9 sonidos que tus hijos quizá nunca escuchen

Quizá lo hayamos pasado por alto, pero muchos de aquellos sonidos con los que crecimos en nuestra infancia y que resultaban tan comunes, se fueron quedando en el olvido, casi siempre por qué la innovación tecnológica los consideró innecesarios y terminaron eliminándolos o sustituyéndolos. A continuación te presentamos una selección de estos “sonidos en extinción”.

telefono discado

 

1 – El sonido de una máquina de escribir.

Con un cóctel de sonidos inconfundibles, una máquina de escribir es un objeto muy fácil de reconocer, incluso cuando nos encontramos a varios metros de distancia. Desde el “clac clac” de sus teclas hasta ese peculiar sonido que producía la bobina de alimentación de papel, todos sabían cuando alguien se encontraba mecanografiando algún texto.

 

2 – La marcación en un teléfono de disco.

Pese a que un montón de geeks nostálgicos han fabricado multitud de apps que lo simulan, el discado pasó a convertirse en la característica de un objeto coleccionable: los teléfonos de discado rotativo. Si tú, pequeño saltamontes, nos crees ridículos por apreciar este tipo de tecnología, no sabes la emoción que significaba girar los dedos en los pequeños orificios de estos objetos.

 

3 – El sonido del cubo de flash.

Una serie de cámaras antiguas presentaban toda una innovación: los cubos flash. Comunes en cualquier acto social en la década de los 60, los “cubos flash” permitían mucha más versatilidad a la hora de tomar fotografías – pues un solo cubo tenía flash suficiente para CUATRO fotografías seguidas. Antes de esta innovación, para tomar una foto con flash se hacían necesarios los bulbos con flash – que tenían que cambiarse entre foto y foto pues se quemaban en cada disparo.

 

4 – Cafetera antigua.

Un buen café con gusto vintage. Este modelo de cafetera italiana o cafetera moka era bastante popular en el pasado. Si no tienes ni idea de cómo funciona, en YouTube puedes encontrar tutoriales. Su sonido parecía la respiración de Darth Vader.

 

5 – El cambio de canal en una televisión.

La famosa frase televisiva “no le cambie de canal” es una reminiscencia de la original “Don’t touch that dial!“, el “dial” era el botón con el que se cambiaban los canales en las primeras televisiones analógicas y tenía un sonido muy peculiar.

 

6 – El final de una transmisión en televisión.

Actualmente parece inconcebible que un canal de televisión salga del aire por voluntad propia, incluso si eso significa llenar los espacios vacíos con multitud de infomerciales. Pero en el pasado, las estaciones de TV cesaban sus emisiones durante la noche. En determinado momento presentaban su video de despedida y a continuación anunciaban algunos detalles técnicos del canal (el horario en el que regresarían, la frecuencia de transmisión, etc.) y entonces se seguía un bip que daba paso a nada más que estática.

 

7 – Cambiador de discos.

Los cambiadores para tocadiscos les facilitaron a las personas elaborarse una playlist. Con este dispositivo se hizo posible cambiar entre múltiples discos de forma automática. El sonido tan característico lo producían los propios discos cayendo del plato y la aguja que arañaba la superficie.

 

8 – Proyector de películas.

Los días del cine eran los mejores. No había nada mejor que el sonido de un proyector de carretes y el olor a palomitas recién hechas.

 

9 – Antigua máquina registradora.

Aunque las modernas imitan algunos sonidos, las antiguas máquinas registradoras estaban repletas de sonidos curiosos como esta del video.

Vía mentalfloss

15 Reacciones

Hacer comentario