El poder del sol invisible – Los Hijos de la Guerra

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (11)

The Power of the Invisible Sun (El Poder del Sol Invisible, en traducción libre) es una obra filantrópica realizada por el fotógrafo Bobby Sager, que consiste en un libro de imágenes basada en imágenes de las zonas del mundo más devastadas por la guerra como Afganistán, Ruanda, Pakistán, Palestina, Sri Lanka, Kenia o Zimbabwe, retratando a los niños que viven y lidian los conflictos. Su meta es inspirar el activismo social a través de encuentros con los niños que se muestran en las imágenes.

Como parte de este proyecto, provino la iniciativa de usar las ganancias de la venta de la obra en un proyecto solidario que trata de mejorar la vida de los niños en los lugares más difíciles del mundo, cosas tan simples como suministrar balones de fútbol indestructibles. Bobby Sager cree que “la esperanza es la cosa más importante que la gente necesita para seguir adelante. Un pequeño rayo de esperanza puede encender la capacidad del espíritu humano para superar el poder del sol invisible.

Sting, amigo de Bobby Sager, es uno de los socios más activos que apoyan este proyecto, que tiene como objetivo captar cada vez más voluntarios y medios de comunicación. De hecho, el El poder del sol invisible rinde homenaje a su canción “Invisible Sun”. Sting también escribió el prólogo para el libro, mismo del que publicamos algunas de sus fotos en este post.

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (1)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (2)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (3)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (4)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (5)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (6)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (7)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (8)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (9)

The Power of the Invisible Sun Bobby Sager (10)

La guerra es un caos. La guerra es el infierno. No es un lugar para los niños, pero terminan convirtiéndose en sus principales víctimas. Durante la Segunda Guerra Mundial -y otras- los niños, por desgracia, no sólo presenciaron todos sus horrores, también participaron en forma directa, a menudo forzados a salir de la casa destruida con sus padres muertos y obligados a pasear entre los escombros y las bombas. Se suele decir que la guerra no tiene rostro, pero en estas fotos podemos presenciar como es que dejo un huella imborrable en los rostros de muchos jóvenes.

Sitio Web.

Arte, Videos

Artículos Relacionados

  • alexpiporrito Feb 26, 2013

    excelentes imagenes me recuerda a la edicion del libro flash! the associated press covers the wolrd
    deverian de hacer una edicion de estos tiempos! te felicito por el post!

Formulario de comentarios

Send this to friend