Wingdings, la fuente de los símbolos

Piensa en la última vez que te comunicaste por WhatsApp. Para mostrar afecto quizá recurriste al emoji del corazón, para complementar una frase graciosa a una carita guiñando. O, si nadie estaba presente, quizá te tomaste una selfie haciendo una expresión divertida para enviársela a tu interlocutor.

Wingdings

Ahora imagina como sería esta misma conversación a principios de la década del 90. Con la escasez de recursos, incluso conseguir una ilustración para acompañar el texto de una página era algo muy complicado. En momentos como este, fuentes como Wingdings resultaban muy útiles.

 

La invención de Wingdings

En nuestros días es muy fácil tomar una imagen de Internet y pegarla en un documento, pero esto solía ser mucho más complicado. En aquella época del 90 existían pocas formas de obtener gráficos, que eran demasiado para los insignificantes discos duros y tenían una resolución pésima. Fuentes como Wingdings ofrecieron a los usuarios imágenes escalables que no ocupaban demasiado de aquel valioso espacio en disco.

Wingdings fue idea de la pareja de diseñadores Charles Bigelow y Kris Holmes, también responsables de la popular fuente Lucida. Los gestos, objetos, hongos y otros símbolos varios ofrecidos por Wingdings podían emplearse para decorar, animar o complementar documentos. En cuanto a la escritura de oraciones, fracasaba miserablemente.

Con Lucida, Charles y Kirs se pusieron a la vanguardia de las tipografías digitales. Pero para complementar su creación necesitaban caracteres especiales que encajaran con las letras, así que los diseñaron en 1990.

Allí estaban Lucida Icons, Lucida Arrows y Lucida Stars, las tres fuentes que después se convertirían en Wingdings, creadas con la intención de armonizar el texto en proporciones similares a las ofrecidas por Lucida.

 

Microsoft y Wingdings

Esta variedad hizo que la fuente, que fue adquirida por Microsoft en 1990, se volviera muy popular. La empresa de Bill Gate se hizo con los derechos de Lucida Icons, Lucida Arrows y Lucida Stars y las combinó en una sola fuente a la que llamaron “Wingdings”, que venía incluida en una versión beta de ese mismo año. El espacio de almacenamiento limitaba la cantidad de caracteres que podía incluir la compañía – que estaba dispuesta a incluir tantas fuentes como le fuera posible en el floppy de lanzamiento. Pese a estas limitaciones, iniciaba un fenómeno cultural.

bill gates 1990

Microsoft ideó el nombre de “Wingdings” como una combinación entre un término antiguo utilizado en la impresión, “dingbat”, y “Windows”. Este nuevo nombre “sugería salvajismo y emoción”, dijo Bigelow, como un wingding real. Desde el inicio, Wingdings resultó un éxito, mucho de lo cual se debió a su inclusión en el ecosistema de Microsoft.

 

La fuente incomprendida.

Como suele suceder en nuestros días, en aquella época ocasionalmente Wingdings era incomprendida. Pese a que su intención era funcionar aparte, para agregar de forma individual un toque de creatividad, algunos usuarios la interpretaron como una fuente poco usual para redactar palabras y oraciones. Esto acarreo ciertos imprevistos.

Wingdings NYCt

“Wingdings desató más furor de lo que Microsoft esperaba”, dice Bigelow. “Aparecieron algunas teorías de la conspiración señalando a Wingdings como un contenedor de mensajes subliminales”. La más famosa de estas teorías es la que afirma que Wingdings viene cargada de mensajes antisemitas contra la ciudad de Nueva York (cuando se escribe “NYC” aparece un símbolo de una calavera, la estrella de David y un pulgar arriba). Por supuesto, Bigelow asegura que tales “mensajes ocultos” no son más que coincidencias en el proceso de conversión de la fuente – Microsoft jamás consideró que los usuarios leerían el cajón de caracteres como un código de letras reales.

Irónicamente, estas teorías de la conspiración en extremo viciadas demostraron el terrible éxito que había alcanzado Wingdings. Wingdings impactó en la cultura a largo plazo. Partiendo de aquí, fue adaptada con iconos e imágenes adicionales, mutó en otras fuentes como la Webdings (en la que colaboró el diseñador de la Comic Sans, Vincent Connare) y dio origen a otras tantas cosas.

 

¿Qué la inspiró?

“Nos vimos inspirados tanto por imágenes históricas como modernas”, asegura Bigelow. La Lucida Icons abarcó muchas épocas. “Los dedos apuntando y las manos nos remontaron a los manuscritos medievales y, antes de esto, a los antiguos gestos romanos. Los aviones fueron una invención del siglo XX; y de la misma forma los teclados, las computadoras, los mouses y las impresoras que se incluían en la fuente Lucida Icons, formaban parte de la vida en la oficina en 1990, cuando se dibujaron las imágenes”.

Los caracteres favoritos de Charles Bigelow en Wingdings son los elementos florales que estuvieron parcialmente inspirados en las plantas que tenía Holmes en su jardín el verano en que diseñaron las fuentes. Otros estuvieron inspirados en las impresiones renacentistas, rosas inglesas y otro tipo de follaje.

 

¿Y entonces, qué es un dingbat?

Cuando se utilizaban prensas de impresión, los impresores requerían de un patrón prefabricado a la hora de adornar los textos. Cada figura o letra tenía que tallarse a mano y presentarse antes de que pudiera ir a impresión, por lo que resultaba muy laborioso fabricar una nueva plantilla para cada dibujo o figura.

Aquí entran los dingbats. Eran unas piezas diminutas en una variedad de formas reutilizables que podían encajarse en el texto y utilizar como adorno en el libro.

 

Desde la antigüedad.

La historia de los caracteres en las fuentes se remonta a mucho antes de los dingbat. Bigelow, quien enseñó, entre otros cursos, Concepts of Text, en la Universidad de Stanford, dice que esto va mucho más allá en el pasado. Después de todo, señala, es posible rastrear la letra “A” en la imagen de una cabeza de buey de 3,500 años de antigüedad. Ese viejo uso de las imágenes se ha extendido hasta nuestra era.

Wingdings font

“Los emojis son como los dingbats en el sentido de que representan símbolos tipográficos”, dice Bigelow. “Pero también remontan a un antiguo concepto de escritura pictográfica a partir de la cual evolucionaron los caracteres chinos y kanji”. La escritura china y japonesa proviene de las imágenes y, como sucede hoy con los emojis, son formas de expresar nuestras ideas y a nosotros mismos.

El futuro de fuentes como Wingdings, que ocupa un espacio entre las imágenes y el texto, es imposible de predecir. Con información de Vox

 

Historia

Artículos Relacionados

  • El Fisgoson Metichon Sep 2, 2015

    Que buen creepy pasta

  • Chavo Loco Sep 3, 2015

    La fuente favorita utilizada por los auditores. Pobre godínez sin vida.

  • Polo Sep 3, 2015

    Primera vez que dejo de leer a medio post,que cosa tan mas aburrida.

Formulario de comentarios

Send this to friend