3 disturbios mentales espeluznantes que alteran la realidad

En Marcianos ya hemos abordado toda una variedad de disturbios mentales que resultan por demás extraños, como es el caso de la ilusión de Cotard, donde el enfermo está convencido que ha muerto, o el síndrome de Koro, donde el paciente piensa que sus órganos sexuales han sido robados, entre varios otros igual de extraños.

sorprendido hombre

Sin embargo, pese a que hemos hecho múltiples reseñas de esta clase de síndromes por aquí, aún existen incontables trastornos mentales que son muy pocos conocidos. Hoy te presentamos tres que realmente te dejarán intrigado sobre las fallas específicas que pueden suceder en nuestro cerebro y sus implicaciones en la realidad que percibimos.

 

1 – Prosopagnosia.

La prosopagnosia, también llamada “ceguera para las caras“, está caracterizada por la dificultad – e incluso una completa incapacidad – para reconocer rostros. Y no creas que aquellos que padecen este problema simplemente se olvidan de las facciones de sus conocidos o se confunden de vez en cuando. Dependiendo de la severidad de cada caso, aquellos enfermos diagnosticados con prosopagnosia tienen dificultades para reconocer familiares y hasta su propio rostro.

rostro difuminado

Hasta hace poco se creía que se trataba de un problema extremadamente raro provocado por lesiones cerebrales vinculadas a derrames, traumas y enfermedades degenerativas. Sin embargo, estudios recientes apuntan a que la prosopagnosia es altamente hereditaria y más común de lo que se creía, estimando que 1 de cada 50 personas en el mundo presenta algún nivel de la enfermedad.

 

 

2 – Síndrome de Wernicke-Korsakoff.

En realidad, el síndrome de Wernicke-Korsakoff abarca dos condiciones distintas: la encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff, ambas condiciones provocadas por la deficiencia de vitamina B1 – bastante común en los alcohólicos y aquellas personas cuyo organismo no absorbe nutrientes de forma correcta -, pero una tiende a aparecer como consecuencia de la otra.

identidad perdida espejo

Así, la falta de vitamina B1 puede resultar en el surgimiento de la encefalopatía de Wernicke, que provoca daños cerebrales en dos áreas – el tálamo y el hipotálamo -, y tiene como principales síntomas la pérdida de la actividad mental, confusión, espasmos musculares y problemas de visión.

Por su parte, el síndrome de Korsakoff – también referido como psicosis de Korsakoff – surge debido a las lesiones permanentes provocadas por la encefalopatía de Wernicke y tiene como resultado la aparición de alucinaciones, la incapacidad para formar nueva memoria y una severa pérdida de la memoria anterior.

sin memorias

En los casos más graves, los pacientes llegan a perder su propia identidad y a fabricar nuevas experiencias para rellenar los recuerdos “borrados” por la enfermedad. Con el tiempo, el cuadro clínico puede evolucionar a la demencia, el coma y finalmente la muerte.

 

3 – Paramnesia reduplicativa.

Aquellos individuos que padecen paramnesia reduplicativa son personas que están completamente convencidas de que determinado lugar – ya sea su propio lugar de residencia, su ciudad o un hospital, por poner algunos ejemplos – ha sido duplicado y existe de forma simultánea en otro lugar.

globo terraqueo girando

Como es algo muy difícil de comprender, imagina la siguiente situación: vas a visitar a un amigo al hospital – y de la forma más coherente y lógica – te empieza a decir que se encuentra en un lugar idéntico a donde estaba anteriormente, con los mismos médicos y enfermeros, pero que no se trata del mismo hospital donde lo ingresaron originalmente. Es más o menos así que las personas con paramnesia reduplicativa experimentan la realidad.

Es un problema relativamente raro y generalmente se encuentra vinculado a lesiones simultáneas en los lóbulos frontales y en el hemisferio derecho del cerebro – provocadas por tumores, derrames, enfermedades degenerativas, encefalopatías y algunos trastornos psiquiátricos. Afortunadamente, en la mayoría de las situaciones, la enfermedad retrocede a medida que los pacientes se acostumbran a los lugares y superan su confusión.

Psicología
  • YOMERO Abr 10, 2017

    ¡Válgame!

Comentar el artículo.