Ballena da a luz una cría mientras está enredada en una red de pesca

En un suceso tan lamentable como extraño, una ballena franca glacial (Eubalaena glacialis) daba a luz mientras estaba atrapada en una red de pesca. La escena se registró en la costa este de los Estados Unidos, frente al estado de Georgia, el pasado 2 de diciembre. Los especialistas del Departamento de Recursos Naturales de Georgia (DNR) señalaron que la cría nació saludable junto a su madre.

Ballena da a luz una cría

Incluso lo observaron nadando junto a la red de pesca en las inmediaciones de la isla de Cumberland. Afortunadamente, la cuerda principal de la red no es tan larga como para que la cría se enrede, por lo que puede nadar libre junto a su madre. “Basados en la fase de enredo de la madre y las evaluaciones generales de salud, consideramos que la red no representa una amenaza inmediata a la vida de ambos, pero en colaboración con otros especialistas que promueven la preservación de la ballena franca estamos vigilando la situación”, mencionó en un comunicado personal del DNR.

La primera vez que observaron a esta ballena enredada en la red de pesca fue el pasado mes de marzo. En ese entonces nadaba en la Bahía de Cabo Cod, en el estado de Massachussets. Tras múltiples intentos, los especialistas en vida salvaje lograron acortar las cuerdas pues al animal se dirigía al sur. Sin embargo, no lograron retirar la red de su cuerpo.

Ballena en peligro de extinción.

Según un artículo publicado por AP, se concluyó que seguir acortando la red de pesca o removerla representaba una seria amenaza tanto a la vida de la ballena como a la de su cría. Además, también ponían en riesgo a la tripulación en la embarcación de rescate. Para el biólogo Clay George resulta increíble que la hembra haya sobrevivido hasta dar a luz. Sin embargo, teme que esto se convierta en una sentencia de muerte al tener que dispensar energía para amamantar a la cría y seguir nadando con la red de pesca a cuestas.

Por si fuera poco, es probable que la ballena tenga heridas en la boca. “Me preocupa que todavía tenga dos trozos de cuerda, de aproximadamente 6 metros, saliendo del lado izquierdo de su boca”, dice George. “Si estas cuerdas terminan enrollándose y aparece un nudo, ya puedes imaginar como terminaría de enredada la cría”.

Se trata de una situación crítica, sobre todo si consideramos que esta especie de ballena está en peligro de extinción. La DNR estima que en todo el mundo sólo existen 350 de estas ballenas, de las cuales solo 70 son hembras con capacidad reproductiva. Muchos de los mamíferos marinos que se aparean en Canadá y Nueva Inglaterra migran a aguas más cálidas a medida que recrudece el invierno. Desafortunadamente, en esa travesía corren el riesgo de enredarse con equipo de pesca o colisionar con grandes embarcaciones.

Te puede interesar.

Deja un comentario