¿Por qué los perros ven al dueño cuando hacen popó?

Si tienes un perro, seguramente has pasado por esa situación, digamos, incómoda: tener que enfrentarte al animal que te observa fijamente mientras atiende el llamado de la naturaleza. Aclaremos que no todos los perros suelen hacerlo, pero sí hay un número suficiente como para que los expertos en comportamiento animal se sientan intrigados y estudien el fenómeno a fondo.

perro defecando

En un artículo publicado en Hormones and Behavior, una publicación de índole científico, se señala que una de las posibles causas para este comportamiento es que tu mascota cree que tú eres su madre. Los investigadores llegaron a esta conclusión cuando midieron las respuestas psicológicas del animal durante ese momento de intimidad compartida. Los datos obtenidos se corresponden con aquellos que resultan de la interacción entre madres y cachorros. La medico veterinaria Sonja Olson cree que hasta podría tratarse de un intento de comunicación: “su perro podría estar solicitando privacidad. Todo de pende de la raza, de la relación con el animal y de otros factores”, explicó la dama.

Otro posible motivo de esta mirada fija corresponde a algo mucho menos sentimental: Madeline Friedman, especialista en comportamiento animal, cree que el perro está, de hecho, esperando una recompensa por haber hecho sus necesidades fuera de casa, en lugar de dejar ese montón de excremento humeante justo en la entrada. La adiestradora le dijo a The Dodo que “probablemente, el perro recuerda cuando se le entrenó (para hacer sus necesidades fuera de casa) e intenta reforzar la costumbre de que está haciendo todo como se debe”.

Esto puede causar otro tipo de respuesta (y otra explicación para el intenso intercambio de miradas): en realidad, el perro podría estar pidiendo tu aprobación en relación al sitio elegido para descargarse. Como muchos perros son entrenados para defecar en sitios específicos, es común que sientan inseguridad cuando están en un ambiente nuevo. Nada más justo que pedir un poco de apoyo moral.

perro defecando ciervo mirando

Aunque también tenemos una posible causa evolutiva. “La posición que los perros adquieren cuando van a defecar los deja bastante vulnerables”, explicó Friedman. “La sensación de estar indefensos es una reminiscencia de sus ancestros, los lobos, que aún tienen que defenderse en la naturaleza. Creo que los perros necesitan la certeza de que están protegidos cuando están en esa posición”, finaliza la especialista.

En resumen, nadie sabe con certeza por qué los perros intercambian miradas cuando hacen popó, la ciencia dice que es una forma de comunicar afecto, mientras que los expertos en comportamiento animal tienen un montón de teorías. Una cosa es cierta: ese momento jamás dejará de ser incómodo.

Hacer comentario

11 Reacciones