Por qué no debes comer antes de dormir

La ajetreada rutina de la sociedad moderna, a veces provoca que muchos terminemos consumiendo una cena bastante decente a altas horas de la noche, poco tiempo antes de irnos a dormir. Pero según investigaciones recientes, esto representa un gran problema.

tacos deliciosos noche

Por ejemplo, investigadores internacionales (de la Universidad de Murcia (España) y de las Universidades Tufts y Harvard (Estados Unidos)) realizaron un estudio en 2013 con 420 personas que presentaban sobrepeso u obesidad y constataron que aquellos individuos que comían tarde (después de las 15:00) perdían significativamente menos peso y les tomaba más tiempo perderlo que aquellos que lo hacían temprano (ingerían su comida principal antes de las 15:00).

Otro estudio de 2015 realizado por personal de la Universidad de Osaka, en Japón, sobre los hábitos alimenticios de 350 personas encontró que cenar tres horas antes de acostarse se asocia con un riesgo elevado de desarrollar síntomas de reflujo ácido, un padecimiento común que provoca acidez estomacal, indigestión, tos, ronquidos, asma y, en casos más serios, cáncer. Los resultados se mantuvieron estables incluso después que los científicos ponderaran factores como el tabaquismo, el IMC y otros que podían influir en la condición.

 

Comer y dormir.

No faltan los especialistas que han hecho eco de estos hallazgos en las investigaciones recientes. El año pasado, el médico Jamie A. Koufman escribió una columna de opinión para The New York Times en la que describe la forma en que una comida nocturna – especialmente cuando involucra alimentos pesados con poca a ninguna actividad – puede afectar los sistemas de los que nuestro cuerpo depende para procesar alimentos.

panza llena

Según el médico, una adecuada digestión es fundamental para absorber nutrientes de los alimentos que ingerimos y para descartar lo que no necesitamos. Pero nuestro organismo no está diseñado para consumir una gran porción de comida y después recostarse sobre el sofá.

Mantenernos sentados y erectos ayuda con la digestión, permite que la gravedad haga su trabajo al llevar el contenido de nuestro estomago hacia abajo. Como el estómago requiere de aproximadamente tres horas para vaciarse, es un buen hábito esperar por lo menos este lapso antes de acostarnos a dormir, no de hacerlo nos volvemos más propensos a padecer indigestión y acidez estomacal.

Además, esperar varias horas entre comidas puede provocarte mucha hambre a la hora de la cena. Esto, a su vez, puede hacer que comas muy rápido. Como a tu cerebro le toma aproximadamente 20 minutos para decidir que el estómago está lleno, probablemente termines comiendo de más antes de siquiera saber que ya estás satisfecho. Así, estas comidas tardías pueden colaborar en el aumento de peso.

 

Una breve reseña de la cena.

Entonces, ahora que sabes que no debes comer demasiado en la noche, para evitar problemas como reflujo y aumento de peso, la mejor opción es comer una buena porción antes de las 15:00. Pero, ¿cómo llegamos al punto de alimentarnos tan tarde? Es un asunto meramente histórico y cultural.

glotones star wars

Durante siglos, nuestros antepasados solían ingerir una gran comida, generalmente al medio día. Por ejemplo, los romanos comían una sola vez alrededor del mediodía. En la América de la colonia, la comida principal también se servía al medio día. Los europeos son otro caso de cultura que ingería sus alimentos casi exclusivamente a mitad del día, cuando la luz natural ofrecía las condiciones propicias para cocinar, con excepción de los agricultores y trabajadores que se despertaban temprano y regularmente consumían las sobras de la comida del día anterior.

Occidente debe el desayuno a las largas jornadas de trabajo que llegaron con la Revolución Industrial. Los trabajadores requerían de una comida temprano para reponer energía y cumplir con su rutina diaria. Y como no podían ir a casa a mitad del día, acostumbraron a hacer comidas en cantinas y puestos ambulantes que empezaron a florecer cerca de las fábricas. Probablemente esto después dio origen al almuerzo.

Cuando la Revolución Industrial llegó a su fin, el trabajo pesado fue sustituido por labores de oficina, donde floreció la clase media y la comida en casa se convirtió en un marcador de estatus social. El problema vino cuando las personas empezaron a comer cada vez más porquerías, a horas cada vez más tardías, y desde entonces nuestra salud sufre por ello.

 

 

Cultura General

Artículos Relacionados

  • Jazzy Kuechly Mar 11, 2016

    Lic en Nutricion Hery, q nos recomiendas cenar entonces, si llego con un chingo de hambre a casa en la noche!?

    Saluditos!

    • Hery Emmanuel Mar 11, 2016

      Como dice Fabian algo ligero. El detalle está en atiborrarse antes de las 3 de la tarde para que el hambre no pegue tan fuerte en la noche.

  • lol Mar 11, 2016

    pff….. y si, yo por ejemplo 2 o 3 dias ala semana salgo del trabajo alas 9 de la noche muerto de hambre y despues de una cena generosa voy y me acuesto a dormir, hoy amis 28 años sufro de de reflujo y acidez constantemente, aunque no de sobrepeso.

  • Fabian Mar 11, 2016

    Jazzy Kuechly, te recomendaría una gelatina, una quesadilla de queso panela y te, verde o de menta, y si el hambre persiste, la mitad de un bisquet con mantequilla, te lo digo por que me ha funcionado de maravilla, he perdido bastante peso, sin mucho esfuerzo
    Suerte
    Hery, la última frase me mató, te luciste.
    Gracias

  • kabutomar Mar 15, 2016

    Oh, vaya que interesante. Intentaré aplicarlo en casa pues yo estoy acostumbrado a comer demasiado tarde tipo 10pm o muchas veces 11pm, porque mi esposa llega a esa hora. Creo que deberé embutirle comida en su almuerzo hahahah. Gracias Hery la info.

  • Jaocagomez Mar 15, 2016

    Fail, yo tambien me aviento a veces mi hotdog a las 9, 10 de la noche y a dormir!

  • Chavo Loco Oct 2, 2016

    Me agradan antes de dormir unos chorizos, salchichas, pepinos, platanos y no porque sea g a y

Formulario de comentarios

Send this to friend