Peter Ham y la trágica historia de Badfinger

Los juicios sobre los méritos en relación a la música casi siempre son temas meramente emocionales, aunque se caiga en gastos excesivos de razón, argumentos y también en un montón de papel y tinta (o teclado) para afirmar que determinado artista, género, canción, etc. es mejor que otros. Pero quizá ningún otro género musical en la historia haya sido tan duramente criticado como el rock ‘n’ roll.

badfinger publicacion portada

Al rock ‘n’ roll le llamaron música del diablo y durante algún tiempo la estereotiparon como la música de los delincuentes juveniles. Cuando Elvis Presley apareció en escena, la conservadora sociedad de la época lo tenía como una escoria humana o, mucho peor, como el mismo Demonio bailando entre cámaras de televisión en un intento por seducir a los jóvenes y robarles el alma. Perseguido con tenacidad en América, el rock explotó como una bomba nuclear del otro lado del charco. Con los paradigmas y prejuicios olvidados, hoy todos parecen estar de acuerdo en algo: el rock ya no asusta a nadie. Sin embargo, algunos dicen que una terrible maldición acompaña a este género: la maldición de los 27 años.

Han sido varias las estrellas del rock que partieron al más allá a los 27 años. Suicidios, sobredosis, accidentes… curiosamente grandes nombres del género murieron a esa edad. El primero en la lista fue Robert Johnson, después le siguió Jesse Belvin, Brian Jones (de los Rolling Stones), Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison (de The Doors), Kurt Cobain (Nirvana), etc. La última personalidad sobre la que cayó la maldición fue Amy Winehouse, que también murió a los 27 años.

Este mes, el próximo 24 de abril, se estarán cumpliendo 41 años de la muerte de uno de los “miembros” del infame Club 27. Quizá sea uno de los menos conocidos, y estoy casi totalmente seguro que, después de cuatro décadas, está completamente olvidado. Sin embargo, su legado se sobrepuso a la barrera del tiempo, y es indudable que al leer estas líneas no podrás evitar exclamar: “¡Qué! ¿De verdad esa canción es de él?”.

 

Lo llamaban Peter William Ham.

En el año de 1968, una banda llamada The Iveys envió algunos demos de sus canciones al recién inaugurado sello discográfico de The Beatles, Apple Records. El guitarrista de The Beatles, George Harrison, escuchó el material y se le puso la piel de gallina. Incluso resultó sencillo ganarse la confianza y aprobación de los Fab Four, pues no solo tenían una excelente música sino que la banda, en todo, era una reminiscencia de The Beatles algunos años antes. Les dieron un contrato, y la oportunidad de hacer historia con el apadrinamiento de Paul McCartney y George Harrison era prácticamente un hecho, incluso hubo quienes los apuntaron como los nuevos Beatles. Pero por asuntos del destino, la banda no alcanzaría el cenit del éxito, sino todo lo contrario, terminaría sus días en la oscuridad y con dos de sus integrantes muertos.

banda

En la fotografía aparecen los integrantes de The Iveys al lado de George Harrison en Apple Records.

Las dos figuras principales de The Iveys eran:

 

Peter William Ham – nació en 1947 en Swansea, Gales.

peter ham

Peter Ham integró su primera banda en 1961, la llamó The Panthers. El grupo serviría como incubadora para The Iveys, que se constituyó cuatro años después, en 1965. En dos de sus presentaciones, la banda llamó la atención de Ray Davies, de The Kinks, que le produjo algunos compactos. Peter Ham es considerado un pionero del género power pop.

 

Tom Evans Jr – nació en 1947 en Liverpool, Inglaterra.

tom evans

En 1967, Peter Ham y su banda The Iveys se dirigieron hasta Liverpool con el objetivo de encontrar un sustituto para el entonces guitarrista Dave Jenkins. Ahí descubrió a Tom Evans, que era vocalista de la banda The Calderstones, y le hizo la invitación para que hiciera una prueba ante la banda. Tom Evans se unió a The Iveys en agosto de 1967 como bajista. El primer éxito de The Iveys, Maybe Tomorrow, había sido escrito por Tom Evans con dedicación a su novia, Leslie Sandton.

The Iveys también contaba con Mike Gibbins en la batería y Joey Molland en la guitarra. Bajo el tutelaje de The Beatles en 1969 grabaron el álbum Maybe Tomorrow, en el que se destacaba el sencillo del mismo nombre, un éxito por toda Europa, con excepción de Inglaterra. Al año siguiente, colaboraron en la banda sonora de The Magic Christian, una película con Peter Sellers y Ringo Starr. Después de este trabajo, los chicos cambiaron el nombre de la banda a Badfinger y un torrente de hits demostró lo que todos sospechaban: eran muy buenos. Todavía en 1970, lanzaron un clásico absoluto de la música contemporánea. En el álbum No Dice venía una canción titulada Without You. Sin embargo, esta melodía haría historia con la voz de otro cantante.

Un intérprete estadounidense llamado Harry Nilsson, cierta vez acudió a una fiesta y escuchó Without You. “Muy buena esa canción de The Beatles”, exclamó. Pero un amigo lo corrigió. “No, esa canción es de una banda llamada Badfinger”.

Harry Nilsson solicitó el permiso de Badfinger y la regrabó dos años más tarde, en 1972. Fue uno de los mayores éxitos de la historia, una canción que incluso hoy sigue sonando en las radios y que estremece a la más fría de las almas, regrabada por incontables artistas en diversos idiomas. Fue una interpretación esplendorosa de un estadounidense para una letra no menos impactante escrita por los dos líderes de Badfinger, el vocalista Peter Ham y el bajista Tom Evans.

Las hermosas letras de Without You fueron idea de Peter Ham y Tom Evans y hacían referencia a acontecimientos reales de la vida de ambos compositores. Al principio, Peter Ham escribió la canción con el título If it’s Love; sin embargo, a Ham no le satisfacía la letra pues, desde su punto de vista, faltaba un coro con mayor densidad. La historia de la canción comienza una noche en que Peter Ham y su novia, Beverly Tucker, estaban a punto de salir a cenar a un restaurante. Tom Evans se aparece y dice: “se me ocurrió una idea para la canción”.

“Hoy en la noche no, le prometí a Bev que saldría con ella”, respondió Ham.

Y por algo que solo el destino puede explicar, la novia de Peter Ham le dijo: “tu boca está sonriendo, pero tus ojos están tristes. Ve al estudio, no te preocupes por mí”.

El coro que Peter Ham escribió aquella noche tenía los versos: Well I can’t forget tomorrow, when I think of all my sorrow, I had you there but then I let you go, and now it’s only fair that I should let you know… if it’s love…

Pero a Peter seguía sin satisfacerle el resultado y la letra se convirtió en un callejón sin salida, un problema que sería resulto por un evento acaecido con Tom Evans. En un viaje a la ciudad de Colonia, en Alemania, Tom Evans conoció a una mujer que se convertiría en su esposa, Marianne. Tiempo después, Marianne se mudó a Londres y durante una pelea dejó a Tom. El bajista de Badfinger fue a ahogar sus penas con Karen, una amiga de Marianne.

“Me dejo. La necesito de vuelta. No puedo vivir sin ella”, le dijo Evans a Karen.

El hombre regresó a Alemania para buscar a su amada y, durante el vuelo, escribió una canción llamada I Can’t Live.

El coro de la canción decía: I can’t live, if living is without you, I can’t live, I can’t give anymore.

Y así sucedió la fusión de ambas letras, de Peter Ham (If it’s love) y Tom Evans (I Can’t live), los versos de Ham eran más dulces y sentimentales y los de Evans más intensos, dramáticos y dolorosos. Ninguno creyó en el potencial de la canción y la dejaron en el último lugar del lado A del disco No Dice. Estaban terriblemente equivocados, la obra maestra creada por ellos y la voz de Nilsson atravesarían la frontera temporal y se convertirían en una de las canciones más significativas del género.

Tres años después de escribir los versos, el 18 de mayo de 1973, Tom Evans y Marianne se casaron. El siguiente video muestra la alegría de la pareja después de la boda. La canción de fondo es When I Say, escrita e interpretada por Tom Evans.

La vida siguió para Badfinger y llegaron los hits Come And Get It, escrita por Paul McCartney, y la gran No Matter What. Los integrantes de Badfinger eran tan excepcionales que John Lennon les solicitó que colaboraran con su antológico álbum Imagine, de 1971. Además colaboraron con George Harrison en sus proyectos The Concert For Bangla Desh y All The Things Must Pass. En 1972, lanzaron el álbum Straight Up, bajo la producción de Todd Rundgren, y tuvieron un hit bastante discreto (solo en los Estados Unidos) con Day After Day.

La mala fortuna de Badfinger empezó en 1971. Pese al éxito de la banda, Apple Records atravesaba serios problemas financieros y un último álbum, Ass, fue lanzado en 1973. Sin embargo, la falta de un contrato con Apple no asustaba a los jóvenes; ya eran bien conocidos y se habían hecho de una buena reputación, por lo que no les faltarían las invitaciones de las disqueras. Pero lo que no sabían era que Stan Polley, un hombre de negocios manipulador y sin escrúpulos que era manager de la banda, los estaba robando. Los muchachos solo pensaban en hacer rock, y creyeron que palabras como lealtad, paz y respeto no debían cuidarse.

badfinger

Badfinger

Los rumores de esa época señalaron a Stan Polley como un sujeto relacionado con la mafia. Para empeorar las cosas, algunos artistas de su cartera, como el intérprete Lou Christie, lo acusaban de negocios fraudulentos. Pero Polley tenía buena labia, de la misma forma que poder de persuasión. Logró hacerse con un contrato de tres millones de dólares con la Warner Bros., que garantizaba el lanzamiento de dos álbumes por año para la banda. A pesar de la apelación de Stan Poses (otro manager de Badfinger) para que no se firmara el contrato debido a sus sospechas sobre las intenciones reales del empresario, la banda siguió adelante.

“¡Son millonarios!”, les habría dicho Stan Polley a los integrantes de la banda.

Para Warner, Badfinger grabó los álbumes Badfinger (1973) y Wish You Were Here. Y mientras los muchachos grababan y trabajaban en la promoción de sus álbumes, Stan Polley robaba a la Warner y a ellos mismos, pero era algo totalmente desconocido por la banda. La puñalada trapera a Badfinger sucedió el 10 de diciembre de 1974, cuando la Warner Bros. inició un proceso legal contra Stan Polley y la banda ante el Supremo Tribunal de Justicia de Los Angeles. La demanda detuvo inmediatamente la promoción del álbum Wish You Were Here y toda la distribución internacional de discos y canciones de la banda, dando una zancadilla a la carrera de Badfinger. Y cuando un problema de este calibre aparece, otros vienen para empeorarlo. Sin dinero para mantenerse, los integrantes de la banda entraron en pánico y empezaron a pelear entre sí, empeorando aún más la situación.

La banda intentó salir adelante ya sin Stan Polley, contratando a otros agentes y empresarios de Londres, pero todos se rehusaron a representarlos debido a las acusaciones que pesaban sobre la banda por parte de la justicia estadounidense. Durante los primeros cuatro meses de 1975, Peter Ham intentó contactar al empresario ladrón sin éxito. Su comportamiento empezó a ser muy extraño, tenía una mirada pérdida y constantemente era visto por sus compañeros apagando cigarrillos sobre su propio cuerpo.

La noche del 23 de abril de 1975, Peter Ham recibió una llamada telefónica de la justicia estadounidenses diciéndole que todo el dinero se había esfumado. Llamó a Tom Evans y los dos se emborracharon en una pub. Evans lo llevó a casa a las 3:00 de la madrugada del día 24 de abril de 1975.

Peter William Ham fue encontrado muerto la mañana del día 24 de abril de 1975 con una cuerda en el cuello que colgó del estudio de su casa. Tenía 27 años. Su desesperación fue tanta, que ni siquiera el hecho de que su novia, Anne Herriot, estuviera embarazada de ocho meses, le impidió que cometiera suicidio. Su hija, Petera, nació un mes después. En su carta de despedida, Peter dice:

PeteHam_NoDice

“Anne, te amo. Blair, te amo. No me permitieron amar, y confiar en todo el mundo. Así está mejor. Pete.

Pd: Stan Polley es un bastardo sin alma. Lo llevaré conmigo”.

 

Con el suicidio de Peter Ham, Badfinger, una de las bandas más subestimadas de su época, desapareció. Mike Gibbins se unió a una banda llamada Flying Aces y participó como baterista de estudio de varios artistas, incluso con Bonnie Tyler en el súper éxito internacional It’s a Heartache. En 1978, Tom Evans y Joey Molland decidieron revivir a Badfinger, con Evans asumiendo el puesto de Peter Ham en la voz. Después de dos álbumes para Elektra, los dos compañeros se separaron y, apoyados por otras bandas, pasaron a hacer giras por los Estados Unidos con el nombre de Badfinger, lo que provocó un gran conflicto personal, profesional y legal entre los dos.

El 18 de noviembre de 1983, Tom Evans y Joey Molland discutieron airosamente por teléfono. Durante la discusión, desenterraron episodios del pasado, así como reclamaciones de Molland sobre los derechos de la canción Without You, derechos con los que pretendía quedarse. A la mañana siguiente, el 19 de noviembre de 1983, Tom Evans fue encontrado muerto, colgado de un árbol en el jardín de su casa en Richmond, Inglaterra. De la misma forma que su amigo Peter Ham, muerto ocho años antes, él también se colgó. Hasta ahí llegaba el final de la historia de esta dupla que compuso uno de los mayores éxitos en la historia de la música y que, juntos, formaron parte de una de las bandas más prometedoras del rock. Tom Evans no dejó ninguna nota de despedida. Se especula que su suicidio fue una reacción a los procesos que todavía sufría de la época de Warner y a la discusión que tuvo con Joey Molland.

TomEvans

En un documental titulado Without You de la BBC, transmitido en 2002, Marianne Evans, viuda de Tom, dijo: “Tom me dijo: ‘quiero estar donde está Pete. Es un mejor lugar que aquí’…

Los motivos que llevaron a Peter Ham y a Tom Evans al suicidio muestran lo cruel y despiadada que puede llegar a ser la industria musical. Lo único que quedó fueron grabaciones brillantes y una enorme decepción. Stan Polley siguió delinquiendo. En 1991 fue condenado a cinco años de libertad condicional por lavado de dinero y por malversación de fondos. Falleció en 2009, a los 87 años.

Peter Ham sigue en el olvido. En la época de su muerte la prensa ignoró la tragedia y fue velado apenas por sus familiares más cercanos en una sala de un crematorio en su ciudad natal. Si nunca has escuchado la versión original de Without You, aquí está, y recuerda quiénes son los responsables de esta maravillosa canción.

Especiales

Artículos Relacionados

  • Charly Abr 7, 2016

    Viví engañado pensando que era de otro autor esa canción….

  • Rivel Abr 7, 2016

    Qué buena publicación

  • El joven panocho Abr 7, 2016

    Muy interesante…

  • Cazador Abr 7, 2016

    Wow!!!! Increible historia!!!

  • Jesus Abr 7, 2016

    No soy de comentar mucho en las paginas pero esta historia estuvo muy buena.. Sigue asi Hery.. grandes publicaciones

  • VCP Abr 7, 2016

    Don Henry, en un principio estuve a punto de abandonar la publicación porque estaba más triste que adolescente enamorada llorando sobre flores regaladas por el novio recién embarcado a luchar en la guerra… pero mejoró mejoró.

    • VCP Abr 7, 2016

      y los videos…!!! derraman miel sobre el altar de la ensoñación…!!!

    • Jorge Abr 7, 2016

      Tome su LIKE

      Eso si es como para tirarse a al trizteza

  • ivanmac Abr 7, 2016

    Hey Hery a que hora las grabaciones de papa?

  • maquinangel Abr 7, 2016

    Muy buen post Hery, tambien pensaba que era de Harry Nilson, pero mira que sorpresa.

  • Per Luigi Abr 7, 2016

    Tengo la original con Badfinger. Y sí, muy poco valorado el grupo, tiene muchas canciones excelentes.

  • yanimeacuerdo Abr 8, 2016

    exelente post, nunca crei que la cancion era de ellos, y hasta ahora lo se, gracias

  • EverCpp Abr 8, 2016

    Excelente post, muy buena información que desconocía totalmente

  • Goocc Abr 8, 2016

    My baby blue..

  • Ele Abr 8, 2016

    Buen articulo, no sabia nada de este grupo y si prometía a ser mas con el tiempo, lastima.

  • el chico sin avatar Abr 9, 2016

    “que se constituyó cuatro años después, en 1965. En dos de sus presentaciones, la banda llamó la atención de Ray Davies, de The Kinks, que le produjo algunos compactos”……………..
    err…tio hery creo que en esa epoca no habia compactos…..o eran discos de 45 revoluciones?

  • :) Abr 9, 2016

    Deberías publicar la historia de Syd Barrett

  • kabutomar Abr 12, 2016

    apoyados por The Beatles. Se ve que fueron muy prometedores, que pena. Todo por la ambición de un maldito desgraciado.

  • Quetza Abr 12, 2016

    Recuerdan la canción del final de Breaking Bad? Bueno, pues también es de Badfinger “Baby blue”.

  • Sergio Tasarro Abr 13, 2016

    Gracias!, llevo toda la mañana escuchando a Badfinger, los descubrí gracias a marcianosmx.com y los amé 🙂 saludos!

  • Hadad Abr 29, 2016

    No los conocía, buena historia, voy a bajarme un par de discos ….

Formulario de comentarios

Send this to friend