Los sacerdotes vudú en Haití rechazan los entierros en masa

Joseph Guyler Delva

Port-Au-Prince (Reuters) – Los sacerdotes del vudú en Haití se oponen a los entierros en masa  como una forma inadecuada de manejar las decenas de miles de muertos causados por el terremoto – y han llevado su queja al Presidente René Preval.

Lanzar a los muertos en fosas comunes hechas a toda prisa, sin ceremonias, se considera una profanación en un país donde muchos creen en los zombis – cadáveres vueltos a la vida por las fuerzas sobrenaturales que pueden perseguir a los vivos.

Funcionarios haitianos dicen que  al menos 50.000 cuerpos han sido arrojados a fosas comunes fuera de la capital destrozada, Port-au-Prince, en lo que consideran la forma más eficaz para manejar los cuerpos en descomposición.

“No está en nuestra cultura enterrar a las personas de tal manera”, dijo el líder principal del vudú de Haití, Max Beauvoir, en una reunión con Preval.

La radio local emite mensajes a los haitianos para que pongan en la calle los cadáveres recuperados de entre los escombros de edificios derrumbados, para ser recogidos por los camiones de la basura.

“Las condiciones en que los cuerpos están siendo enterrados no está respetando la dignidad de estas personas”, dijo Beauvoir, que fue educado en el City College de Nueva York y la Sorbona de París, en la reunión con Preval este fin de semana.

Se cree que más de la mitad de los 9 millones de habitantes de Haití practican el vudú, una religión con raíces en África. Alrededor del 80 por ciento también son católicos y la mayoría de los haitianos no ven ningún conflicto entre los dos.

Cinco días después del terremoto, decenas de cadáveres sin tocar, ahora hinchados y hediondos, permanecen en las calles. Funcionarios de la Cruz Roja han dicho reiteradamente que nadie debe temer a enfermedades por los cadáveres tras el terremoto que se cree mató a más de 200.000 personas.

“Yo no entiendo por qué todo el mundo está preocupado por el riesgo de enfermedad”, dijo a Reuters la presidenta de la Cruz Roja de Haití, Michaelle Amedee Gedeon. ¿Tenemos cólera en Haití? No. ¿Tenemos plagas en Haití? No. Roedores, el agua no se contaminará. El único efecto malo de los cadáveres es el olor”.

El domingo, más cadáveres aparecieron durante la noche, con los locales diciendo que eran ladrones quemados y baleados por las turbas de linchamiento, las pandillas y la policía. Se dijo que unas 20 personas fueron asesinadas de esa manera.

Fuente: http://www.reuters.com/article/idUSTRE60G2DF20100117

Noticias

Artículos Relacionados

Formulario de comentarios

Send this to friend