de los tontos» es solo una emoción que nacerá, crecerá y en poco tiempo se apagará. Por cierto, deseo que todos tengamos mucha «felicidad de tontos» en el 2016, pero sobre todo deseo que busquen y encuentren la auténtica felicidad, la que no depende de nada, ni de nadie.

Deja un comentario