Música y aprendizaje

musica y aprendizaje titulo

La música nos impacta en diferentes formas. Puede evocar emociones, despertarnos el animo y hasta ayudarnos en el aprendizaje y la memoria. Esta interesante infografía nos abre un amplio panorama sobre ese mito común entre estudiantes de que la música ayuda mucho en época de exámenes.

infografia

infografia – click para ampliar.

1. La música y el cerebro.

Tocar y escuchar música activa varias partes del cerebro, entre ellas.

  • El cuerpo calloso: conecta ambos lados del cerebro.
  • La corteza sensorial: controla la retroalimentación táctil mientras se toca un instrumento o se está bailando.
  • La corteza auditiva: escucha el sonido; percibe y analiza los tonos.
  • La corteza motora: participa en el movimiento mientras bailamos o escuchamos un instrumento.
  • La corteza prefrontal: controla el comportamiento, las expresiones y la toma de decisiones.
  • Hipocampo: involucrado en los recuerdo musicales, experiencias y contexto.
  • La corteza visual: involucrada en la lectura de música o viendo los movimientos propios del baile.
  • Cerebelo: involucrado en el movimiento mientras se baila o tocan instrumentos, así como en las reacciones emocionales.
  • Núcleo accumbens y la amígdala: Involucradas en la reacción emocional a la música.

2. Formas en que la música mejora el aprendizaje.

Estudios han demostrado que la música puede tener un impacto positivo en el aprendizaje y la memoria de formas distintas.

  • Escuchar música ayuda a recordar.
  • Escuchando música estimulamos el hipocampo, que administra el almacenamiento de memoria a largo plazo.
  • Escuchar un sonido particular puede ayudar a traer recuerdos que se memorizaron mientras se escuchaba el sonido.
  • Consecuentemente, la habilidad de recordar es mejor cuando se escucha la misma música durante el aprendizaje o el estudio y en la aplicación de exámenes.

Escuchar música incrementa la productividad.

  • Aunque las investigaciones no son concluyentes, algunos estudios sugieren que la música rápida puede hacer trabajar al cerebro más rápido.
  • De forma similar, otros sugieren que escuchar música mejora el humor mientras se hace algo aburrido, lo que podría ayudar a luchar contra la fatiga. Esto ocurre porqué escuchar música dispara descargas de dopamina.

Tocar música incrementa la memoria y las habilidades lingüísticas.

  • Los músicos tienen más materia gris en la corteza auditiva, el área del cerebro relacionada con el procesamiento del sonido.
  • Tocar un instrumento musical cambia la anatomía y función del cerebro creando nuevos enlaces neuronales, nuevas conexiones que nuestro cerebro usa para recuperar información.
  • Tocar un instrumento permite mejorar la evaluación, relevancia y previsibilidad de información de un sonido auditivo. Entonces, cuando llevamos a cabo otras tareas auditivas, como escuchar un discurso o aprender un nuevo lenguaje, los músicos generalmente recuerdan más que los no-músicos.
  • Aprender y tocar música es una pesada carga para la memoria; sin embargo, esto puede ayudar a expandir la capacidad de la memoria funcional.
  • La capacitación musical mejor la forma en que el cerebro distingue entre rápidos cambios de sonidos en la palabra hablada.

3. La mejor música para aprender.

  • Clásica: la música clásica activa el lado izquierdo y derecho del cerebro, lo que incrementa la capacidad de aprendizaje y la retención de información.
  • Jazz: el jazz no es visto como una alternativa a la música clásica, pero un estudio reveló que los estudiantes fueron más productivos cuando escucharon jazz.
  • Música sin repetición: estudios han demostrado que tres o cuatro repeticiones rítmicas pueden causar que la mente se cierre o provocar un estado de subconsciencia pensante.
Infografía

Artículos Relacionados

  • K Jun 5, 2013

    Qué interesante, de casualidad contaras con fuentes que refuercen este tema?

Formulario de comentarios

Send this to friend