Cerebro de humanos modernos surgió hace 1.7 millones de años

La estructura cerebral que distingue a los humanos modernos surgió hace 1.7 millones de años. Así lo concluyó un estudio realizado por un equipo internacional liderado por especialistas de la Universidad de Zúrich, en Suiza. Además, las poblaciones ancestrales de primates Homo en África fueron las primeras en manifestar dicha característica anatómica. Los pormenores del estudio se publicaron el pasado 9 de abril en la revista Science.

Homo de Dmanisi comparacion de cerebro(1)
A la izquierda se observa el cráneo del Homo de Georgia con un cerebro parecido al de un mono. Y a la izquierda uno de Indonesia con una configuración similar a la humana. M. Ponce de León und Ch. Zollikofer, UZH)

Los humanos modernos somos muy distintos a nuestros “parientes” del género Homo, que surgió en África hace 2.5 millones de años. Sin embargo, esta investigación revela que los cerebros de los primates ancestrales sólo se hicieron más modernos tras el origen de los Homo. A diferencia de ellos, nosotros caminamos sobre dos piernas y poseemos un cerebro mucho más grande.

La estructura cerebral de esos ancestros tenía un volumen equivalente al 50% de la nuestra. Pese a esto, la evolución les permitió presentar estructuras modernas hace 1.7 millones de años. Los investigadores se percataron de este detalle estudiando cráneos y fósiles a través de tomografías computarizadas. Los especímenes de Homo estudiados vivieron en África y Asia hace entre 1 y 2 millones de años. Al comparar este género de primates con otros y seres humanos actuales, lograron identificar partes modernas en sus cerebros.

Estructura cerebral del humano moderno.

Pero, cabe aclarar que el cerebro de los grandes primates todavía es muy distinto al nuestro. Por ejemplo, el tamaño de nuestro lóbulo frontal es mucho mayor. “Las características distintivas de los humanos aparecen en regiones del lóbulo frontal que son responsables por la planeación y ejecución de patrones complejos de pensamiento y acción. Y, en última instancia, también del lenguaje”, señaló Marcia Ponce de León, líder de la investigación.

Dmanisi
Cráneo de un Homo primitivo en Dmanisi, Georgia, que revela la estructura interna del contenedor encefálico y la morfología cerebral inferida. (M. Ponce de León und Ch. Zollikofer, UZH)

Aunque muchas poblaciones de Homo poseían cerebros más primitivos, el Homo de Dmanisi destacó por su astucia. Esta especie ya producía sus propias herramientas y se extendió por una región de Eurasia que actualmente es territorio de Georgia.

De hecho, el hallazgo de diversos tipos de herramientas construidas de roca revela que hace 1.7 millones de años, las poblaciones en África también empezaron a volverse más complejas. Entonces, es posible que se suscitara una evolución biológica y cultural interdependiente. “Es plausible que las primeras formas de lenguaje humano también surgieran en este periodo”, señala Ponce de León.

Dmanisi fosiles

A diferencia de estudios previos, este se destaca por la implementación de tomografía computarizada y cráneos para reconstituir el sistema nervioso central de nuestros ancestros. Muchos de los análisis previos se hicieron a partir de las impresiones dejadas por los pliegues y surcos del cráneo, pues no existen fósiles conservados de estructuras cerebrales.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *