Bolsas con forma de gato en Japón

Estos bolsos de mano que imitan de forma increíblemente detallada a un gato son obra de Pico, un ama de casa oriunda de Japón que adora a los pequeños felinos. La dificultad que representa manufacturar cada uno de estos bolsos se traduce en que no siempre hay en stock, y cuando los hay se libran verdaderas batallas para conseguir uno solo en las subastas de Yahoo! Japón.

bolsas gato japon Pico (5)

Antes de que algún seguidor de PETA venga a despotricar por aquí, de esos nunca faltan, deben saber que no se trata de animales reales víctimas de la taxidermia. No son más que imitaciones en peluche increíblemente detalladas que asemejan a pequeños gatos.

Resulta curioso que en una época donde prácticamente vivimos entre productos elaborados por maquinas le demos tanto valor a estas pequeñas artesanías hechas de forma cuidadosa e individual en ambientes que distan mucho de la producción en cadena. Quizá eso explique por qué estas bolsas con apariencia de gato causan tanto furor en una sociedad tan tecnológicamente avanzada como Japón.

Pero esta moda también tiene sus detractores. Y es que hay personas a las que no les parece nada lindo ni curioso, sino todo lo contrario, creen que son objetos mórbidos y horrorosos. Es decisión de cada quien.

La usuaria @picopoco08 en Twitter se describe como un ama de casa, amante de los gatos, que también disfruta “haciendo gatos”, como juguetes y bolsas de peluche que imitan a una de estas mascotas. Actualmente tiene más de dos mil seguidores que se mantienen al pendiente de la próxima subasta.

bolsas gato japon Pico (6)

bolsas gato japon Pico (1)

bolsas gato japon Pico (13)

bolsas gato japon Pico (2)

bolsas gato japon Pico (4)

bolsas gato japon Pico (3)

bolsas gato japon Pico (11)

bolsas gato japon Pico (10)

bolsas gato japon Pico (7)

bolsas gato japon Pico (12)

bolsas gato japon Pico (9)

bolsas gato japon Pico (8)

El pasado mes de septiembre una fotografía de una de sus bolsas gato se viralizó en Twitter. El bolso, que terminó con la forma de un gato tricolor, empezó como un simple gato en blanco. Lo más interesante es que el bolso fue vendido por unos ochocientos dólares. Eso es más de 13 mil pesos mexicanos… ¿dónde está tu Dios ahora Louis Vuitton?

Gatos, Japón y moda. Parecen palabras hechas la una para la otra.

13 Reacciones

Hacer comentario