¿Por qué los perros entierran los huesos?

Por herencia genética. Sus ancestros, los lobos, enterraban los restos de las presas para sobrevivir cuando la comida era escasa.

perro

Actualmente, aunque el hábito no beneficie en nada a los perros domésticos que por lo general tienen un suministro constante de comida preparada, resulta complicado que desaparezca. Se requiere de mucho tiempo para que el comportamiento se modifique, pues son los genes los encargados de transmitir información que se convierte en un comportamiento natural para los descendientes.

Además de enterrar huesos, los perros también dan vueltas y “escarban” los lugares antes de echarse, de la misma forma que los lobos lo hacían para revisar el suelo previniendo que algo pudiera lastimarlos. Se trata de otro hábito heredado que perdió funcionalidad para los perros domésticos, aunque sigue siendo de utilidad para los perros extraviados y sobre todo para los callejeros.

Lamer la cara de su dueño también puede ser asunto de herencia genética. Los cachorros lamen la boca de la madre para solicitar comida; es por eso que, durante los primeros meses de vida, reciben el alimento regurgitado. Los canes también lamen la boca del líder de la manada para mostrar sumisión – en este caso, el dueño sería tratado como dominante por su mascota.

Hacer comentario

11 Reacciones