El macabro asesinato de Kim Wall

Los restos de Kim Wall fueron descubiertos a inicios del mes de octubre de 2017 por la policía danesa, la talentosa periodista sueca había desaparecido dos meses antes mientras realizaba un reportaje a bordo de un submarino diseñado por el inventor Peter Madsen. Se supo que Wall había viajado a Dinamarca con el objetivo de realizar este trabajo especial para su programa.

portada caso Kim Wall

Kim Wall era una periodista de 30 años muy popular en la televisión sueca, respetada por los reportajes de investigación que llevaba a cabo en naciones nórdicas. Además de ser reconocida como una de las principales periodistas en Suecia y haber ganado diversos premios por su trabajo, se presentaba en un par de programas de variedades con gran audiencia. También era contratada por cadenas estadounidenses que requerían cobertura internacional de un reportero en países nórdicos.

 

Kim Wall desaparece bajo circunstancias misteriosas en Dinamarca.

Poco después que la policía en Dinamarca iniciara la investigación de su desaparición, solicitaron la intervención de la Interpol para intentar solucionar el caso lo más rápido posible. Se temía que grupos criminales y neonazis, que la habían amenazado con anterioridad, hubieran tomado represalias contra sus investigaciones. Sin embargo, a medida que la investigación progresaba se fue revelando una verdad mucho más macabra y perturbadora.

La desaparición de Kim Wall habría tenido lugar tras una reunión con Peter Madsen. De acuerdo con la versión inicial del inventor, Wall le había realizado una entrevista a bordo de un submarino experimental, un encuentro que habría de repetirse la semana siguiente a solicitud de la reportera. Sin embargo, la mujer jamás volvió a contactarlo pero tampoco se suscitó ningún intento por confirmar la entrevista por parte de Madsen.

Kim Wall a bordo del UC3 Nautilus con Peter Madsen

Kim Wall a bordo del UC3 Nautilus con Peter Madsen, fue la última vez que la vieron con vida.

 

Los hallazgos de una muerte trágica.

Cinco días después que se reportara la desaparición de Wall, aparecieron los primeros indicios sobre su trágico final. En una playa solitaria en la Bahía de Koge, a unos 50 kilómetros al sur de Copenhague, se encontró una bolsa plástica con varias prendas que, más tarde se supo, eran de la reportera. Entre la ropa se encontró un cuchillo y pesados tubos metálicos empleados a forma de lastre para que la bolsa terminara en el fondo del mar. Los rastros de sangre dejaban claro que algo siniestro había sucedido a la mujer.

Mientras un grupo de buzos buscaba rastros de la reportera desaparecida en todo el litoral de la zona, la policía decidió mantener en secreto el hallazgo de estas prendas. Al analizar el flujo de las corrientes marítimas y de la marea en los días a partir de la desaparición se delimitó una zona donde había mayor probabilidad de que apareciera el cadáver. 72 horas después, una cuadrilla de buzos localizó un par de piernas humanas envueltas en una lona, misma a la que habían atado pesos de plomo para forzarla a hundirse.

bahia de koge

Posteriormente, e incluso antes que pudieran practicarse las pruebas de ADN a las piernas, los buzos dieron con una maleta de viaje que contenía la cabeza de una mujer. Un médico legista determinó que se trataba de Kim Wall gracias a los registros dentales. Las piezas faltantes del cuerpo, los brazos y el torso, fueron desenterradas algunos días después en una playa de la misma zona. De acuerdo con la autopsia, los miembros y la cabeza habían sido cercenados de forma deliberada con una sierra.

 

Peter Madsen, el sospechoso principal.

Desde el arranque de la investigación, el principal sospechoso del caso era el ingeniero naval de 46 años Peter Madsen, famoso por su investigación y desarrollo de vehículos submarinos privados. Pese a todas las evidencias reunidas en su contra, Madsen se declaró inocente.

Para los daneses, Peter Madsen más que un inventor era una celebridad. Alcanzó la popularidad por haber construido el UC3 Nautilus, el submarino particular más grande y moderno del mundo. Con aproximadamente 20 metros de envergadura, la nave fue desarrollada completamente por Madsen, hazaña que le valió importantes contratos con empresas para la exploración submarina.

 

El Nautilus se hunde.

Días después que se hiciera público el hallazgo del cadáver de la reportera desaparecida, la Guardia Costera de Dinamarca rescató a Peter Madsen en aguas de Oresund, una región próxima a la frontera entre Dinamarca y Suecia, después que el Nautilus naufragara de forma inesperada.

UC3 Nautilus

UC3 Nautilus

Inmediatamente, la policía sospechó que el ingeniero había hundido el submarino de forma premeditada en un intento por ocultar las pistas sobre el crimen que pudieran encontrarse en la embarcación. El Nautilus fue localizado y llevado a la superficie, pero el peritaje no pudo encontrar evidencia a bordo de los compartimientos que habían sido anegados por completo.

Una vez que se confirmó la cabeza pertenecía a Kim Wall, Madsen fue detenido y procesado por asesinato y atentado contra la integridad de un cadáver.

 

El primer testimonio de Madsen sobre el homicidio de Kim Wall.

En un primer momento el inventor negó por completo las acusaciones en su contra, pero a medida que avanzaba el interrogatorio fue cambiando su versión de los hechos. Finalmente, dijo a los investigadores que durante la entrevista con la reportera a bordo del Nautilus, Wall sufrió un “accidente fatal” cuando una pesada escotilla la golpeó en la cabeza, fracturándole el cráneo y matándola inmediatamente.

Como no quería verse involucrado en un escándalo, Mandsen decidió deshacerse del cuerpo en la Bahía de Koge. Según la confesión, el cadáver fue arrojado al agua, intacto, sin ninguna otra señal de violencia.

Sin embargo, en el reporte de la autopsia no figuraba ningún trauma en la cabeza. Y era lógico, pues la perversidad de Peter Madsen empezó a salir a flote cuando los investigadores escudriñaron en su vida personal.

 

El oscuro pasado de Peter Madsen.

Era un hombre casado, exitoso y con mucho dinero, pero tenía un pasado turbio. En su juventud, Madsen fue acusado de violencia sexual, pero el delito no se incluyó en su historial criminal pues aún era menor de edad cuando llevó a cabo la agresión.

Peter Madsen conferencia TEDx

Peter Madsen en una conferencia de TEDx.

A partir de ahí, nunca se vio involucrado en otro tipo de conducta criminal. Las personas interrogadas para el caso que tenían cierta proximidad con Madsen afirmaron que el hombre presentaba comportamientos peculiares sobre determinados temas. Respecto a su trato con las mujeres, algunos de sus colegas lo consideraban misógino y agresivo.

Formalmente, la justicia en Dinamarca acusó a Peter Madsen de haber asesinado a Kim Wall para satisfacer sus perversiones sexuales. Los cargos también incluían acusaciones de desmembramiento, mutilación y ocultación de un cadáver. El análisis pericial determinó que la causa de muerte de Kim Wall había sido una pérdida masiva de sangre, lo que sugiere que la víctima aún pudo haber estado con vida cuando inició el proceso de desmembramiento. Además, el área genital reveló mutilaciones múltiples y rastros de una violación sexual.

 

La teoría del asesino en serie.

Curiosamente, estas heridas entre las que se incluyen incisiones genitales, quemaduras por cigarro y cortes profundos coincidían con las heridas encontradas en cadáveres de mujeres que habían sido recuperados en altamar. Inmediatamente la policía estableció una conexión, y las investigaciones señalan que Peter Madsen pudo cobrarse otras víctimas en un modus operandi que consistía en desmembrar los cuerpos para después arrojarlos al mar mientras supuestamente probaba su submarino.

A lo largo de los últimos 5 años, una serie de restos humanos femeninos, la mayoría de prostitutas, fueron descubiertos en condiciones similares a los de Kim Wall. La policía en Dinamarca ya sospechaba que se enfrentaba a un asesino serial, pero no había podido establecer el modus operandi.

Existe la posibilidad de que Madsen haya utilizado el Nautilus como escenario de múltiples asesinatos. Suponen que el asesino conducía a las mujeres al interior del submarino, que funcionaba como un lugar seguro para llevar a cabo sus rituales de tortura y muerte, y también habría sido el lugar donde llevó acabo la mutilación de los cadáveres.

Esta noticia cayó como una bomba atómica en Dinamarca y causó revuelo contra varios personajes de la política y los negocios, pues Mandsen tenía amistades cercanas con personas influyentes. Pese a todo esto, la parte más chocante de la historia aún estaba por descubrirse.

asesino serial en el metro

 

Un monstruo llamado Peter Madsen.

La investigación hizo del conocimiento policial que Peter Madsen había alquilado una casa bajo un nombre falso en el litoral de Koge, sitio donde solía pasar algunas noches con el pretexto de trabajo. Al interior de esta residencia se encontró una computadora cuyo disco duro reveló varias horas de filmación con torturas, cirugías y decapitaciones. La policía de Copenhague denominó estas imágenes como “abominables”. Todas las víctimas en los videos eran mujeres, algunas de las cuales fueron identificadas como los cadáveres que aparecieron en la zona.

Los policías que tuvieron acceso a estas imágenes, afirmaron que el material es aterrador y una prueba de que Madsen venía actuando desde hacía mucho tiempo. En estas grabaciones, el sujeto responsable de las torturas no puede ser identificado pues en todo momento porta una máscara.

Madsen negó que la computadora fuera de su propiedad, y acusó a las autoridades danesas de organizar una campaña de difamación en su contra por los contratos que había logrado. Peter Madsen se encuentra en prisión acusado formalmente de asesinato, fue llevado a un recinto aislado debido a que otros prisioneros lo amenazaron de muerte.

 

Kim Wall descansa en paz.

El cuerpo de la periodista Kim Wall fue llevado a Suecia. Algunos amigos cercanos a la reportera, creen que Kim tenía sospechas sobre las actividades criminales de Peter Madsen y la supuesta entrevista sobre el submarino no fue más que un pretexto para confirmar esas sospechas. Posiblemente, en algún punto el asesino terminó descubriendo sus verdaderas intenciones. Otra posibilidad es que simplemente tuvo la mala suerte de estar a solas con un monstruo.

El caso de Kim Wall es una muestra más de que los monstruos crueles y sádicos pueden surgir en cualquier estrato social y ocultarse bajo una máscara de normalidad y genialidad.

10 Reacciones

  • Super buen aporte, entro a marcianos cuando termino el trabajo de cada mes, siempre me apuro a terminar para comenzar a leerlos! Amo los fallos en la Matrix! Saludos desde Ciudad Obregon, Sonora.

  • “Algunos amigos cercanos a la reportera, creen que Kim tenía sospechas sobre las actividades criminales de Peter Madsen y la supuesta entrevista sobre el submarino no fue más que un pretexto para confirmar esas sospechas” esto ya se ve demasiado rebuscado ,ojo no estoy descartando la idea, pero siento que ya quieren hacer quedar a la reportera como la super investigadora que estaba a punto de desenmascarar al asesino.

    Sobre el parrafo final no es de extrañarse por general las personas mas acaudaladas y en mejor posicion social son las mas perversas ,pútridas y degeneradas

  • Y los grandes medios comunicacion dicen que los paises de america son los mas violentos y sin educacion los llamados del “tercer mundo”, cuando esta demostrado que los mas violentos y genocidas son los paises desarrollados donde supuestamente se “vive mejor”

    • no puedes sustentar tales afirmaciones en algún caso anecdótico por horrible que sea, sobre todo con cuerpos mutilados apareciendo por decenas un día cualquiera y en medio de ciudades, ya no digamos en despoblado o en fosas clandestinas en cualquier país tercermundista que elijas al azar

Hacer comentario