12 Cosas útiles y cotidianas creadas por mujeres

Aunque muchas extremistas quieran hacer parecer que así fue, en el pasado las mujeres gozaron de libertad creativa y llegaron a inventar artículos que con el tiempo se integrarían a nuestra vida cotidiana. Filtros para tu café, limpiaparabrisas para el auto, jeringas o el CCTV que cuida tu casa… todas fueron ideas que nacieron en la mente de una mujer.

El corrector.

La secretaria estadounidense Bette Nesmith Graham fue responsable por crear el corrector líquido en la década de 1950. Bette ideó un producto que le hizo mucho más fácil la vida en la mecanografía, se podía almacenar y utilizar en eventuales errores de escritura.

Bette Nesmith Graham corrector liquido

 

El Wifi.

La actriz e inventora Hedy Lamarr tuvo la idea de crear una conexión más segura para los torpedos controlados por radio durante la Segunda Guerra Mundial. La contribución de esta mujer dio pie a un sistema de comunicaciones para las fuerzas armadas que redujo el riesgo de interferencia del enemigo, cambiando periódicamente la frecuencia de radio que llegaba a los torpedos. Más tarde, este sistema resultó una tecnología esencial para el desarrollo del Bluetooth y el Wifi.

Hedy Lamarr patente wifi

 

La cabina telefónica.

Chu Ming nació en Shanghái pero emigró a Brasil en torno al año 1964. Entre 1966 y 1968, Ming laboró para una compañía telefónica en São Paulo, en la coordinación y supervisión de proyectos de centrales telefónicas y puestos de servicio. En 1971 creó un proyecto para teléfonos públicos, lo que actualmente conocemos como cabinas telefónicas. Aquel formato ovalado se hizo pensando en una mejor experiencia acústica y también tomando en cuenta que el diseño se asemejara a una oreja.

Chu Ming cabina telefonica oval

Rio de Janeiro y São Paulo fueron las primeras ciudades donde se instalaron estos nuevos teléfonos. Al poco tiempo la empresa los empezó a exportar a otros países de América Latina y África.

 

Limpiaparabrisas.

Mary Anderson fue una gran empresaria en el área de la construcción civil, granjera, viticultora e inventora. En 1903 registró la primer patente para un sistema automático de limpiaparabrisas, pero nadie en la industria automovilística aceptó el producto. Diecisiete años después, con el registro de la patente ya vencido, el dispositivo se convirtió en una pieza indispensable de todos los automóviles.

Mary Anderson limpiaparabrisas

 

Cámaras de vigilancia.

Marie Van Brittan Brown era una residente de Queens, Nueva York, y fue responsable por la invención del sistema de vigilancia de circuito cerrado, mismo que funcionaba con una cámara controlada remotamente e imágenes transmitidas a monitores domésticos. La inventora obtuvo la patente del producto en 1969.

Marie Van Brittan Brown CCTV

 

Las jeringas.

En 1899 Letitia Mumford Geer inventó la primera jeringa que podía ser manipulada con una sola mano. Tomando en cuenta los modelos antiguos, la invención de Letitia vino a facilitar bastante la vida de los profesionales de la salud.

Letitia Mumford partente jeringa

 

Prueba de embarazo.

Margaret Crane no entendía nada de química, biología o medicina. De hecho, había estudiado para ser diseñadora gráfica. Lo que la llevó a impulsar la creación de la prueba de embarazo casera fue que consideraba a las antiguas bastante costosas, además del hecho de exponer innecesariamente a las mujeres.

Margaret Crane patente prueba embarazo

Después de escuchar la explicación de un químico sobre cómo funcionaba el método, Crane desarrolló la prueba que conocemos en la actualidad empleando un reactivo químico y un gotero.

 

Botes salvavidas.

Previo a la idea de Maria Beasley los botes salvavidas parecían balsas (con popa cuadrada y una proa angular). El modelo que proyectó la inventora en 1880 fue el primero en incluir las barandas alrededor, además que era mucho más fácil montarlos y desmontarlos.

Maria Beasley patente balsa salvavidas

Maria era ama de casa pero también tuvo un lado emprendedor. A lo largo de su vida registró 15 patentes entre 1878 y 1898.

 

Filtro para café.

Observando la dificultad que implicaba higienizar correctamente los antiguos coladores de café, fabricados con tela, Amalie Auguste Melitta Bentz creó el primer filtro para café que usamos tan comúnmente en nuestro día a día. Obtuvo la patente por la invención en junio de 1908.

Melitta Bent inventora filtro cafe

 

El cristal transparente.

Útil para diversos fines, el vidrio no reflejante fue creado por la estadounidense Katharine Blodgett. Las cámaras de video hechas con vidrio no reflejante fueron muy importantes para el cine, pues presentaban muy bajos niveles de reflexión y distorsión. La invención contribuyó a los diversos Premios Oscar que recibió “Lo que el viento se llevó” de 1939, la primera producción que empleó cámaras de este tipo.

Katharine Blodgett y el cistral transparente

Katharine también fue la primera mujer en recibir un doctorado en física por la Universidad de Cambridge, y su cristal revolucionó la tecnología de las lentes, mejorando dispositivos como los proyectores, periscopios submarinos, microscopios, telescopios, etc.

 

Sierra circular.

Tabitha Babbitt fue responsable por la invención de la primera sierra circular, un artículo que permitió cortar madera mucho más rápido que el método tradicional (que requería de dos personas tirando de una sierra plana para realizar la función).

Tabitha Babbitt sierra circular

La invención, de 1813, no fue patentada por la estadounidense y terminó siendo registrada tres años después por dos franceses que tuvieron acceso a los documentos.

 

La copa menstrual.

En 1937 Leona Chalmers inventó y patentó la primera copa menstrual comercial. Este recolector estaba fabricado en caucho, pero con la eclosión de la Segunda Guerra Mundial, la escasez de la materia prima provocó que su producción fuera cancelada. Actualmente, 80 años después de su invención, cada vez más mujeres emplean la copa como recolector.

Leona Chalmers copa menstrual invencion

20 Reacciones

Hacer comentario