¿Cómo se explican las modas de nombres para bebés?

Las modas de nombres para bebés son fenómenos intrigantes que subyacen en una compleja dinámica social. Partiendo del análisis a las redes sociales comunitarias, un grupo de investigadores fabricó un modelo matemático en un intento por explicar las modas de los nombres que otorgamos a los bebés. En los últimos años, el registro civil en México atestiguó una avalancha de Valentinas, Ximenas, Sofías y Marías José. Y en lo que respecta a los varones proliferaron los Santiagos, Mateos, Sebastianes y Leonardos.

bebes(1)

La moda de los nombres para bebés.

Si te parece una moda, estás en lo correcto. Cada cierto tiempo proliferan nombres de bebés que dominan durante algunos años y después caen en desuso. Lo más intrigante es que se trata de un fenómeno generalizado en casi todas las culturas del mundo. Por eso, un grupo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon (CMU), en Pensilvania, Estados Unidos, profundizó en el tema.

Para comprender porque estos patrones del comportamiento están en constante cambio, los investigadores desarrollaron un modelo matemático. El objetivo es descifrar la batalla entre la elección de un nombre diferente y la necesidad de inclusión social. Y es que al interior de una red social se producen dinámicas complejas cuándo se mezcla la necesidad de conformidad y los intentos por destacar del resto. Los pormenores del estudio se publicaron en la revista Psychological Review.

«Me da curiosidad todo, pero carezco de noción alguna sobre tendencias sociales», confesó Russell Golman, profesor del Departamento de Ciencias Sociales en CMU. «Mi interés surgió gracias a pensadores en el ramo de sistemas complejos que analizan dinámicas de no equilibrio en la economía y sociedad», agregó.

Análisis de las tendencias en nombres para bebés.

Cuando se aborda la Teoría de Juegos, en la mayoría de los modelos se asume que un sistema alcanzará el equilibrio en cierto punto. El profesor Goldman buscó determinar los factores que, introducidos en estos modelos, provocan que las tendencias de los nombres cambien y no se estanquen. Desde un punto de vista matemático, el deseo de interacción social obligaría a que el comportamiento en la elección de nombres para bebés se aproximara al promedio del grupo. Mientras tanto, la ambición de destacar nos alejaría de la media.

bebe mirando al cielo(1)

 

«Incluso si los ponemos juntos, terminan generando un equilibrio», revela Goldman. Para alterar el resultado, los investigadores agregaron redes sociales a la ecuación. Y no hablamos de redes sociales virtuales como Facebook o Instagram, sino de las reales que surgen en comunidades de vecinos, amigos, colegas, etc. La diferencia resultó mayúscula y sorprendente. «Modelamos las dinámicas con numerosas redes diferentes y ningún modelo converge en el equilibrio, resultado bastante típico si se lleva a la realidad», menciona Goldman.

Nombres únicos, pero incluyentes.

Para probar el nuevo modelo, el profesor contó con la ayuda de Erin Bugbee, un estudiante de doctorado en la CMU. Bugbee recorrió una gigantesca base de datos con nombres de bebés otorgados en el último siglo, propiedad de la Administración del Seguro Social en los Estados Unidos. Corroborando que el equilibrio no existe, pues los nombres más populares para bebés evolucionan a través de los años.

Cuando un nombre se pone de moda, los padres buscan alternativas que sigan la tendencia, pero al mismo tiempo, diferencien a sus hijos. Por ejemplo, derivado de Emily se tienen nombres como Emi o Emma. Es increíble la cantidad de padres que pueden coincidir en el mismo nombre en determinado periodo de tiempo, lo que lleva a que el número de bebés llamadas Emily disminuya y las Emma o Emi aumenten.

Al final del estudio señalan que, en la comprensión de este tipo de tendencias culturales, se requiere un análisis a la psicología social y a las propias redes sociales.

Dato curioso: Según el INEGI, de 2017 a 2020 en México los nombres más populares para niños fueron Santiago (46,943) Mateo (35,482) y Sebastián (25,554). Mientras tanto, para las niñas proliferó el nombre de Sofía (30,154) María José (23,848) y Valentina (23,545).

Te puede interesar.

Deja un comentario