10 reglas básicas para sobrevivir al apocalipsis

¿Crees estar preparado para un apocalipsis? El mundo tal y como lo conoces llegó a su fin, una amenaza desconocida acecha allá afuera y si no tienes el valor para salir por la puerta trasera, tendrás que sobrevivir…

el final de los tiempos(1)

1 – Siempre guarda una bala para ti mismo. Sobrevivir al Fin del Mundo no es fácil, requiere de mucha valentía y constancia. Pero, eventualmente te cansarás. Tarde o temprano asimilarás que de todas las cosas que puedes hacer en un mundo post-apocalíptico, sobrevivir podría ser lo peor. Es algo que sólo te corresponde a ti descubrir. Hasta entonces, buena suerte.

2 – Busca una máscara antigás inmediatamente. El aire está repleto de cosas… pequeñas y microscópicas que flotan como el polen y pueden ingresar por tu boca o nariz. Si alguna vez sales y percibes un olor dulce, parecido al algodón de azúcar, que en paz descanses. En poco tiempo tus pulmones empezarán a licuarse célula por célula. Es lamentable.

3 – No te asustes si llegas a ver ángeles. Cuando los parásitos se adhieren a los nervios ópticos, es común observar seres de luz que descienden desde el cielo. Tranquilo, no te matarán. Solamente consumirán tus globos oculares de adentro hacia afuera.

4 – Sólo toma agua de corrientes rápidas. Jamás consumas agua de estanques o lagos, aunque tengas un dispositivo filtrante. No es por los cadáveres. Se trata de los muertos vivientes que pueden acechar bajo el agua durante meses, esperando a que un incauto se aproxime.

5 – Los vivos no tocan a la puerta. Si estás oculto en un lugar con paredes y escuchas a alguien tocar, ignóralo. Sea lo que sea, necesita que le permitas entrar y realmente no quieres cometer ese error.

6 – Aléjate de los asentamientos. En cualquier asentamiento medianamente decente encontrarás muchas bocas que alimentar. Si lo solicitas, probablemente te dejen entrar. Aunque es poco probable que te dejen quedarte. Después de todo, hay muchas bocas que alimentar.

7 – Las llagas rojas sanan con el tiempo. Por otro lado, las blancas se pudrirán hasta el hueso en un par de días. Lo ideal es cortar la extremidad y cauterizar la herida. Probablemente ganes un par de semanas.

8 – No te alimentes de aves. No sé a qué clase pertenecen estos nuevos pájaros, pero apestan a alquitrán y la carne puede agujerearte la garganta. Quédate con la comida enlatada y las cucarachas.

9 – No apuntes al cerebro o corazón. Si puede caminar, apúntale a las piernas. Si gatea, apúntale a los brazos. No asumas que nada se quedará derribado por siempre. Asegúrate de poder correr más rápido que ellos.

10 – Es seguro viajar de noche. Sin embargo, cuando escuches un sonido parecido al de un cronómetro, conserva la calma, quédate donde estás y espera hasta que salga el Sol. Si no te mueves, pasarán de largo frente a ti.

10 comentarios en “10 reglas básicas para sobrevivir al apocalipsis”

  1. No entiendo lo del cronómetro x3
    Y si en caso de que pasará algo una catástrofe yo construiría un refugio con muros altos en la cima de una montaña así esto me permitiría observar enemigos potenciales o posibles oleadas de zombis y asi tener el tiempo suficiente para planear una estrategia o un plan y para salir a buscar algunas provisiones o cosas que me servirán más adelante por medio de un túnel el cual me permitirá moverme por el subsuelo de forma muy libre

    Responder

Deja un comentario