9 animales con mutaciones genéticas raras e interesantes

La naturaleza nunca deja de sorprendernos. El proceso evolutivo ha propiciado en muchos animales mutaciones genéticas impresionantes, promoviendo características físicas que garantizan apariencias únicas y, muchas veces, llamativas. Échale un vistazo a esta lista con nueve animales cuyas mutaciones genéticas resultan peculiares (e increíbles).

animales mutaciones geneticas

1 – Un pato de cuatro patas.

En 2007, la granja Warrawee Duck, en el condado de Hampshire, Inglaterra, vio nacer a un peculiar pato de cuatro extremidades llamado Stumpy. Desafortunadamente, el ave sufrió un accidente y terminó perdiendo una de sus extremidades al impactarse contra una cerca.

Un grupo de científicos de la Universidad de Chicago, en los Estados Unidos, mostró interés por el pato y recolectó muestras de sangre para identificar la mutación genética en el ADN del animal. Se trata de una condición muy rara, aunque existen otros casos alrededor del mundo como el de un pato llamado Jake, que se hizo famoso en Australia allá por el 2002. Al igual que el pato inglés, tenía cuatro patas, desafortunadamente Jake murió poco después del nacimiento.

stumpy el pato de cuatro patas
Al final Stumpy perdió las dos extremidades extras.

2 – El marsupial amarillo.

El año pasado, en la ciudad de Melbourne, Australia, se popularizó el caso de una cría de marsupial con una peculiar coloración amarilla. Tras ser rescatado por veterinarios, el animal alcanzó fama mundial por su inusual parecido con Pikachu, uno de los personajes que protagoniza el anime Pokémon.

Los científicos dicen que este ejemplar posee una mutación genética que bloquea la producción de melanina, el compuesto que proporciona pigmentación a la piel y vellosidades en los mamíferos. La cría de marsupial pertenece a una especie conocida popularmente como pósums (Phalangeriformes). Generalmente, la coloración del pelaje en los ejemplares de la especie es más oscura, por eso, la tonalidad amarilla es muy inusual.

pósums marsupial amarillo en australia
«Pika, Pika«.

3 – La gata de dos caras.

Venus es una hermosa gata que presenta el rostro dividido exactamente a la mitad por dos colores contrastantes. En el lado izquierdo presenta pelaje negro y un ojo verde. Del lado derecho, el pelaje es anaranjado y el ojo azul. La peculiar apariencia de Venus se debe a un fenómeno conocido como quimerismo, que surge cuando dos cigotos se unen en el útero.

«Quimera» hace referencia a una figura mitológica representada por un híbrido entre dos o más animales, con el poder de exhalar fuego por las narices.

Obviamente, Venus no puede sacar fuego por las narices, pero eso no la hace menos especial. Entre los felinos “escama de tortuga”, el quimerismo es un fenómeno relativamente común en machos, pero algo verdaderamente excepcional en las hembras.

venus la gata de dos caras
La evolución de Venus en la última década es maravillosa.

4 – Una ardilla multicolor.

A principios de 2019, el fotógrafo Kaushik Vijayan observó en la India una peculiar ardilla multicolor. La ardilla gigante india (Ratufa indica) puede alcanzar el metro de longitud y los dos kilogramos de peso. Llevan vidas reservadas, ocultándose de los depredadores la mayor parte del tiempo y saltando distancias de hasta 6 metros entre una rama y otra.

El pelaje de estas ardillas varía entre tonalidades moradas, índigo y anaranjadas, pero difícilmente pueden alcanzar colores tan vibrantes como el ejemplar fotografiado por Vijayan.

La especie Ratufa indica está clasificada como vulnerable desde hace más de dos décadas; sin embargo, se cree que en la actualidad su situación pasó a ser poco preocupante, por lo que ya no dependen de las acciones de conservación, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

ardilla gigante india multicolor
La ardilla gigante india fotografiada por Kaushik Vijayan.

5 – Los ciervos siameses.

Gino D’Angelo, un especialista en hongos de la Universidad de Georgia, realizaba una investigación en un bosque próximo a la ciudad de Freeburg, Estados Unidos, cuando descubrió un ciervo con dos cabezas. El animal fue examinado por investigadores que, tras una tomografía computarizada, encontraron que se trataba de gemelos siameses. Los exámenes de laboratorio revelaron que las crías nunca llegaron a respirar, por lo que probablemente nacieron muertas.

La necropsia también reveló que los gemelos compartían un hígado deforme, tenían dos corazones y bazos extras. Sin embargo, presentaban cabezas y piernas casi perfectas, de acuerdo con los investigadores.

ciervos siameses

6 – Una jirafa única.

En el Parque nacional de Tarangire, en Tanzania, vive una jirafa llamada Omo que padece una condición especial denominada leucismo. Se trata de una alteración provocada por un gen recesivo que afecta la pigmentación, resultando en la aparición de parches blancos en algunas partes del cuerpo.

No se debe confundir con el albinismo, pues esta condición genética preserva el color original del animal en algunas zonas del cuerpo. A diferencia de los animales albinos, los animales con leucismo no presentan fotosensibilidad y muestran una mayor resistencia a las altas temperaturas, pues permiten una mayor reflexión de la radiación, lo que reduce su absorción térmica.

hommo la girafa con leucismo
Omo, la jirafa con leucismo.

7 – La cebra sin rayas.

En la reserva nacional Masái Mara, al este de Kenia, se observó una cría de cebra con patrones de bolas en lugar de las tradicionales rayas. Se llama Tira y padece melanismo, una condición en la que se producen grandes cantidades de melanina.

Se trata de un fenómeno muy inusual que puede volver a las cebras más vulnerables en la naturaleza, pues las típicas rayas en blanco y negro de estos animales sirven para confundir a los depredadores. Por ejemplo, los leones pueden preferir al individuo con bolas que destaca del grupo, pues incrementa las posibilidades de una cacería exitosa.

Sin embargo, el peculiar patrón en el pelaje de Tira puede ser una ventaja a la hora de socializar con otras cebras del grupo. Difícilmente la excluirán, pues estos animales emplean sus «patrones corporales» para identificarse entre sí. Y como Tira posee un «estampado» único, jamás pasará desapercibida.

Tira la cebra sin rayas
El patrón de bolas en el cuerpo de Tira es más que llamativo.

8 – Un pingüino blanco como la nieve.

En diciembre de 2018, en un zoológico de Polonia, nació una cría de pingüino completamente blanca. Sufre de albinismo, una condición inusual que puede dañar su visión y causarle mayor sensibilidad a la luz. La mutación genética en este animal genera ausencia de melanina, un pigmento café oscuro o negro que proporciona color al pelo, plumas, piel e iris de los animales. La deficiencia visual provocada por el albinismo puede afectar la capacidad del animal para recolectar alimento.

Además, el pelaje tan claro puede dificultar la supervivencia del pingüino, pues corre el riesgo de ser rechazado por otros de su misma especie. Los pingüinos se reconocen entre sí por el tono de sus plumas, que normalmente presenta regiones claras y oscuras, como se vistieran un elegante smoking.

pinguino albino en el zoologico de polonia

9 – Los pandas cafés.

Qizai, un hermoso oso panda con un extraño pelaje achocolatado, fue encontrado abandonado y hambriento en la reserva natural de las montañas Qingling, en la región central de China. Es un sitio muy famoso por tener varios pandas cafés, que recibieron el nombre científico de Ailuropoda melanoleuca qinlingensis.

Qizai logró salir adelante y vive en el Giant Panda Valley, una reserva ecológica donde lo alimentan todos los días con 20 kg de bambú. Se desconoce con precisión lo que provoca esta mutación en los pandas. El más famoso de todos los pandas cafés es Qizai, que se popularizó en Internet hace 3 años.

Qizai panda cafe
Qizai, el panda marrón más famoso del mundo.

1 comentario en “9 animales con mutaciones genéticas raras e interesantes”

  1. aqui mismo creo que vi que las zebras pueden utilizar sus patrones de lineas para evitar los moscos, aparte, si un depredador, como los leones o chitas, ven un puño de cebras juntas, dificilmente saben donde comienza una y termina otra, al correr a la manada, puede confundirse pues corren por su lado y al dudar puede quedarse sin ni una, por eso, su estrategia de oro es dividirlas y lanzarse por una sola bien identificada, de preferencia pequeña o vieja.

    Responder

Deja un comentario