9 memes que cambiaron al mundo

Hay ciertos momentos en que las bromas se convierten en algo serio, pues la complejidad de nuestra dinámica social es imposible de predecir, sobre todo en la era de la información. Lo que para muchos podría ser motivo de burla, para otros se convierte en una herramienta poderosísima de llamado a la acción. Échale un vistazo a aquellos memes y montajes que salieron del mundo digital y terminaron repercutiendo en diversos ámbitos del mundo real.

memes cambiaron el mundo

Las elecciones presidenciales.

Quién lo diría, pero es posible que los memes hayan determinado las últimas dos elecciones en los Estados Unidos. Esta teoría se convirtió en un tema de investigación serio desde la victoria de Barack Obama en 2008. Fue el primer candidato presidencial de aquel país en emplear de forma activa las redes sociales para hacer campaña. Además, el estilo de su campaña también se valió de la estética típica de los memes. No fue casualidad que haya tenido una votación bastante pronunciada entre los votantes jóvenes.

yes we can obama

Investigaciones posteriores a la victoria de Obama revelaron que los dos fenómenos estaban relacionados. El Pew Research estimó que el número de ciudadanos estadounidenses que utilizaba Internet para involucrarse en el proceso de elecciones aumentó de un 37% a más del 46% tan sólo en 2004. En el año 2010, la audiencia orientada a las noticias políticas en línea prácticamente se había duplicado, más del 74% de las personas aseguraban que utilizaban Internet para mantenerse al tanto de las disputas políticas.

hillary clinton zombie

En el 2016, la guerra de memes fue una batalla sin cuartel. Fue un fenómeno tan intenso que los analistas llegaron a decir que estaba “envenenando” la democracia estadounidense. Por ejemplo, la candidata demócrata Hillary Clinton fue ridiculizada en una cantidad absurda de imágenes que la comparaban con robots y zombis. Donald Trump, el vencedor de la contienda, también fue víctima de montajes negativos.

 

Una gata enojada y millonaria.

Los memes también pueden tener un impacto enorme en la economía. Cuando un producto se hace viral, es casi imposible que no se generen nuevos empleos, oportunidades de negocio y nuevas fortunas. Quién se hubiera imaginado que la dueña de Grumpy Cat, un peculiar gato con un problema en el rostro considerado por Business Insider el meme más lucrativo de todos los tiempos, se haría rica.

grumpy cat

Este gato enojado (que realmente es una hembra llamada Tardar Sauce) se viralizó tanto en 2012 que su dueña, una mesera llamada Tabatha Bundensen, dejó su trabajo para impulsar la carrera de su mascota. Desde entonces, su rostro enojado, provocado por una enfermedad conocida como enanismo felino, ha aparecido en libros, marcas de café, ropa y alimento para gatos. Grumpy Cat también ha realizado comerciales y tiene una película propia, que se estrenó en 2014. Se estima que Tabatha ha facturado alrededor de US$ 100 millones con su gata.

 

 

Pepe The Frog.

Otro meme que saltó de las redes sociales a las discusiones académicas. En 2016, la Anti-Defamation League de los Estados Unidos (un importante organismo de análisis sobre la libertad de expresión en ese país) incluyó a Pepe The Frog en su lista de símbolos de odio (al lado de símbolos como la esvástica nazi).

Pepe The Frog la caida

Todo esto se debió a que el meme, nacido en el año 2005 en un webcomic, recientemente fue adoptado por la extrema derecha estadounidense, editándolo con la apariencia de Adolf Hitler, burlándose de los ataques del 11 de septiembre y del Holocausto. Algunas celebridades y usuarios de 4chan emprendieron una campaña para “rescatar” a la rana verde, reutilizándolo para hacer bromas inofensivas sobre la vida cotidiana.

 

Rick Astley y el temido rickrolling.

Este meme impactó a la industria de la música. El músico Rick Astley se encontraba perdido en el baúl de los recuerdos desde el principio de la década del 90, cuando estalló con el hit “Never Gonna Give You Up”. Casi dos décadas después, en el 2008, la canción retomó la fama mundial gracias a una broma conocida como rickrolling: eran enlaces a noticias muy llamativas que terminaban mostrándote el videoclip de la canción en Youtube.

rickrolling

Gracias al meme, Rick Astley fue visto más de 75 millones de veces ese año – el propio Astley admitió haber caído en la trampa algunas veces. Pero todo esto tuvo un final feliz: después de tanta atención enfocada sobre el músico, logró retomar la carrera lanzando un nuevo álbum en 2016, tras más de dos décadas sin grabar. El disco se estrenó en el Reino Unido.

 

El error que salió muy bien.

Cecilia Giménez, una abuela de 81 años y pintora amateur, intentó hacer una “restauración” al fresco Ecce Homo, en una iglesia en la ciudad de Borja, en España y terminó creando una imagen que se popularizó en el mundo entero: la imagen de un Jesús extraño y mal definido. De no ser por la lluvia de memes que originó, el Cristo de Borja habría pasado como un pequeño desastre artístico inconsecuente – y la destrucción de un patrimonio de aproximadamente un siglo de antigüedad.

evolucion del ecce homo

Sin embargo, gracias a las bromas se convirtió en una inesperada atracción turística, repuntando la economía de esta pequeña ciudad de apenas 5000 habitantes. Existen empresas vinícolas disputándose el derecho de la imagen para ponerla en sus botellas, mientras que Cecilia se lleva el 49% del valor recaudado con los suvenires que utilizan la imagen. Con este dinero, la anciana puede sobrellevar de una mejor forma el cuidado de un hijo de 50 años que padece parálisis cerebral.

 

Los gatos y el activismo en Internet.

Quizá la imagen de un lindo gato no sea capaz de derribar a un gobierno. Sin embargo, el investigador estadounidense Ethan Zuckerman, director del Center for Civic Media del MIT, logró establecer un vínculo entre el activismo en línea y los memes.

De acuerdo con su teoría, el gran público no hace más que interesarse en actividades banales, como la distribución de imágenes para adultos y memes de gatos, como los LOLcats. Y a esto agregamos que las herramientas desarrolladas para tal fin, como Facebook, Tumblr y Twitter resultan bastante útiles y baratas para los activistas.

lolcats

Además, las acciones de estos grupos se hacen inmunes ante represalias de las autoridades: un gobierno difícilmente ordenaría el cierre de una plataforma de este tipo pues también terminaría perjudicando a quienes sólo tienen la intención de ver gatos. Irritar a una población cautiva sería echarle más leña al fuego en la revuelta.

No se trata de un fenómeno reciente. El primer episodio que involucró esta clase de activismo fue la destitución del presidente filipino Joseph Estrada en el 2001, al que acusaron de corrupción. A través de mensajes de texto (se ha llegado a estimar que más de 7 millones en una sola semana), los filipinos salieron a las calles pidiendo el impeachment.

Esta capacidad de coordinación y una respuesta tan rápida alarma a los miembros del poder legislativo, por lo que el 20 de enero sacan del juego a Estrada. Este fenómeno se repitió en los años posteriores, con la salida del Primer Ministro de España en el 2004, en las protestas anticorrupción en China y en la Primavera Árabe de 2010.

 

Los Rage Comics, 4chan y Anonymous.

Resulta imposible hacer un resumen de memes y no hablar de 4chan, el foro más grande de imágenes en el mundo, donde nacen muchos de los memes. En 2003, un joven de 15 años residente de Nueva York creo este proyecto sin muchas pretensiones para hablar de manga y anime, pero el ambiente libre de censura (o autocensura) atrajo a toda clase de gente – entre ellos el creador de los Rage Comics, que inmortalizó a memes como Trollface y Rage Guy.

Rage Comics

Sin embargo, el impacto real de 4chan va mucho más allá de estas bromas. Ese mismo caldo de cultivo anárquico que hizo posible imágenes sin sentido sirvió para gestar al grupo de activismo hacker más influyente hasta hace algunos años: Anonymous.

 

Un balde de agua fría por una buena causa.

En 2014, el periodista estadounidense Matt Lauer, anfitrión del programa Today Show, tomó un baño de agua fría durante una de las emisiones y lanzó el reto a la presentadora Martha Stewart, que además debía donar cierta cantidad de dinero a una causa filantrópica. Este sujeto inspiró una broma que empezaba a viralizarse, en la que cada participante elegía a una institución para ayudar.

ice bucket challengue

Sin embargo, en julio de ese año dos reglas consolidaron al meme: el baño debía hacerse con un balde de agua helada y la donación iba a la ASL Association, que recolecta fondos para el tratamiento, investigación y concientización del público sobre la ELA (esclerosis lateral amiotrófica). Allí nació uno de los fenómenos virales más exitosos de la historia. Replicado por personalidades famosas y por completos extraños.

Los desafíos en video sumaron visualizaciones que superaron los 10 mil millones de reproducciones, y los memes también impactaron a la recaudación. Aquel reto terminó inyectando más de US$ 1 millón a la ASL Association.

 

Rusia y su épica batalla contra los memes.

¿Compartir un meme puede convertirse en una forma de protesta? Tal vez. ¿Puede convertirse en una forma de reforzar la identidad y el sentido de una comunidad, incluso frente a las peores atrocidades? La respuesta la tiene la comunidad LGBT en Rusia. En aquel país prohibieron mostrar la siguiente imagen, publicada en 2011 que muestra al presidente Vladimir Putin maquillado, sobre un fondo con los colores característicos de la comunidad LGBT.

Meme Putin Drag Queen

Aquel acontecimiento no fue más que otro capítulo en la creciente ola de intolerancia que azota a los rusos. De acuerdo con la legislación rusa, la homofobia no está criminalizada. Hasta 1993, había una prohibición sobre el homosexualismo, y recientemente ha sido censurado nuevamente en el ámbito social. En 2013 aprobaron una ley para censurar cualquier tipo de información donde se considere aceptable la homosexualidad, la bisexualidad y la transgeneridad. Fue entonces cuando explotó el meme de “Putin Drag Queen”.

La imagen ha sido incluida en una enorme lista de “material extremista”, dónde pueden encontrarse grabaciones radiofónicas y textos periodísticos que cuestionan al gobierno. Las consecuencias por difundir este meme son 15 días en prisión y una multa de aproximadamente US$ $50. Sin embargo, al gobierno ruso le salió el tiro por la culata pues la imagen ha sido replicada en redes sociales del mundo entero y organizaciones que luchan por los Derechos Humanos.

“Putin Drag” adquirió relevancia el pasado mes de abril, cuando empezaron a surgir rumores de que en Chechenia se habían creado campos de concentración clandestinos para homosexuales. Al menos un centenar de hombres fueron recluidos, torturados y obligados a realizar trabajo forzado. Se dice que algunos incluso fueron asesinados.

Cultura General
  • Ginko Oct 23, 2017

    El mundo sigue igual

  • eduardo coll Oct 23, 2017

    VALE…

    • Yo opino que... Oct 27, 2017

      MADRE…

  • eduardo coll Oct 23, 2017

    MUY BUENO VALE

  • Rudo y cursi Oct 23, 2017

    No pos guau.

Comentar el artículo.